Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ana Pastor | Vicesecretaria de política social del PP y expresidenta del Congreso

“Este Gobierno pretende un reparto de los fondos europeos clientelar y partidista”

“El cambio del PSOE sobre el plan de vías de Gijón es preocupante; salen ahora con excusas de mal pagador, espero que vuelva la cordura”

Ana Pastor. | E. P.

Ana Pastor. | E. P.

Ana Pastor (Cubillos del Pan, 1957) ha sido presidenta del Congreso, ministra de Sanidad y de Fomento y ahora es la vicesecretaria de Políticas Sociales del PP, además de diputada. Ayer estuvo en Oviedo para asistir a la constitución de la comisión de Sanidad del Partido Popular de Asturias.

Usted fue una de las primeras políticas que pasó el coronavirus. ¿Qué tal está, ha sufrido alguna secuela?

–Soy una afortunada. Fue un proceso como puede ser cualquier otro proceso gripal. Ojalá todos hubieran tenido la misma sintomatología, bastante benigna.

–Como vicesecretaria del PP, pero también como médica, ¿ante esta pandemia, salud o economía?

–Lo primero es preservar la salud de los ciudadanos y hacer una estrategia, con criterios científico-técnicos, que impacte lo menos posible en la economía. Sin salud no hay nada. Y creo que hay que ayudar, por el impacto de la pandemia en la economía; por eso le estamos pidiendo al Gobierno un plan de 50.000 millones para los sectores que han sufrido tanto. Los fondos europeos deben destinarse de una manera muy distinta a como pretende el Gobierno central.

–¿Temen que el Gobierno distribuya los fondos con criterios partidistas o de conveniencia política?

–Estos fondos no pueden ser un Plan E bis. Debe haber una oficina independiente que los gestione para destinarlos a economía productiva y a generar empleo. Los últimos datos de paro son devastadores, también en Asturias. El real decreto ley que salió adelante con la ayuda de compañeros de viaje como Bildu o la abstención de Vox no es el modelo que necesita nuestro país. Ese modelo no cumple con el ordenamiento comunitario. El propio Consejo de Estado ha hecho un informe demoledor, que se ocultó porque echaba por tierra ese modelo. Hemos pedido que comparezca en el Congreso el Interventor General. Queremos transparencia. No se pueden gestionar de manera partidista. Son fondos comunitarios, no clientelares.

–¿Qué le parece que Madrid sea la única comunidad que quiere levantar el cierre perimetral en Semana Santa?

–No hay aún ningún documento aprobado por el Consejo Interterritorial de Salud. Será el miércoles cuando se decida. Las actuaciones deben basarse en criterios científicos y técnicos. No pueden decir un día que abren y otro que cierran con los mismos indicadores. Hemos tenido 17 desescaladas, 17 planes de vacunación, 17 planes de Navidad y ahora vamos a tener 17 planes de Semana Santa. Nos parece lamentable. La responsable es la ministra de Sanidad, que tiene que liderar y decirles a los españoles que hay un plan de Semana Santa que deben conocer todos. Ahora hace falta un Ministerio de Sanidad fuerte. No se puede dejar a las comunidades autónomas a su suerte, eso es un desastre. Alemania es un país descentralizado y no pasa esto. La gente no entiende por qué con los mismos indicadores hay medidas totalmente distintas.

–Salvar el verano y la Navidad costó la segunda y la tercera ola. ¿Habrá una cuarta ola por la Semana Santa con más muertes y contagios?

–En medicina hay que actuar de forma preventiva siempre. No se puede ir detrás de los acontecimientos, que es lo que ha hecho este Gobierno. Tras un año, con más de cien mil muertos, tenemos claro que llegaron tarde las mascarillas, diciéndole a la gente que no eran necesarias. Llegaron tarde con el material, compraron material falso. Pedíamos test y no hicieron caso. Dijeron que habíamos vencido al virus y se fueron de vacaciones cuando el virus seguía aquí. La desescalada se hizo de pena, tenían encima la segunda y la tercera ola y no se enteraron. El balance es que hemos tenido el peor gobierno en el peor momento posible, una pandemia. Y ahora no existe un plan de vacunación único: los pacientes trasplantados se preguntan cómo es posible que no se les haya vacunado todavía, o por qué una persona de 90 años que vive en una autonomía ya está vacunada y otra de la misma edad, en otra autonomía, todavía no está vacunada. Es un despropósito. No podemos tener distinto derecho de acceso a una vacuna por vivir en una comunidad o en otra.

