DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El presidente de la FADE estalla contra el retraso en resolver el “argayón” de Salas

La patronal reclama “soluciones rápidas” para establecer un trazado alternativo y respalda la indignación en el suroccidente asturiano

El “argayón” a la altura de Casazorrina, en Salas. | Irma Collín

El “argayón” a la altura de Casazorrina, en Salas. | Irma Collín

Belarmino Feito, presidente de la patronal asturiana FADE, estalló ayer contra el argayo de Salas que interrumpe las comunicaciones con el occidente y exigió a las autoridades competentes “soluciones rápidas para poner en marcha un trazado alternativo”. “Cuando me hablan de este argayo siento cada día más indignación por cómo se está tratando al suroccidente”, reveló Feito en un acto en Gijón, antes de denunciar que “se está tratando de confundir a la gente”.

Porque, como indica, “una cosa es la solución del problema de la ladera, que nadie está reclamando, que ni empresarios ni vecinos están pendientes de si se va a arreglar en 14 o 12 meses o cuál va a ser el proceso de estabilización”. Por otra parte, lo que se está reclamando es “una vía alternativa, y mañana (por hoy) hace un mes que se produjo el argayo y ya podía estar ejecutada”.

El presidente de FADE recuerda que se habla de cinco meses para su ejecución, y “eso es lo que no tiene justificación y de lo que no se está hablando”. “Nadie discute que los mejores técnicos estén trabajando en la solución técnica para la ladera, pero no se está hablando de ejecutar una vía alternativa que nada tiene que ver con la ladera”. Belarmino Feito señala que lo que se debe hacer antes de llegar a la zona del argayo es “cruzar el río, hacer una vía por la otra parte del río y volver a cruzar el río más adelante, algo que ya se hizo hace diez años en un argayo en la misma zona. Y se hizo en 22 días, con el ministro José Blanco”, destaca. Y ahora “diez años más tarde, con mejores medios técnicos, tras consultar con varias empresas especializadas, se podría hacer en dos semanas”, recalca Feito. En este sentido, recuerda que sería necesaria una ocupación temporal de terrenos por razones de emergencia que “se puede hacer en máximo de 15 días”, con lo que “a un mes del argayo no hay ninguna justificación para que estemos así, sino que ya debería estar ejecutada la vía alternativa”. Y eso, como recuerda FADE, “es lo que reclaman los empresarios y los vecinos mientras sólo se trata de confundirlos”.

La zona del suroccidente “es una zona abandonada, que sufre problemas demográficos, de envejecimiento, despoblamiento y transición energética, y las empresas de la zona que son las únicas que siguen dando vida ahora se encuentran con este problema y parece que no hay interés en solucionarlo”. Para Feito, “los vecinos y empresarios de esta parte de Asturias están abandonados”, y por eso “apoyo la concentración que tienen preparada para el viernes”, asegura, porque “es justo lo que reclaman: un mínimo de atención; habría que ver qué hubiera pasado si este argayo hubiera caído en la Comunidad Valenciana”.

Compartir el artículo

stats