Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mundo empresarial asturiano alza la voz: “El Suroccidente es el gran olvidado”

La FADE exige “un compromiso diferenciado y firme” para la comarca, por la que la Cámara de Oviedo muestra “preocupación permanente”

“Abandonados” en el Suroccidente: “Tienen que arreglar ya el argayo”

La calamitosa situación de las comunicaciones en el Suroccidente, agravada con el argayo en Soto de la Barca donde se produjo el fallecimiento de una mujer allandesa, ha encontrado eco en el tejido empresarial regional, muy preocupado por la situación. “Nuestra preocupación por el suroccidente asturiano es permanente”, señalan desde la Cámara de Comercio de Oviedo, que ha recibido “numerosas llamadas de empresarios mostrando indignación por los cortes en las principales carreteras de comunicación”. Asimismo, desde la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), María Calvo, su presidenta, afirma que “el Suroccidente es el gran olvidado de Asturias” y advierte que “es un territorio que requiere un tratamiento diferenciado y un compromiso firme de todas las administraciones para ayudar a superar la crisis derivada del cierre de la minería y de la descarbonización”.

“Nos hemos puesto a disposición de las administraciones para cooperar”

Carlos Paniceres - Cámara de Oviedo

decoration

Calvo sostiene que esta comarca asturiana necesita “un compromiso que pasa por la mejora urgente de sus comunicaciones”. Y agrega: “Compartimos plenamente la frustración de las empresas de la zona, que son las que siguen dando vida a la comarca frente a viento y marea”. La FADE recordó que ya se manifestó en abril en Casazorrina (Salas) tras la situación generada por el “argayón” junto a empresarios y alcaldes de la zona. Igualmente, desde la Cámara de Comercio de Oviedo, que quiso enviar públicamente su pésame a la familia de la fallecida en el argayo, aseguraron que la entidad “está atenta a colaborar siempre con estos municipios”. “De hecho”, afirmaron, “se mantiene una delegación (antena cameral) permanente en Cangas del Narcea que da servicio al Suroccidente”. El presidente de la Cámara, Carlos Paniceres, “ha mantenido contacto con el consejero de medio rural y cohesión territorial del Gobierno del Principado de Asturias, Alejandro Calvo, trasladándole esta preocupación y malestar”. El consejero, por su parte, “le ha informado puntualmente del estado de la situación y de las acciones que se ejecutarán de manera urgente para que en el menor tiempo posible se solucione estos graves problemas”. Paniceres también ha contactado con los alcaldes de Tineo y Cangas del Narcea y “la Cámara de Comercio se ha puesto a disposición de la administración regional y local con el fin de cooperar a una rápida solución a este problema del acceso al Suroccidente como consecuencia de los argayos caídos, así como para el desarrollo de actividades económicas en la zona para generar empleo”.

“Compartimos la frustración de las empresas, que siguen dando vida a la comarca”

María Calvo - FADE

decoration

Al igual que la FADE, desde el ente cameral recuerdan que la situación económica de la comarca suroccidental “se agrava aún más, con la decisión de finalizar la actividad de la central térmica de Soto de la Barca, autorizado en el 2016 y ejecutado en junio de 2020. Decisión tomada sin alternativa alguna de nueva actividad económica ante un cierre que podríamos denominar exprés”, critican. Y recuerda que las políticas de reducción de emisiones de CO2 deben “ir siempre acompasadas con políticas de transición justa y sosegada, y no decisiones incontroladas que dinamitan un territorio con tradición empresarial”.

Hasta aquí lo que dicen la patronal regional y la entidad cameral de Oviedo, altavoz autonómico de los empresarios de la zona. Entre ellos, Alberto García, propietario de Almacenes Ladislao, empresa que mueve más de 900 toneladas de material al mes por el Suroccidente, especialmente alimento para el ganado en un zona –con los concejos, sobre todo, de Tineo y Cangas del Narcea– donde el sector primario tiene mucho peso. Los rodeos e inconvenientes viarios que sufre el suroccidente –incluyen, además del reciente derrumbe por las lluvias en el corredor del Narcea junto a Soto de la Barca, el “argayón” de Casazorrina solventado con un bypass tras meses y la demolición del puente de La Barrosa que obliga a circular por la antigua nacional del puerto de La Espina– le suponen un coste extra “de unos cinco euros por tonelada de mercancía”.

