Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Efemérides de un proyecto colosal

Un cambio en el trazado del tren a León provocó hace 140 años la protesta que dio nombre a la plaza de la Escandalera en Oviedo: esta es su historia

Cientos de personas de toda la región se manifestaron en la capital contra la modificación del trazado de la rampa de Pajares para ahorrar dinero

Antigua locomotora en la rampa de Pajares. | Celestino Collada, Archivo del Museo del Ferrocarril de Asturias

Antigua locomotora en la rampa de Pajares. | Celestino Collada, Archivo del Museo del Ferrocarril de Asturias

La lucha de los asturianos por lograr una buena conexión con la Meseta vivirá este año un momento histórico con la finalización de las obras de la variante de Pajares. Pero viene de antiguo. Y tuvo uno de sus momentos más destacados hoy hace 140 años. El 27 de marzo de 1881, cientos de asturianos, llegados de toda la región, se reunieron en Oviedo para reclamar una salida digna por ferrocarril a León y montaron una escandalera. Aquella movilización acabó por dar nombre a la plaza en la que se celebró.

La concentración tuvo que ver con la intención de un tal monsieur Donon, francés, de modificar el trazado de la rampa de Pajares, entonces en fase de construcción, para ahorrar unas perras. Pretendía reducir el trazado en unos kilómetros (y el presupuesto en varios miles de duros) aumentando las pendientes un tres y medio por ciento y haciendo las curvas más cerradas, tal y como relató en este periódico la cronista oficial de Oviedo, Carmen Ruiz-Tilve, con motivo del 130.º aniversario de la protesta.

Los planes del ingeniero galo provocaron gran inquietud en la opinión pública, que veía peligrar la ansiada salida a Castilla en un momento floreciente para las industrias asturianas. El periódico “El Carbayón” arengaba a las masas diez días antes de la protesta. Bajo el título “A los asturianos” incluía en portada un artículo que decía: “Los momentos son solemnes; el porvenir de Asturias está comprometido por las aspiraciones de unos cuantos especuladores, por la famosa compañía del Noroeste. Es necesario realizar un esfuerzo poderoso para salvar esta crisis suprema, cuya resolución será la vida o la muerte de nuestros intereses, del trabajo acumulado de nuestros padres, de los elementos de riqueza de nuestros hijos. Si Asturias vence, será la provincia más activa y más rica de España; si es vencida, ocupará uno de los últimos puestos en el concierto económico nacional (…) Atravesamos una crisis suprema; todos los asturianos deben unirse a esta gigantesca manifestación, que no es otra cosa que la poderosa sacudida con que la provincia rechaza a esa turba de especuladores que, con asombro de todos los hombres honrados, encuentran apoyo para sacrificar los intereses y el porvenir de un pueblo en provecho de sus enemigos”.

El llamamiento tuvo eco. Y aunque, como recogió “El Carbayón”, hubo un momento en que “se temió que las nubes se habían hecho partidarias de Donon y querían estorbar la fiesta” y llegaron a verter “algunas lágrimas que parecían indicar el comienzo de un nuevo diluvio”, la movilización fue todo un éxito. Dos días después de la “escandalera” el periódico ovetense publicó la crónica de aquella “solemne explosión del sentimiento patrio”. El articulista escribió: “Nuestra provincia acaba de probar, a la faz de la nación, que es un pueblo verdaderamente libre, digno de su historia gloriosa. (…) Y Asturias apareció el día 27 tan grande, tan unánime como en otras épocas valiente y decidida”. Aseguró que se había manifestado “una inmensa multitud” y que desde que Asturias “se levantó rugiente y animosa contra la última invasión que puso en peligro nuestra nacionalidad, no se había presenciado un espectáculo tan solemne y grandioso como el de la manifestación provincial”.

La protesta llego a oídos del Gobierno de España, que desautorizó los cambios propuestos por Donon. De tal manera que la rampa de Pajares se inauguró tres años más tarde con el trazado previsto.

Tras decenios de anuncios y promesas, también en marzo, pero 113 años después de aquel alboroto, el Gobierno de Felipe González aprobaba el plan director de infraestructuras 1993-2007, que incluía la variante de Pajares como “actuación complementaria”, emplazando el inicio de los trabajos a la finalización del eje Madrid-Valladolid (túneles de Guadarrama), prevista en el mejor de los casos para 2007 y en el peor escenario para 2010.

En marzo de 2002 el Ministerio de Fomento adjudicaba el proyecto básico de obras de la Variante por algo más de 5 millones de euros y con un plazo de ejecución de un año, y un año después licitaba el proyecto constructivo y la obra de los cuatro lotes de la Variante, que se adjudicaron entre junio y julio de ese año por 1.410 millones.

La aprobación provisional del tramo León-Variante de Pajares no llegaría hasta 2010, con seis años de retraso. Y hace ahora un año, el Ministerio de Transportes anunciaba que el confinamiento derivado de la pandemia de covid-19 provocaría un retraso “no muy grande” en las obras del AVE a Asturias.

Las principales efemérides del proyecto y las obras de la Variante del mes de marzo son:



7 de marzo de 1989.

Los diputados asturianos Francisco Álvarez-Cascos (AP) y Alejandro Rebollo (CDS) reclaman en el Congreso al Gobierno socialista la ejecución de la variante de Pajares.

4 de marzo de 1994.

El Gobierno aprueba el plan director de infraestructuras 1993-2007 (PDI), que incluye como actuación complementaria la variante de Pajares, emplazando el inicio de los trabajos a la finalización del eje Madrid-Valladolid (túneles de Guadarrama), prevista en el mejor de los casos para 2007 y en el peor escenario para 2010.

1 de marzo de 2002.

El Ministerio de Fomento adjudica la redacción del proyecto básico de obras de la Variante por algo más de 5 millones de euros y con un plazo de ejecución de un año.

5 de marzo de 2003.

Concluido el proyecto básico, Fomento licita los cuatro lotes de la Variante (proyecto y obra), que se adjudicaron entre junio y julio de ese año por 1.410 millones de euros.

7 de marzo de 2010.

Se adjudican con seis años de retraso los estudios informativos para la red ferroviaria desde Pola de Lena a Oviedo, Gijón y Avilés.

22 de marzo de 2010.

El Ministerio de Fomento aprueba provisionalmente, a efectos de su información pública, el estudio informativo del tramo León-Variante de Pajares.

26 de marzo de 2011.

La Dirección General de Infraestructuras Ferroviarias aprueba el estudio informativo del tramo León-La Robla.

29 de marzo de 2020.

Las obras de la Variante continúan pese al confinamiento decretado por el Gobierno a causa de la pandemia de coronavirus. El Gobierno prevé un retraso “no muy grande” en las trabajos por la alarma sanitaria.

Compartir el artículo

stats