Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un operario muerto y otro desaparecido en San Isidro, sepultados bajo “un alud gigante”

La masa de nieve sorprendió a los trabajadores cuando arreglaban la chimenea de una quitanieves | Un montañero resultó herido y una familia permanece atrapada | La UME se incorpora a la búsqueda

La UME se incorpora a la búsqueda del operario desaparecido tras un alud San Isidro | LUIMSA MURIAS

La UME se incorpora a la búsqueda del operario desaparecido tras un alud San Isidro | LUIMSA MURIAS

Un muerto y un desaparecido es el balance de una avalancha de nieve, ayer, en la zona alta del puerto de San Isidro. El enorme alud sepultó a dos operarios de Carreteras que en ese momento se habían bajado de la máquina quitanieves para desobstruir el conducto de la chimenea. Fue un infortunio, un golpe de mala suerte del que se libró por muy poco el conductor de una furgoneta que viajaba justo detrás de la fresadora. Este conductor, de 46 años, acabó empotrado entre el coche y el quitamiedos, con múltiples contusiones y, al menos, con una pierna rota. Otros dos vehículos que también circulaban al rebufo de la limpiadora quedaron atrapados, aunque a salvo, en la zona de viseras antialudes. En uno de los turismos viajaba un matrimonio joven con una niña de 2 años de edad.

El amplio operativo movilizado para intentar localizar a los operarios se desarrolló durante todo el día de ayer en unas condiciones infernales. A la intensa nevada pronto se le sumó la noche, con Guardia Civil, perros de rastreo, vecinos, personal de la estación de Fuentes de Invierno y bomberos de León y Asturias trabajando bajo el temporal tras una complicada aproximación previa a pie. Al cierre de esta edición, anoche, se informó de la recuperación del cadáver de uno de ellos. La quitanieves apareció al borde del precipicio.

“De pronto desaparecieron la máquina y los operarios”, relató el montañero herido que fue testigo del suceso

decoration

El alud se produjo sobre las cuatro y cuarto de la tarde. Era la segunda avalancha del día en la zona. Se trata de un tramo muy conflictivo situado a altura de Riofrío, entre las viseras antialudes del puerto y el mirador de Zuvillaga: “Llevamos 30 años advirtiendo de que esto iba a pasar y, al final, ha pasado”, explicaba ayer un vecino de La Raya, el primero, junto a otros residentes de la urbanización, en llegar al lugar del siniestro.

Y es que los vecinos estaban ayer indignados. Llevan años reclamando medidas protectoras en este tramo. Siempre según el citado testimonio, el ocupante de la furgoneta, un joven montañero ovetense que había pasado la noche anterior en el puerto, se bajó del vehículo al ver que los operarios de la quitanieves hacían lo propio para arreglar la chimenea de la máquina. “Lo encontramos atrapado debajo del vehículo, empotrado entre la puerta y el quitamiedos”, explicaron los voluntarios, que fueron quienes dieron el aviso al servicio de emergencias 112.

Los vecinos, indignados: “Llevamos treinta años advirtiendo de que esto iba a pasar”

decoration

Cuando los vecinos encontraron al joven atrapado bajo la furgoneta presentaba síntomas de hipotermia. Se encontraba casi sin conocimiento. “Estaba parcialmente cubierto por la nieve y posiblemente tenía alguna costilla rota”. Mientras era auxiliado por los vecinos de La Raya, explicó que había visto bajarse de la quitanieves a los operarios y que hizo lo propio para ofrecer ayuda. Fue entonces cuando la avalancha de nieve se precipitó hacia ellos desde lo alto de la canal anexa a la carretera. El herido explicó a los rescatadores, según ellos mismos apuntaron posteriormente, que “bajó un alud gigante y de pronto desaparecieron la quitanieves y los dos trabajadores”. Tras ser atendido en el lugar por servicios sanitarios desplazados desde Boñar, el montañero fue trasladado al Hospital de León.

Los hermanos Fernando y Daniel Trapiello, propietarios del restaurante de La Braña, también se desplazaron al lugar. En medio del temporal escucharon las voces de las familias atrapadas bajo las viseras y dieron la alarma. Auxiliaron al montañero herido. Conocían a los operarios desaparecidos. Uno de ellos es un profesional veterano con una larga trayectoria de trabajo en el puerto allerano. “Son gente muy apreciada y esto puede ser una tremenda desgracia que se podía haber evitado”, dicen los vecinos.

Un amplio operativo de rescate trabaja contra reloj para tratar de dar con el otro operario. Participan efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) del parque de Mieres, el Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA, así como de la Unidad Canina de Rescate del Principado de Asturias, junto al jefe de Bomberos de la Zona Centro. También se cuenta con la colaboración del 112 de Castilla y León, que ha alertado a sus medios sanitarios, además de la Guardia Civil, que ha activado al GREIM de Mieres, el servicio de Infraestructuras del Principado, que ha enviado medios, y la estación invernal de Fuentes de Invierno, que ha enviado personal y una máquina quitanieves. Desde León también se ha desplazado maquinaria quitanieves.

La UME se incorpora a la búsqueda del operario desaparecido tras un alud San Isidro

La búsqueda del segundo operario desaparecido cuando trabajaba con una máquina quitanieves al producirse un alud de nieve en el puerto de San Isidro se han retomado esta mañana tras ser suspendidas a las 2:39 horas de esta madrugada por las malas condiciones meteorológicas.

En el dispositivo participan miembros de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA), la Unidad Canina de Rescate, la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias y cuenta con un puesto de mando ubicado en la sede del Ayuntamiento de Aller.

Los equipos que trabajaban en la zona localizaron poco antes de la pasada medianoche el cadáver del primero de los trabajadores desaparecidos y el Gobierno asturiano elevó el nivel de emergencia del Plan de Nevadasactivado tras las precipitaciones de los últimos días, para pedir el apoyo de la UME.

Compartir el artículo

stats