“Ya hay subida de precios, y los rodeos nos suben el coste más; unos cinco euros por tonelada”

Alberto García - Almacenes Ladislao

decoration

“En la situación que nos encontramos, con la subida de precios, nos encarece mucho más con todo lo que movemos en dirección a Tineo y el Suroccidente, zona ganadera por antonomasia”, explica García, que añade a la complicación de tener que usar la carretera vieja de La Espina el hecho de verse obligado a recurrir a vías secundarias para el reparto por los cortes. “Normalmente, metes un camión más grande, pero ahora tienes que hacerlo con furgonetas o camiones pequeños. Te encarece mucho el reparto”, cuenta. Y no se olvida de lo que ello supone para el sector agroganadero. “El porte se les dispara. Y el mayor perjudicado es el propio ganadero; sus costes suben pero el precio del producto que venden, ya sea leche o carne, es bajo o no sube de forma acorde”, añade García.

“No sé qué piensan hacer con nosotros. Solo les falta decirnos: ‘Venga, marchaos ya’”

Mercedes Cruzado - COAG

decoration

Mercedes Cruzado, secretaria general de la organización agraria COAG, recalca que la situación “nos afecta muchísimo como habitantes y ganaderos porque dependemos de las vías de comunicación, y hay muchísimas carreteras secundarias por las que no pasan el lechero, quienes traen el forraje o el que viene a por vacas o terneros para el matadero”. Ella misma, de Grandas de Salime, la sufrió esta misma semana al tener que ir a una reunión a Oviedo: “Es un peligro, tuve que venir de noche, con la cantidad de tráfico que tiene ahora la carretera de La Espina y tal y como está. No sé lo que piensan hacer con nosotros. Solo les falta decirnos: ‘Venga, marchaos ya’”.

Susto en Pilotuerto: otro argayo en el corredor del Narcea, a 5 kilómetros del derrumbe mortal


Como muestra de la complicada situación del corredor del Narcea (AS-15), ayer a primera hora de la mañana operarios del Principado tuvieron que resolver un nuevo argayo en la vía a poco más de cinco kilómetros del desprendimiento registrado junto a Soto de la Barca que le causó la muerte a una vecina de Allande. Por fortuna, este incidente, en la zona de Pilotuerto, fue de magnitud más leve, no hubo que lamentar heridos y los trabajadores de conservación de carreteras pudieron facilitar rápido el paso de vehículos realizando labores con ayuda de maquinaria para retirar las piedras, que habrían caído durante la madrugada. Aun así, se trata de un serio aviso de las consecuencias de las lluvias del temporal en un terreno rocoso y abrupto como el que atraviesa ese tramo de la AS-15 por Tineo. En primer lugar, un aviso del riesgo para la seguridad de los conductores que pasan por allí; pero también de lo que supondría otro corte en el corredor del Narcea a esa altura, que generaría un incremento del colapso de comunicaciones en la zona al privar a los vecinos de Cangas de Narcea de la principal salida alternativa que tienen ahora hacia Tineo y el centro de la región obligándoles a un rodeo aún mayor por la complicada carretera de Llamas del Mouro o a través de Allande.

Reabrir el paso en Soto de la Barca, aunque sea por un carril, “aún llevará días”


El Principado quiere actuar sobre seguro en el argayo que mantiene cortado el corredor del Narcea en las cercanías de Soto de la Barca. Por eso, ayer todavía no se vio movimiento de retirada de rocas de la dañada calzada y, tal y como ha podido saber este periódico, se da por hecho que la reapertura al tráfico de al menos un carril “aún llevará días”, aunque no se atreven a fijar públicamente un plazo ante la complejidad del acceso al lugar elevado en el que se originó el desprendimiento, donde el informe preliminar ha detectado al menos tres puntos inestables que tendrán que ser derribados controladamente. La administración autonómica ha ido avanzando por la vía de urgencia para adjudicar los trabajos que requiere la actuación en la AS-15. Desde el Principado han insistido en que el argayo fue “imprevisible” al producirse a 200 metros de altura sobre la carretera y fuera del dominio de esta, en cuyo talud sí hay instaladas mallas de contención.

Compartir el artículo

stats