Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los parámetros que dejan claro que la sexta ola va a la baja en Asturias

Nuevo punto de inflexión en la pandemia de coronavirus en Asturias

Realización de una prueba PCR. EUROPA PRESS

La sexta ola de covid-19 sigue evolucionando a la baja en Asturias. El balance diario de casos se ha situado por debajo de los mil contagios –y lo ha hecho dos días seguidos, el sábado y el domingo– por vez primera desde el pasado 21 de diciembre. Además, la cifra de hospitalizados, tanto en planta como en cuidados intensivos (UCI), ha descendido de manera nítida. Y, aun en el contexto de cifras preocupante, el ritmo de mortalidad por coronavirus ha experimentado una caída esperanzadora, a la espera de que en los próximos días esta observación se vea ratificada o convertida en un espejismo aislado.

El Principado registró el pasado viernes 1.160 infectados de covid; el sábado, 819; y el domingo, 498. La tendencia es claramente decreciente. La incidencia a catorce días ha quedado establecida en 2.151 casos por cada 100.000 habitantes, frente al tope de 4.008 por 100.000 que se alcanzó el pasado 21 de enero. La tasa nacional es ligeramente inferior a la regional: 1.998 por 100.000.

Durante los tres días citados –del viernes al domingo pasados– fallecieron en la región once personas, de edades comprendidas entre 56 y 95 años. El dato es elevado, pero si se computa la suma en catorce días se observa que ayer daba 89 defunciones, cuando el pasado viernes eran 103. En los hospitales de la región, en la mañana de ayer había 373 pacientes hospitalizados por covid: 342 están en planta –la cifra más baja desde el 8 de enero, pese al acúmulo propio de los fines de semana– y 31 en UCI, el dato más bajo desde el 10 de diciembre.

Compartir el artículo

stats