Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El final del curso académico

Reencuentro para una despedida: emoción en las graduaciones, aunque sin invitados

Las facultades de Educación, Derecho, Psicología y Logopedia y Biología entregaron ayer los títulos tras un curso marcado por la pandemia

Una recién graduada en Derecho, ayer, con su diploma; detrás, el decano, Javier F. Teruelo; el presidente del Principado, Adrián Barbón, y el rector, Ignacio Villaverde.

Una recién graduada en Derecho, ayer, con su diploma; detrás, el decano, Javier F. Teruelo; el presidente del Principado, Adrián Barbón, y el rector, Ignacio Villaverde.

Universitarios de cuatro facultades (Educación, Psicología y Logopedia, Derecho y Biología y Biotecnología) ya tienen su grado bajo el brazo, tras celebrar ayer sus ceremonias oficiales de graduación. Todas ellas, salvo la de Derecho, se celebraron sin invitados, y transcurrieron con normalidad. Los recién graduados coinciden en que “es una alegría poder celebrar el final de una etapa con todos los compañeros”. Las medidas sanitarias para el covid estuvieron presentes en todas las graduaciones, pero en ningún momento nublaron la ilusión de los ya titulados.

Acto de graduación de la Facultad de Psicología y Logopedia. | Universidad de Oviedo

La 176 promoción de la Facultad de Educación se graduó en el Pabellón de la Universidad de Oviedo para aprovechar el espacio más amplio, con motivo de la crisis sanitaria

“La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo”. Con esta frase del pedagogo Paulo Freire, que citó el decano Celestino Rodríguez Pérez, comenzó la gala de graduación de los futuros maestros y docentes salidos de la Universidad de Oviedo.

La celebración distó mucho de cómo se realizó en el año 2019: no hubo gestos fraternales, se llevó a cabo en el pabellón universitario, con las puertas abiertas, distancia de seguridad. Y a las habituales becas (bandas en forma de V), los egresados lucieron también mascarilla. Además, los familiares y amigos de los ya graduados no pudieron asistir y tuvieron que conformarse con seguir la gala vía telemáticamente..

El decano destacó de los graduados “su capacidad de adaptación y su responsabilidad” respecto a la actual situación sanitaria, que ha hecho de este curso “algo complicado y atípico”. Además, pidió disculpas en nombre de la institución “por los posibles errores que se hayan podido cometer”.

Resiliencia fue la palabra más repetida durante la ceremonia, pero no la única. El decano recordó que mantenía confianza plena en los que, como remarcó, “son parte del futuro de la educación de Asturias y el resto del país”.

Tras la entrega de diplomas, que se llevó a cabo en grupos de seis y diferenciando entre los graduados de Educación Infantil y los de Educación Primaria, fue el turno de los padrinos y representantes de cada grupo. “No dejéis que nadie os diga cómo enseñar”, les recordó Miguel Suárez, padrino de Educación Primaria. Ellian Tuero, madrina de los estudiantes de Educación Infantil coincidió con él en que los universitarios “están más que preparados para llevar sus enseñanzas a las aulas”.

“Es un alivio, porque pensábamos que no iban a haber graduaciones”, expresó Laura Blázquez, recién graduada. A su opinión se unió también la de Andrea Asensio, compañera suya y futura maestra: “Necesitábamos poder vernos todos después de tanto tiempo haciéndolo por el ordenador”, manifestó. Y respecto a que los familiares no pudiesen acompañarles, Andrea añadió: “Al menos han podido seguirlo por internet, así que nos hemos sentido acompañados por ellos igualmente”.

Acto de graduación de la Facultad de Educación y Profesorado. | Patricia Ordiz

La ceremonia duró aproximadamente hora y media, y tuvo como colofón final un pequeño discurso del rector de la Universidad, Ignacio Villaverde Menéndez, que se mostró agradecido con los graduados. El himno de la Universidad por parte de todos los titulados puso fin al acto. Más de un centenar de estudiantes, de primaria e infantil, asistieron a la ceremonia, aún con algunas bajas por positivos de covid entre ellos.

El covid menguó la graduación de Psicología y Logopedia. “Cada día que pasaba éramos menos. Comenzamos con 85 y acabamos en 65, ya que algunos alumnos tienen síntomas compatibles con covid o son contactos estrechos”, explicó el decano de la Facultad, José Carlos Núñez. Aun así, había muchas ganas de recuperar la ceremonia después de un año en blanco.

“Para nosotros supone mucho poder celebrar este acto, que, aunque es mucho menos ostentoso que de costumbre, es muy bonito volver a estar con nuestros alumnos (después de un curso de clases online). Esperemos que el próximo curso podamos empezar con normalidad”, comentó Núñez.

En total, se graduaron en el salón de actos de la Facultad 30 estudiantes de Logopedia y 35 de Psicología, sin acompañantes. Los familiares tuvieron que seguir la gala a distancia, retransmitida “online”. “Al no tener el auditorio, no podíamos meter a tanta gente. Queríamos hacer un acto bonito pero seguro”, dijo el decano.

La despedida que sí contó con familiares fue la celebrada por la Facultad de Derecho, donde los 80 alumnos pudieron compartir emoción con sus allegados. El acto se celebró en el Palacio de Congresos de Oviedo, precisamente para poder contar con espacio suficiente.

“En la Facultad no cabíamos con la distancia de metro y medio y entendíamos en cambio que este es un momento para compartir con la familia, así que buscamos un espacio mayor y permitimos que cada estudiante viniese con dos acompañantes”, detalló el decano, Javier Fernández Teruelo, que presidió la fiesta (del patrono de San Raimundo) junto al presidente del Principado, Adrián Barbón, que fue alumno de la Facultad.

24

Vuelven las graduaciones a la Universidad de Oviedo tras la pandemia

“Nosotros lo vemos como un acto especial por todo lo que significa después de estos quince meses de pandemia. Volvemos a reencontrarnos presencialmente y aprovechamos para despedir a algunos de los estudiantes de la promoción de 2020”, manifestó. Entre graduados, invitados y autoridades se sumaron unas 300 personas.

Los universitarios de la Facultad de Biología y Biotecnología de la Universidad de Oviedo también tuvieron su acto de despedida. Al igual que en otras, los familiares y amigos tuvieron que seguir la ceremonia a distancia, debido a que el lugar elegido para la ceremonia, en la Escuela de Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de Oviedo, no era posible mantener la distancia de seguridad para una afluencia mayor de público. “El coronaviurs nos plantea incertidumbres sobre el futuro”, comenzó el decano de la Facultad, José Manuel Rico, que hizo referencias a varios científicos que a lo largo de la historia escribieron acerca de distintas pandemias. No faltaron por su parte palabras de agradecimiento y apoyo para los alumnos que se graduaban porque “han sabido adaptarse a la situación de la mejor manera posible”, aseguró.

Los graduados se emocionaron al visionar un vídeo en el que reunieron fotografías de los cuatro años de carrera que han vivido, además de vídeos de despedida de sus profesores y profesoras. “Juntos hemos crecido y aprendido muchas cosas los unos de los otros”, explicó Alicia Villa, alumna y representante de sus compañeros de biotecnología. La entrega de los diplomas se hizo también por tandas de cinco alumnos para evitar aglomeraciones y facilitar así la distancia social.

Aún con todo, poder despedir los cuatro años de carrera de forma presencial superó con creces la falta del calor familiar.

Compartir el artículo

stats