Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un eurodiputado asturiano en el epicentro del drama de los refugiados ucranianos: “Llegan mujeres y niños traumatizados”

Jonás Fernández constata en la frontera polaca con Ucrania que la acogida está “muy bien organizada, nada que ver con la de los sirios en Hungría”

Jonás Fernández, en el centro, en el paso fronterizo de Medyka, cerca de Przemysl.| LNE

El eurodiputado asturiano Jonás Fernández visitó este jueves los puestos fronterizos situados entre Polonia y Ucrania cerca de la ciudad de Przemysl –la última importante camino de Leópolis–, donde comprobó que “la acogida de los refugiados ucranianos está muy bien organizada, con numerosos voluntarios trabajando a destajo para recibir a quienes escapan de la guerra”.

Fernández comparó lo que vio este jueves en Polonia con lo que observó en la frontera entre Serbia y Hungría en septiembre de 2015, cuando se produjo una avalancha de refugiados, sobre todo de la guerra de Siria. “Lo de ahora no tiene nada que ver con lo que vi entonces”, explicó el eurodiputado socialista. “En Hungría vi mala organización, la Policía recibía de mala manera a los refugiados y los metía en campos de concentración, un auténtico escándalo”, añadió Fernández, que en aquella época denunció la situación que había observado.

El eurodiputado socialista se confesó impresionado por lo visto este jueves en la frontera polaco-ucraniana. “Es gente que sale de una guerra. Ves a mujeres y niños entrando a pie, en coches, en autobuses, traumatizados por lo que han dejado atrás”, aseguró en el puesto fronterizo de Medyka, uno de los tres que visitó a lo largo de la tarde de este jueves.

“Sobre todo hay muchos niños pequeños, y las madres que les acompañan, que han dejado en Ucrania a sus parejas. Salieron fundamentalmente de Kiev al ver que la guerra se recrudecía y han tardado en llegar a Polonia unos dos, tres, cuatro días. Las colas para cruzar la frontera son de tres o cuatro horas. Son imágenes muy duras, ver a estas mujeres y estos niños asustados por la situación y preocupados por los seres queridos que han dejado atrás”, constató el eurodiputado ovetense. “Unos llegan sonriendo, otros llorando, desolados”, describió.

Fernández se desplazó a la zona en coche y se entrevistó con voluntarios de organizaciones no gubernamentales con el fin de conocer de primera mano cómo se está realizando la acogida de los refugiados. A la estación de Przemysl llegan también trenes desde Leópolis con numerosos refugiados. En la estación se les identifica y se les deriva hacia diferentes lugares. La Unión Europea está decidiendo cómo se realizará el reparto de los desplazados, que pueden llegar a cuatro o cinco millones, según ACNUR.

En su cuenta de Twitter, Fernández colgó un vídeo grabado en plena frontera, en la que podía verse una gran cola de vehículos esperando a cruzar. En el mismo indicaba que estaba contactando, en esa zona fronteriza, con personas que veranean en Asturias. “A ver si somos capaces de hacerles llegar a la región”, indicó.

Por otro lado, valoraba muy positivamente los últimos movimiento de la Unión Europea para acoger a los refugiados de la invasión rusa. “Hemos conocido esta mañana (por el jueves) la buena noticia de que se activa la directiva de acogida ilimitada de refugiados, que les va a permitir una estancia ilimitada a todas estas personas, y también el derecho a trabajar e incorporarse a la sociedad europea”, añadió.

Compartir el artículo

stats