Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cae con 87 años y espera tres horas por un médico en Candás

La familia de la herida denuncia que solo hay un facultativo y una enfermera de guardia que comparten Gozón y Carreño

Carmen Rodríguez, con su abuela, en una imagen reciente. | C. R.

Carmen Rodríguez, con su abuela, en una imagen reciente. | C. R.

Los escasos servicios sanitarios en los concejos rurales son un continuo motivo de denuncia y protestas de los usuarios. Es el caso de una familia de Candás, que tuvo que esperar durante unas tres horas para que atendieran a su abuela de 87 años tras una caída en casa que le provocó abundante sangrado en la cabeza y un buen susto a la familia. “Sólo había una doctora y una enfermera de guardia para atender todas las urgencias en dos concejos. Ellas hacen lo que pueden, pero es vergonzoso. Como lo es que solo haya una ambulancia que hay que compartir”, denuncia Carmen Rodríguez, una de las nietas de la mujer herida.

El accidente se produjo el sábado hacia la una de la tarde. La mujer convive con una de sus nietas, que está embarazada, en Candás. Por motivos que no vienen al caso, se cayó en la terraza de la vivienda. “Mi hermana, en su estado, no la podía levantar del suelo. Estaban las dos solas y mi abuela sangraba por la cabeza de manera abundante. Así que mi hermana me llamó y tuvo que ir desde Oviedo hasta Candás para ayudarlas”.

Las nietas también llamaron al servicio de emergencias, al 112. La respuesta fue que ni había médico ni enfermera disponibles porque tenían otros avisos. Así que, finalmente “nos arreglamos como pudimos y eran las cuatro de la tarde cuando salimos del centro de salud de Candás después de que a mi abuela le dieran unos puntos en la frente”, relató Carmen Rodríguez.

“Afortunadamente todo se quedó en un susto. Luego nos enteramos de que estaban atendiendo a una persona que había sufrido un ictus o un infarto, con lo que es lógico que tuviera preferencia. Pero lo que no es lógico y es denunciable es el abandono. ¿Cómo se puede tener con solo un médico y una enfermera compartidos entre dos concejos tan envejecidos como son Carreño y Gozón?”, plantea la nieta de la mujer herida. “Preguntamos qué pasaba si se daba la circunstancia de que se produjeran de manera simultánea dos avisos por motivos graves, y lo que se nos dijo fue que entonces se decide desde el 112 a quién se le daba prioridad. Vamos, que es una lotería que coincida que los servicios médicos estén libres si te pasa algo o te pones enfermo. Es vergonzoso”, incidió Carmen Rodríguez.

"¿Cómo se puede tener con solo un médico y una enfermera compartidos entre dos concejos tan envejecidos como son Carreño y Gozón?”

decoration

El monumental enfado de esta familia les ha llevado a decidirse por “poner una queja formal para que se amplíe la atención sanitaria. Nos dijeron que la teníamos que poner en el Ayuntamiento de Candás, y que desde allí la hacía llegar al Sespa (Servicio de Salud del Principado, dependiente de la Consejería de Salud). Veremos a ver si se tramita y atienden una reclamación que es una necesidad. No se puede tener a la población de dos concejos con tantos pueblos diseminados y tantas personas mayores con un solo médico y una sola enfermera para atenderlos a todos. Es vergonzoso”, remarcó Carmen Rodríguez.

La mujer herida, cuya identidad prefiere no ser revelada, evoluciona favorablemente.

Compartir el artículo

stats