Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La FSA pierde dos puestos en la ejecutiva, aunque Carcedo pasa a liderar el Comité de Ética

Adriana Lastra, única asturiana en la cúpula, de la que sale Hugo Morán | Barbón se muestra satisfecho con el nivel de representación

Barbón, en primer término, junto a María Luisa Carcedo; Dolores Carcedo, portavoz socialista en la Junta; Juan Cofiño, vicepresidente del Principado; Ana González, alcaldesa de Gijón, y otros miembros de la delegación de la FSA en el congreso de Valencia.

El PSOE consumó en el congreso de Valencia una profunda renovación de su órgano ejecutivo, formado por 42 dirigentes electos (más cuatro miembros natos), 30 de ellos nuevas incorporaciones (71%). Los números dicen que en ese proceso Asturias pierde representación, en la medida en que los integrantes vinculados a la Federación Socialista Asturiana (FSA) pasan de tres a uno en la referida comisión ejecutiva. Continúa Adriana Lastra como vicesecretaria general y salen la exministra de Sanidad María Luisa Carcedo y el actual secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán.

Carcedo, hasta ahora secretaria ejecutiva de Sanidad y Consumo, deja ese puesto y pasa a presidir la Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE. Morán, que ocupaba la secretaría de área de Transición Ecológica de la Economía, queda fuera de los distintos órganos. La FSA sí retiene los tres puestos electos actuales en el comité federal, con Gimena Llamedo, secretaria de Organización de los socialistas asturianos; Iván Fernández, responsable regional de Política Municipal, y José Luis Alperi, secretario general del SOMA.

Pese al menor número de asturianos en la ejecutiva, el presidente del Principado y secretario general de la FSA, Adrián Barbón, afirmó que esta organización conserva “un papel fundamental” en la nueva etapa que inicia el PSOE. “El hecho de que Adriana Lastra continúe como vicesecretaria general, con poderes reforzados, para nosotros es fundamental. Y el hecho de que María Luisa (Carcedo) vaya a presidir el Comité de Ética es una muestra de respeto y de valoración de su trayectoria y honestidad”, afirmó Barbón, que también calificó como “amplia” la representación en el Comité Federal

El presidente regional ensalzó “el gran trabajo de la delegación asturiana (en el congreso), que ha tenido un papel de primer nivel, por ejemplo en la reflexión sobre los precios de la energía y el papel de Hunosa como empresa pública, y la aportación fundamental en materia de financiación autonómica con el reconocimiento del coste real de los servicios públicos”.

Andalucía es la comunidad con mayor número de representantes (9) en la Comisión Ejecutiva, seguida de Madrid (6). Cataluña gana un miembro, hasta llegar a cuatro. La FSA queda encuadrada en un grupo de federaciones que tienen un representante, junto a Cantabria, Extremadura, Baleares, Murcia y La Rioja.

Compartir el artículo

stats