En la variante de Pajares defendí el proyecto que entendí que era el más operativo

decoration

–¿Atraviesa el PP por su situación más difícil y dura desde la refundación?

–El PP tiene cuarenta años de historia y una importante implantación, gobernando comunidades, ayuntamientos, grandes ciudades y alcaldes como el de Oviedo. Este partido tiene un líder, que es Pablo Casado, un proyecto político para España y esperamos que millones de ciudadanos miren al PP y sepan que tenemos un proyecto alternativo en materia económica y social. Cuando gobernamos, desde 2014 creamos medio millón de empleos cada año y fortalecimos los servicios públicos. Somos la    alternativa al gobierno del señor Sánchez y del señor Iglesias, que nos han llevado a una crisis institucional sin precedentes. Gobierna a golpe de real decreto y además es el Gobierno de Kramer contra Kramer, aunque el sanchismo está cada vez más podemizado. Dicen que son un Gobierno que apoya a la mujer, pero el 58 por ciento del paro que hay en este país ahora es femenino. 

–¿Qué consecuencias acarreará al PP el sorpasso de Vox en Cataluña? ¿Se extrapolará en los próximos procesos electorales?

–Las elecciones catalanas no se pueden comparar con el contexto general de la política de nuestro país. El resultado ha sido malo, nos hubiera gustado tener otro, pero creo que no es trasladable. En cada encuesta que sale en España, tenemos más apoyo. Pero eso sí, el resultado no ha sido bueno y tendremos que hacer todas las mejoras para llegar a los ciudadanos a los que no lo hemos hecho ahora, que son muchos en Cataluña.

–¿Esas mejoras de las que habla pasan por el acercamiento a Ciudadanos para recuperar el terreno perdido?

–El PP es un partido de centro reformista, pegado a los problemas de la sociedad en la que vivimos. No hay recetas viejas para problemas nuevos. Pablo Casado ganó unas primarias, tiene un proyecto y ha ofrecido en el parlamento al Gobierno pactos de Estado en distintas materias, pero Sánchez ha querido echarse en manos de independentistas, de los señores de Bildu y de los comunistas. Esa es su elección.

¿No hay posibilidad de acuerdo en el Poder Judicial?

–Queremos un Poder Judicial absolutamente despolitizado, en el que los jueces elijan a los jueces. En este momento, dado el actual ordenamiento jurídico, la elección debe ser por tres quintos del Congreso y por lo tanto ese pacto debe ser entre el PSOE y el PP. No se pueden admitir las puertas giratorias. Y, algo más importante, quien ataca al Poder Judicial y pone en tela de juicio sus decisiones, Podemos, no puede querer formar parte de esta elección por esos tres quintos.

¿Pero la traba está en el veto del PP al juez de la Gürtel?

–Bueno quien no lo han elegido son sus propios compañeros. Son los magistrados los que han dicho no a otro magistrado y nada más que decir. Sería un fraude de ley.

¿Qué la parece, como exministra de Fomento, que Asturias aún no tenga abierta la variante de Pajares, 17 años después de iniciarse las obras? ¿Qué parte de responsabilidad tiene?

–Asturias necesita que se termine la Variante lo antes posible. Cuando llegué al Gobierno me encontré con que no había un túnel, había un lago tremendo, donde hubo que actuar para evacuar aquella gran cantidad de agua. Luego pusimos en marcha las infraestructuras para dotar a la Variante de la operatividad que debería haber tenido hacía ya varios años.

Usted había dejado la Variante encarrilada. ¿El cambio de Íñigo de la Serna facilitó ese retraso, cuando parece que el Gobierno actual recupera su idea de abrirla en ancho ibérico?

–Es una obra muy compleja. Defendí un proyecto que entendí que era el más operativo y el que necesitaba Asturias. Y no lo decía yo, lo decían todos los técnicos y todos los expertos.

 –¿Qué le parece el cambio sobre el plan de vías de Gijón y el emplazamiento que se propone para estación?

–Es muy preocupante. El Gobierno tiene que dar explicaciones de forma urgente sobre el plan de vías de Gijón porque donde había un acuerdo firmado por todos, ahora nos enteramos que han rechazado el acuerdo y dicen que no hay financiación del BEI. Yo presenté el proyecto con la ubicación donde está el Museo del Ferrocarril y el estudio informativo también hablaba del emplazamiento en Moreda. Pero ahora el Gobierno y el PSOE se descuelgan con excusas de mal pagador, con que va a ser en la estación provisional. El plan de vías es fundamental para vertebrar Gijón. Espero que vuelva la cordura y que lo que se acordó por todas las partes salga adelante.  

Compartir el artículo

stats