Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias, entre las comunidades en que menos creció el transporte por autobús este año

Cofiño abre la puerta a negociar con el Estado la transferencia, pero “con cautela”

El Gobierno asturiano abrirá “en los próximos meses” la negociación con el Estado sobre las competencias hidráulicas, “pero deben venir bien dotadas, debemos aprender del pasado”, según advirtió ayer el vicepresidente u consejero de Medio Ambiente, Juan Cofiño, en respuesta a una pregunta formulada por el diputado de IU, Ovidio Zapico, quien calificó de “anomalía que ya dura cuarenta años” la falta de esa transferencia.

El diputado y coordinador general de IU, Ovidio Zapico, defendió que el Principado “no puede perder más tiempo” en la asunción de la gestión del agua, “un elemento indispensable para la vida”, recalcó. El vicepresidente Cofiño defendió la necesidad de “ser cautelosos” aunque admitió que la intención del Gobierno asturiano es abrir esa negociación en breve, pero sin urgencias. “No descartamos poner de nuevo en marcha el proceso de reclamación de las transferencias pendientes”, apuntó para, seguidamente, afirmar que el traspaso de dicha competencia “podría acompasarse con el desarrollo del nuevo marco legislativo en materia de agua”. Pero insistió en trasladar un mensaje de prudencia: “Habrá que ser cautos y evaluar adecuadamente las repercusiones que la asunción de esas nuevas competencias supone para el Principado en lo que se refiere a medios personales, materiales y económicos que deberán ser traspasados desde el propio Ministerio”, afirmó el vicepresidente y consejero, quien añadió que uno de los motivos de que no se haya abordado antes esta negociación es por la buena relación existente con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. Cofiño concluyó que no es tan importante el plazo como que se realice una “buena negociación” para dar respuesta a las peticiones que lleguen desde los respectivos ayuntamientos.

Compartir el artículo

stats