Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de dos metros de nieve: así se enfrentan los vecinos de Aller al temporal

Las ocho familias de La Raya, en la frontera con León, se enfrentan a muros helados que envuelven sus viviendas

Así es la impresionante nevada en el alto de San Isidro: "Nunca había visto algo así", explica el operario de una quitanieves

La localidad allerana de La Raya, en el límite de Asturias, parece enterrada en nieve, cubierta en algunas zonas hasta más de dos metros. Las imágenes de la jornada de hoy son la evidencia cómo es la situación en la zona en la que un alud arrastró a una máquina quitanieves causando la muerte de los dos operarios. Uno de ellos aún permanece desaparecido. Los vecinos se han armado de palas para despejar los tejados y evitar que cedan, así como para poder salir de sus viviendas.

Hoy lunes las quitanieves terminaron su actividad al filo de las ocho de la tarde. En toda la jornada no pudieron pasar del núcleo de Cuevas debido a la gran Nevada. Los operaros sospechan que en Riofrío pueden estar produciéndose más aludes, por lo que creen que una vez que alcancen la zona lo tendrán muy difícil y peligroso.

Ayer, ocho familias permanecían en la Raya. Cuatro de ellas no dudaron en posar para una fotografía, con la nieve a la altura de las ventanas de sus viviendas.

Una de esas familias es la Cordero Trapiello, a la que pertenecen Fernando y Daniel, quienes rescataron al bombero que resultó herido por el fatal alud en Riofrío. Los Cordero, con maquinaria propia, limpian las calles de la urbanización en la que se encuentran sus negocios de hostelería, que incluyen un hotel y un restaurante.

En La Raya sigue nevando copiosamente y de algunas viviendas únicamente se ven las chimeneas sobresalir entre las colinas de nieve acumulada.

En Felechosa, también los vecinos han despejado las calles de la localidad. Felipe Velasco se encarga de la limpieza en el barrio de El Cantón. Además, se presta gratis a realizar compras y encargos a los vecinos con limitaciones de movilidad. Con todo, aún tiene tiempo para elaborar pan de escanda con el esmero y el buen hacer que heredó de su madre ya fallecida.

Felipe Velasco asegura que la nevada de hoy es una de las mayores, pero dice que nada teme: el arcón congelador está lleno de comida y las botas de goma están a la mano.

La nieve sigue cayendo durante la tarde en el concejo, conmocionado por el dramático accidente en las proximidades de Riofrío. Los vecinos confían en que ahora se tome en serio la defensa de las laderas del puerto de Braña, tantas veces reclamada para evitar aludes como el que causó la tragedia.

Compartir el artículo

stats