Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luz verde a las vacunas de Janssen y negativa a retrasar las segundas dosis

El Principado estima que esta semana habrá casi 60.000 vacunaciones, menos que la pasada, pero que se remontará en los próximos días

Janssen

Janssen

El panorama de la vacunación frente al coronavirus en España y en Asturias se vio sustancialmente aclarado ayer tras la adopción de dos medidas. Por una parte, la Comisión de Salud Pública –en la que participan el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas– rechazó espaciar la administración de segundas dosis de vacunas y continuar con el protocolo actual, una decisión que coincide con la postura del Gobierno del Principado. Por otra parte, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) dictaminó favorablemente sobre el uso del suero monodosis de Janssen, que empezará a repartirse hoy mismo entre las diversas regiones del país.

Asturias recibió ayer 7.400 dosis de AstraZeneca, una remesa que se suma a las 38.100 de Pfizer llegadas el lunes y a las 3.100 que se esperan de Janssen. A su vez, el Principado está pendiente de la recepción de un envío de Moderna. Con estos abastecimientos y los excedentes de semanas anteriores, la Consejería de Salud estima que esta semana podrán administrarse en la región entre 50.000 y 60.000 dosis. Se trata de una cifra inferior a las 69.800 aplicadas la semana pasada, pero que podrá ser superada de nuevo la próxima semana si Pfizer cumple con su compromiso de elevar el ritmo de suministro.

La Comisión de Salud Pública acordó continuar administrando las segundas dosis de las vacunas contra el covid –tal y como marcan las farmacéuticas que las han fabricado–, con lo que se descarta espaciar los tiempos para inmunizar con una primera dosis a un mayor número de personas, como solicitaban Andalucía y Cataluña, entre otras comunidades.

La Comisión se ha posicionado así en contra de la propuesta de retrasar seis y ocho semanas el segundo pinchazo de Pfizer y Moderna a menores de 79 años, con el fin de inocular el suero cuanto antes al mayor número de personas aunque la inmunización fuese parcial, una opción que sí manejan Italia, Francia, Alemania y el Reino Unido. Esta resolución da la razón al Gobierno de Asturias, que defendía que el cambio no merecía la pena por cuanto “muy pronto” van a estar vacunados todos los ciudadanos de 70 a 79 años.

De esta forma, y si el Consejo Interterritorial se pronuncia en este mismo sentido hoy –opción que se da por segura–, las segundas dosis se administrarán a los 21 días en el caso de Pfizer y a los 28 para Moderna. En el caso de AstraZeneca son 12 semanas y sigue sin determinarse qué se hará con las personas de menos de 60 años que han recibido la primera dosis de este suero.

Janssen y los coágulos

El segundo asunto relevante para la estrategia de vacunación española ha sido el pronunciamiento de la EMA sobre la vacuna monodosis de Janssen. La Agencia Europea del Medicamento ha identificado un “posible vínculo” entre el desarrollo de coágulos sanguíneos muy raros y esta vacuna, pero a su juicio el balance entre los beneficios y los riesgos de este tratamiento preventivo sigue siendo “positivo”.

Tras dos semanas de investigaciones de ocho casos de tromboembolismos detectados en pacientes vacunados con Janssen en Estados Unidos, la EMA ha decidido decidió añadir al prospecto de la vacuna una advertencia del posible riesgo, muy pequeño, de desarrollar coagulación sanguínea, pero sigue recomendando su uso en la Unión Europea. Con estas conclusiones en la mano, los países de la UE decidirán qué pasos dan. Europa tiene precontratadas 400 millones de dosis de esta marca.

Ayer, en el Senado, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, destacó que todo estaba preparado para distribuir “con carácter inmediato” las dosis de Janssen entre las comunidades autónomas. En España se encuentran almacenados alrededor de 146.000 viales. A lo largo del mes de abril llegarán un total de 300.000.

En la Cámara Alta, Darias subrayó que la pandemia ha llegado “a su punto de inflexión”, y que las personas inmunizadas con pauta completa ya superan a los contagios notificados, lo que supone –enfatizó– “el comienzo del fin”.

El Gobierno de Asturias confía en que la semana próxima haya más vacunas disponibles para alcanzar la cifra de unas 70.000 dosis semanales a partir de mayo. De esta manera, el Principado podría llegar a finales de junio con el 50 por ciento de la población –o un poco más– vacunada frente al covid-19.

Compartir el artículo

stats