Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sanitarios, impotentes ante el descontrol del virus en Asturias: “Solo nos queda ir llenando camas”

Cirujanos asturianos ya se ven ante "un dilema ético” ante no poder atender a todos los pacientes graves no covid de la región, que ayer registró la jornada con más infectados: 605

Colas para hacerse test PCR en el autocovid de Las Mestas, en Gijón

Colas para hacerse test PCR en el autocovid de Las Mestas, en Gijón Ángel González

"Esto está descontrolado. Es desolador. Parece que solo nos queda poner más camas en los hospitales y ver cómo se van llenando".

Esta fue la reacción de numerosos profesionales sanitarios de Asturias al ver el parte diario de infectados por coronavirus que se hizo público al mediodía de ayer, jueves: 605 casos nuevos, cifra récord en la región, que llega después de los 518 del día anterior. Son datos que parecen arruinar la ilusión de que esta semana empezaran a evidenciarse los frutos de las duras medidas de control de la pandemia que están vigentes en Asturias desde hace tres semanas.

Pues el gozo colectivo de la región se ha caído en un pozo. Al menos, por el momento. Y las sensaciones de los epidemiólogos y los sanitarios tiene tres ingredientes: decepción, estupefacción e impotencia. Un cóctel que toma cuerpo justo el día en el que por fin entró en servicio en hospital de campaña instalado en la Feria de Muestras de Gijón, dotado de 144 camas, que en la primera oleada pandémica no llegó a ser activado.

También el día en el que se estuvo acariciando la idea de poner en marcha una nueva unidad de cuidados intensivos (UCI) en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), montada en el antiguo gimnasio de Rehabilitación y dotada por el momento de 19 camas, ampliables a 30, todas ellas destinadas a infectados por covid.

Y el día, asimismo, en el que se inició la realización de test rápidos de antígenos para diagnosticar las infecciones por coronavirus.

Máximo de infectados, con Oviedo a la cabeza

La Consejería de Salud notificó ayer 605 nuevos casos de covid-19 diagnosticados el miércoles, la cifra más elevada de toda la pandemia. Se sabe que el área IV (Oviedo y el centro de la región) volvió a dar una cifra alta de infectados, por encima de los 200, lo que consolida a la capital del Principado como zona más castigada por la pandemia después de que Gijón lo fuera durante varias semanas.

Gráfico casos covid

Gráfico casos covid

Positividad muy alta

El miércoles se efectuaron 5.893 pruebas PCR, lo que sitúa la tasa de positividad en un preocupante 10,26 por ciento. La Consejería notificó ayer al Ministerio de Sanidad 16 brotes de coronavirus detectados en la última semana. Los focos activos en el Principado se elevan a 46, que suman 948 casos.

Aumenta la presión sobre los hospitales

Según el parte de Salud, anteayer se registraron 105 hospitalizaciones de personas con coronavirus en planta y 13 más en UCI. Actualmente, en Asturias hay 772 pacientes infectados ingresados en planta y 133 en cuidados intensivos. En total, 905, a los que se suman 51 enfermos que presentan signos sospechosos de covid. Dicho de otro modo, la red hospitalaria se aproxima al millar de pacientes con coronavirus. El número de altas hospitalarias del miércoles fue de 75.

Las UCI se preparan para lo peor

Hacía dos días que no crecía la cifra de enfermos en unidades de críticos, pero ha vuelto a hacerlo, al pasar de 128 a 133. Cuando se inició la pandemia, todos los hospitales públicos de Asturias sumaban 93 camas de cuidados intensivos. Ahora están ocupadas 133 por enfermos de covid y otras por pacientes de otras patologías. El Servicio de Salud del Principado (Sespa) asegura que, arañando espacios, puede llegar a un máximo de 248 plazas de críticos.

La red hospitalaria se aproxima al millar de ingresados por covid

decoration

El problema no es de camas, sino de enfermeras

La mayor dificultad del sistema sanitario no estriba en montar camas de UCI. Tampoco en equiparlas de respiradores, que en los últimos meses han sido incorporados en cantidades muy sustanciales. Lo más difícil es conseguir algo que escasea y que no se puede comprar: enfermeras. Y más aún enfermeras dotadas de “perfil UCI”; es decir, especializadas en atender a pacientes críticos.

En espera del aluvión de pacientes

Los médicos dan por seguro que la altísima cifra de infectados de estos días anuncia de forma inexorable que la afluencia a los hospitales no cesará, al menos a corto plazo. La cadencia temporal que suele manejarse habla de inicio de síntomas; al cabo de aproximadamente una semana, una parte de los infectados han de ser ingresados; y al cabo de otra semana llegan las entradas en las UCI, paso que suele ser dado por el 20 o el 25 por ciento de los que habían llegado a planta.

131 muertos en una semana

El miércoles se registraron en Asturias 11 fallecimientos: cinco mujeres de 65, 66, 70, 92 y 95 años, y seis varones de 55, 60, 83, 84, 92 y 93. Siete de estas personas vivían en residencias de mayores. En la última semana –desde el jueves de la pasada hasta el miércoles de esta– el Principado ha registrado la tremenda cifra de 131 víctimas mortales por covid. El total de pandemia asciende ya a 651.

Dilema ético de los cirujanos

Según ha podido constatar este periódico, los médicos de los hospitales empiezan a verse asaltados por lo que califican como un “dilema ético” referido a los enfermos con patologías ajenas al covid. El problema es que las posibilidades de operar a estos enfermos son cada día más limitadas por la falta de camas y de espacio en las unidades de reanimación posquirúrgica. Esta escasez de espacios está obligándoles a elegir y a posponer cirugías de pacientes con cuadros graves, sin certidumbre de cuándo podrán ser finalmente intervenidos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats