Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El covid ya mató en 21 días en enero a 89 asturianos, menos de la mitad que en el mismo período del mes de diciembre

La región marcó hoy el máximo de defunciones con once muertos, una cifra que no se veía desde el 17 de diciembre

Los médicos temen represalias contra los objetores de conciencia en la eutanasia

Asturias ha vuelto a superar hoy la decena de muertos por coronavirus. La pandemia ha sesgado la vida de once asturianos en las últimas 24 horas. Se trata de siete mueres con edades comprendidas entre los 85 y los 98 años y cuatro hombres de entre los 67 y los 99 años. En la parte positiva, si es que hay alguna en este tipo de estadística, los números dan algo de respiro si se comparan con los del mes de diciembre. En los 21 primeros días del último mes de 2020 murieron en el Principado 226 personas con coronavirus mientras que en el mismo período de este mes las defunciones cayeron hasta las 89.

La pandemia se ha cobrado ya la vida de 1.681 asturianos desde el pasado febrero

La pandemia del covid-19 le ha costado la vida a 1.681 asturianos desde que se detectó el primer caso, el 29 de febrero de 2020. La cifra conlleva una tasa de 162,1 casos por cada 100.000 habitantes en el conjunto de la región. Del total de las defunciones, 897 (53,4 por ciento) correspondieron a mujeres, y 783 a hombres (46,6 por ciento), según los datos recogidos en el último informe “Mortalidad con coronavirus en Asturias”, del Observatorio de Salud del Principado.

Las tasas de incidencia son superiores en mujeres, pero se ha producido un gran incremento en las últimas semanas en hombres. En relación al total de casos, los fallecimientos representan el 5,5 por ciento para el conjunto de la población afectada por el covid-19. Al contrario que en la tasa, la letalidad es ligeramente inferior en las mujeres, con el 5,3 por ciento, frente a los hombres, que es del 5,7 por ciento.

La mortalidad por covid en los geriátricos se reduce el 84% desde la primera ola

Las residencias geriátricas asturianas han conseguido reducir un 84 por ciento la mortalidad por covid-19 respecto de la primera ola, según los datos facilitados ayer por Salud. Así, mientras en la primera ola la proporción de casos fue del 32 por ciento, en la segunda se redujo al 12 y de momento esa tasa se sitúa en la tercera ola en el 5 por ciento del total de los casos registrados.

Rafael Cofiño, director general de Salud Pública, explicó que en enero de 2021 se declararon 307 casos en residencias, con consecuencias leves salvo algún caso excepcional. “Pero estamos pendientes de ver la expresión de la primera dosis de la vacuna y de la gravedad en los contagios, así como de valorar la efectividad cuando ya se haya inoculado la segunda dosis y pase la semana en la que estarán inmunizados”, advirtió para reclamar prudencia.

Por otro lado, una residencia geriátrica ha sido denunciada por la Consejería de Derechos Sociales a la Fiscalía por presuntos malos tratos, y a otras tres se les ha abierto expediente sancionador por infracciones graves. Estos son los datos más destacados del plan de inspecciones iniciado por la Consejería de Derechos Sociales a finales del pasado mes de julio, y durante el que se realizaron un total de 264 actuaciones tanto en centros de personas mayores como de personas con discapacidad.

La Consejería de Derechos Sociales ha recibido 30 denuncias, la mayoría interpuestas por familiares de usuarios de servicios sociales. En la actualidad hay 22 en trámite, un expediente sancionador; dos fueron archivadas; a otra se le ha requerido informe de actuaciones; a otra se le realizó un requerimiento por remisión de Inspección de Trabajo; tres denuncias se remitieron a la Fiscalía para apertura de diligencias y a otros tres centros se les hicieron distintos requerimientos.

El expediente sancionador de la residencia denunciada a la Fiscalía por presuntos malos tratos está suspendido en la Consejería hasta que el fiscal encargado del caso resuelva las diligencias penales.

Compartir el artículo

stats