Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería reclama dar cenas y abrir el ocio nocturno hasta las 01.00 horas

La patronal Otea propone establecer controles de entrada, de clientes y medidores de CO2

Una terraza de Oviedo.

Una terraza de Oviedo.

La patronal de la hostelería y el turismo de Asturias, Otea, ha planteado este mediodía al Gobierno regional abrir este viernes el interior de los establecimientos hosteleros hasta las 23.00 horas con hasta seis comensales y que abra el ocio nocturno hasta las 01.00 horas cuando decaiga el estado de alarma el próximo 9 de mayo "para evitar el descontrol" en las calles. Para ello, los empresarios del sector plantean implantar un control de entrada y de aforo, contar con el contacto de los clientes, toma de temperatura y medidores de CO2 con renovación de aire. Unas medida similares que también plantean para celebrar bodas, banquetes y celebraciones. La decisión depende de la Consejería de Salud, que la supedita a la evolución de los contagios. Los datos correspondientes a ayer revelan un nuevo incremento de los positivos, con 144 casos.

El presidente de Otea, José Luis Almeida, se reunió este mediodía con la consejera de Cultura, Berta Piñán, y la viceconsejera de Turismo, Graciela Blanco, acompañado de los vicepresidentes Javier Martínez y Fernando Corral. En el transcurso del encuentro, los representantes del sector de hostelería y turismo presentaron el protocolo elaborado por Otea para afrontar la desescalada y el fin del estado de alarma.

Entre las medidas propuestas figura que los alojamientos turísticos, con restricciones de aforo del 50 por ciento en zonas comunes, se eliminen porque ya se cumple con la distancia de seguridad de 1,5 metros. Para bodas y banquetes, que se celebran en espacios más amplios, se proponen hasta ocho comensales por mesa siempre que tengan un diámetro de 1,80 metros, para asegurar las distancias.

Pero también se plantea, para guardar las medidas de seguridad, establecer un control de invitados, con toma de temperatura, medidores de CO2 y renovación del aire.

Esas mismas medidas son las que la patronal sectorial propone para que pueda abrir el ocio nocturno, "el gran olvidado, pese a llevar desde marzo de 2020 cerrado, con trabajadores en casa y para el que creemos que tenemos que buscar solución. No se puede seguir criminalizando porque es tan digno y potente como los demás", señaló Álvarez Almeida. "La gente va a ir a cenar y a partir de las 11 de la noche no habrá toque de queda, con lo que se podrán juntar en una casa, estar en la calle... Si se abre ocio nocturno hasta la una, se podrá controlar a las personas y que los jóven tenga a dónde ir y evitar el descontrol", añadió.

Los máximos representantes de Otea se declararon "contentos del talante del gobierno por la escucha y el entendimiento", y remarcaron la importancia de "transmitir al sector que tenemos que seguir cumpliendo normas y luchando contra los contatios, pero no son de la hostelería", en la que admitieron se producen "casos excepcionales". "Nuestros establecimientos son seguros a las dos de la tarde y a las diez y media de la noche".

La patronal Otea también anunció la elaboración de un estudio sobre la necesidad de nuevas ayudas, correspondientes al remanente que sobró del primer bloque de subvenciones previstas en el presupuesto de este año, además de las que quedaron pendientes, y de los 107 millones del fondo REAC (del Gobierno central nacional).

Compartir el artículo

stats