Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales se reinventan, con 27 camas de UCI más, y los sanitarios se ven “al límite”

Asturias llega entre hoy y mañana a los 1.000 enfermos ingresados, entre infectados y sospechosos, cifra que duplica la del peor momento de la primera ola pandémica

Aspecto parcial de la nueva UCI montada en el espacio que ocupaba el gimnasio de Rehabilitación del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que hoy entrará en servicio.

Aspecto parcial de la nueva UCI montada en el espacio que ocupaba el gimnasio de Rehabilitación del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que hoy entrará en servicio.

La batalla frente al coronavirus ya se disputa a tumba abierta en Asturias.Los hospitales se reinventan cada día un poco más para crear los espacios que demanda un número creciente de enfermos, en particular los pacientes críticos, cuyo número aumenta sin cesar. Y, en paralelo, los profesionales de la

La red hospitalaria de Asturias llegará entre hoy y mañana a los 1.000 enfermos ingresados, entre infectados y sospechosos. Esta cifra duplica ya la de los peores momentos de la primera ola pandémica, a finales de marzo y principios de abril de este año. La cifra de pacientes en cuidados intensivos (UCI) pasó durante el fin de semana de 111 a 129, y sigue aumentando.

“La situación es muy preocupante. El aluvión de ingresos se mantiene día tras día y está poniendo al sistema y a los profesionales al límite de su capacidad”

decoration

“La situación es muy preocupante. El aluvión de ingresos se mantiene día tras día y está poniendo al sistema y a los profesionales al límite de su capacidad”, explicó ayer a LA NUEVA ESPAÑA un especialista de la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

El complejo sanitario de Oviedo está transformándose a marchas forzadas para dar respuesta a una demanda inimaginable hace solo unas semanas. Es el hospital de la región más grande y con mayores posibilidades de crecer. Después de un fin de semana de trabajo intenso, el servicio de Ingeniería y Mantenimiento ha puesto a punto 19 camas de UCI en el antiguo gimnasio de Rehabilitación. Estas camas empezarán a usarse seguramente hoy. Y entrarán en servicio después de que también se haya llenado otra UCI de 25 camas que había sido instalada en un vestuario de la zona de docencia. “Podemos estar orgullosos de nuestros compañeros ingenieros; el resultado de su trabajo es impecable”, indicó ayer una de las anestesistas que ya colabora codo con codo con sus colegas de medicina intensiva en la atención a enfermos críticos.

“Estamos trabajando para anticiparnos y poder disponer en todo momento de unidades de críticos tanto para enfermos de covid como de otras patologías”, destacó el gerente del HUCA, Luis Hevia.

“Estamos trabajando para anticiparnos y poder disponer en todo momento de unidades de críticos tanto para enfermos de covid como de otras patologías”

decoration

También el Hospital de Cabueñes, de Gijón, está buscando nuevos espacios en la medida de las menguadas opciones que ofrece el edificio. Hoy abrirá ocho camas de UCI en lo que era la unidad de cirugía sin ingreso. Asimismo, intentará dotar de recursos materiales y personal otras doce camas de críticos en el mismo espacio.

Todos los centros sanitarios de Asturias están tratando de amortiguar como pueden la escasez de profesionales. Falta, sobre todo, enfermeras, pero no solo. “Esto va en serio. Rendirse no es una opción. Cuando decidí estudiar Medicina opté por una profesión de servicio a las personas y esta es la ocasión”, enfatizó un cirujano de Cabueñes que se ha presentado como voluntario para trabajar en el hospital de campaña de la Feria de Muestras de Gijón, y que el jueves comenzará a ejercitarse en una especialidad muy distinta a la suya.

En medio de esta complicada coyuntura, el presidente del Principado, Adrián Barbón, defendió ayer que su Gobierno sí hizo los deberes en estos meses pasados y sí preparó al sistema sanitario público para lo que podía venir. “Al principio de la primera ola teníamos 93 plazas de UCI. Hoy podemos llegar a 248”, destacó Barbón, quien aportó más cifras, entre ellas las relativas a la adquisición de 142 respiradores, tanto invasivos como no invasivos, por valor de 2,5 millones de euros, y la incorporación de otros 143 respiradores recibidos por donación. “Hay más de 1.700 personas trabajando a mayores en el Servicio de Salud del Principado (Sespa), con respecto a las mismas fechas del año anterior”, señaló el presidente regional.

Evolución del número de ingresados por covid en hospitales asturianos.

Por otra parte, diversos colectivos en defensa de los servicios públicos han convocado para mañana, a las 19.00 horas, sendas concentraciones frente al centro de salud de Puerta la Villa (Gijón) y la plaza de La Escandalera (Oviedo).

La mayor ocupación hospitalaria del país

Asturias es la comunidad autónoma con mayor porcentaje de ocupación en sus camas hospitalarias para enfermos de coronavirus (27 por ciento) y la tercera en ocupación de camas de UCI (46 por ciento) sólo por detrás de La Rioja y Aragón, según los datos difundidos ayer por el Ministerio de Sanidad.

La Consejería de Salud notificó, también ayer, 470 nuevos casos de covid-19 diagnosticados en Asturias el domingo, una jornada en la que se registraron 74 hospitalizaciones de personas con coronavirus en planta y 15 más en cuidados intensivos (UCI).

Actualmente, en los hospitales de la región están ingresados 796 pacientes con confirmación o sospecha de covid-19. Además, otras 129 personas contagiadas permanecen en UCI. El número de altas hospitalarias se situó el domingo en 19.

Anteayer se contabilizaron en el Principado 10 fallecimientos: seis mujeres de 53, 76, 84, 92, 93 y 96 años, y cuatro varones de 76, 80, 88 y 91. Seis de estas personas tenían su domicilio en centros residenciales de mayores. 

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) realizó el domingo 4.715 pruebas PCR. La tasa de positividad se situó en el 9,96 por ciento, un porcentaje que continúa preocupando a las autoridades sanitarias. A juicio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los índices de resultados positivos situados por encima del 5 por ciento indican que una pandemia no está adecuadamente controlada.

Las autoridades sanitarias recomiendan a las personas mayores de 65 años o con patologías crónicas “que extremen las medidas de protección y seguridad, porque son los grupos más vulnerables a la enfermedad”. Asimismo, les aconsejan “que usen mascarilla en los encuentros familiares y que renuncien a actividades grupales, así como a reuniones en lugares cerrados”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats