Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El acompañamiento a los hospitalizados se amplía pero se suprimirá la visita “social”

En la habitación individual podrá haber dos familiares y en la múltiple solo uno por paciente | El horario se centrará en torno a las comidas

Controles a la entrada del HUCA.

Controles a la entrada del HUCA.

Los horarios de acompañamiento a los enfermos que permanecen ingresados en los hospitales asturianos serán ampliados en los próximos días, pero las autoridades sanitarias quieren aplicar una nueva filosofía: la visita al hospital ha de tener como objetivo “beneficiar” al paciente y hacer más llevadera su estancia. Dicho de otra manera: se tratará de poner fin al hábito, tan extendido, de convertir el acompañamiento hospitalario en una “costumbre social” que se plasma en visitas de larga duración con las consiguientes “aglomeraciones” de personas en un mismo recinto.

Por este motivo, y según ha podido saber este periódico, el criterio que seguirá una mayoría de los centros sanitarios será establecer un régimen de visitas de tres o cuatro horas al día, centradas en los momentos de la comida o la cena, de manera que el acompañante pueda ayudar al paciente que lo necesite. Tras las estrictas restricciones vigentes durante el año y medio largo de pandemia de coronavirus, el Servicio de Salud del Principado (Sespa) ha enviado a las ocho gerencias de área las instrucciones para poner en marcha “una desescalada progresiva orientada a la recuperación de la normalidad en distintos ámbitos asistenciales”. Sobre la base de este documento, los directivos de cada área están planteando a los servicios centrales sus líneas de actuación. Las pautas no serán uniformes en todo el territorio autonómico, sino adaptadas a la realidad de sus edificios, prestaciones y circunstancias.

Mascarillas, sí; toma de fiebre, no

El nuevo protocolo indica que en todos los puntos de acceso a los dispositivos sanitarios se mantendrá la cartelería con indicaciones sobre higiene de manos, uso obligatorio de mascarilla y resto de medidas de seguridad establecidas. “No será necesario realizar la toma de temperatura en dichos accesos”, precisa el documento,

Salas de espera

En las zonas de espera habilitadas con asientos “se mantendrá una separación recomendable de un asiento entre los usuarios que no pertenezcan al mismo núcleo familiar”.

Un acompañante o dos en plantas de hospitalización

Según el documento elaborado por el Sespa, “se mantendrá el criterio de una única persona acompañante por paciente y se irán aumentando los tiempos de acompañamiento en pacientes no covid”. En caso de una habitación individual, “el acompañamiento podrá ser de hasta dos personas”. Si el paciente está ingresado en un cuarto no individual, “el acompañamiento se realizará con una persona, evitando así aglomeraciones”.

Un acompañante en consultas y pruebas

En los centros de Atención Primaria y en las consultas y pruebas de los hospitales “se permitirá una persona acompañante, respetando siempre el horario de citación, insistiendo en la puntualidad y respetando las medidas de seguridad establecidas en la sala de espera”.

Casos de acompañamiento permanente

Estará autorizado en los siguientes tipos de pacientes: pediátricos, altamente vulnerables, con cuidados paliativos y postoperados en las primeras 24 horas tras la intervención. También en mujeres durante las consultas necesarias durante el embarazo, además del parto y el postparto. En los servicios de Urgencias y las UCI, “el acompañamiento se realizará acorde al procedimiento establecido por cada hospital”.

Organización de visitas por unidades de hospitalización

El protocolo indica que “a cada unidad de hospitalización, UCI y Reanimación se le asignará un tramo horario durante el cual podrá acceder su acompañante”. Con el ingreso del paciente se entregará al acompañante una tarjeta identificando el tramo en el que están permitidas las visitas.

España roza el riesgo bajo, donde ya están diez regiones

La mejora de la transmisión del coronavirus en el descenso de la quinta ola sitúa a España rozando el riesgo bajo (menos de 50 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días), con una incidencia de 50,9. Extremadura (48,4) y Castilla-La Mancha (47,3) son las comunidades que regresaron ayer al nivel más benigno, uniéndose a Asturias (15,1), Andalucía (37,9), Canarias (47,2), Castilla y León (33,1), Comunidad Valenciana (39,7), Navarra (41,1) y La Rioja (40,3) y Galicia (19,7). Sanidad ha reportado en los últimos siete días 126 fallecimientos y Asturias sigue a la cabeza de la letalidad.

Las reuniones entre Ministerio y autonomías, ahora cada 15 días

Una muestra de que la normalidad sanitaria se acerca ha sido la decisión del Ministerio de establecer que las reuniones interterritoriales entre el Gobierno central y las comunidades autónomas para analizar la situación sanitaria serán ahora cada quince días, en vez semanalmente. La bajada de la incidencia acumulada ha permitido que las comunidades autónomas hayan ido retirando la mayoría de las restricciones del ocio nocturno y de la hostelería, y además el Gobierno central ha decidido relajar los aforos que limitaban el acceso de las personas a los eventos multitudinarios.

La píldora anticovid será barata y eficaz, pero no llegará a todos

El pasado viernes, la compañía Merck anunció su nueva pastilla para combatir el Covid. Según la farmacéutica, reduce el riesgo de hospitalización y muerte en un 50 por ciento. Aunque el fármaco aún necesita ser autorizado en Estados Unidos, la idea es que se aplique a enfermos de covid que se encuentran en su domicilio, para evitar que empeoren. La previsión de la empresa es que a finales de año haya disponibles 10 millones de píldoras. El coste del tratamiento es menor que el de los fármacos que ahora se aplican.

Compartir el artículo

stats