Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan la muerte de una asturiana tras recibir la vacuna de AstraZeneca: Salud no ve relación causal

No se apreciaron trombos en la autopsia de la mujer de 40 años, que tenía una patología grave de base

Vacuna de AstraZeneca

Se investiga el fallecimiento de una mujer asturiana de manera súbita tras haber recibido la vacuna de AstraZeneca para descartar del todo la vinculación de la misma con la administración de la dosis. La fallecida, de 40 años, murió de forma inesperada, pero en la autopsia, tal y como ha podido saber este periódico, no se apreciaron indicios de que hubiese sufrido trombos, que es el posible efecto secundario que la vacuna de AstraZeneca está investigando la Agencia Europea del Medicamento y respecto al cual, por ahora y tras un primer dictamen, no ven relación causal con la profilaxis tras la existencia de un puñado de casos de muertes por trombos en diferentes países.

Aún así, el Instituto de Medicina Legal de Asturias ha abierto una investigación del caso para descartar del todo la vinculación de la muerte de la asturiana con la administración de la vacuna, tal y como confirmó su directora a la televisión autonómica, que contó que el médico forense encargado no quiso firmar el informe ante la posibilidad de una vinculación con la vacuna. Sin embargo, fuentes sanitarias descartan por completo que el deceso tenga algo que ver con efectos secundarios de la inyección, dado que la mujer padecía de, al parecer, una patología "muy grave e incurable" de base. Incluso en el entorno sanitario se preguntan si se hizo lo correcto al aplicar la inmunización a una persona que reunía condiciones previas tan desfavorables.

Según ha podido saber este periódico, a la Consejería de Salud no le consta que la muerte esté vinculada con la vacuna de AstraZeneca. Lo que sí saben por el momento es que la mujer sí se había vacunado antes de fallecer, pero no aprecian la posible "causa-efecto". En este sentido, se inclinan por que hubo tan solo una correlación temporal y no causal. Esta idea viene respaldada, además, por el hecho de que la autopsia no viese indicios de trombos.

"La Consejería de Salud no ha recibido ninguna notificación de una sospecha de muerte relacionada con la vacuna AstraZeneca. Los profesionales están notificando cualquier mínima reacción adversa de todos los medicamentos y, en especial, en este periodo, con la vacunación de los tres sueros contra el nuevo coronavirus", han aclarado desde Salud oficialmente.

Además, el consejero de Salud, Pablo Fernández, fue tajante esta misma mañana al afirmar que no se han registrado graves reacciones a la vacuna de AstraZeneca en Asturias, así como que no es la inmunización que da "más sospechas de reacción".

Por otro lado, se ha descartado que la muerte de una profesora de Marbella tras recibir también la vacuna de AstraZeneca guardase relación con la misma. En este caso, todo apunta a un aneurisma como la causa del fallecimiento y, al igual que en la autopsia de la mujer asturiana, no se apreciaron indicios de trombos.

Compartir el artículo

stats