Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El consejero de Salud defiende la gestión de Faustino Blanco en la FINBA

Vox critica al actual director por vivir “un retiro dorado en un chiringuito socialista”

Sede de la FINBA, en La Cadellada. | LNE

El consejero de Salud del Principado, Pablo Fernández Muñiz, defendió ayer los resultados de Faustino Blanco al frente de la Fundación para la Investigación e Innovación Biosanitaria de Asturias (FINBA). Y lo hizo apelando a los datos que indican una mejora de la actividad desde su llegada al cargo de director de una entidad en la que participan la Administración regional y varias empresas destacadas de la región. Fernández señaló que, de una manera “objetiva”, la gestión es “buena”.

El titular de Salud se manifestó de este modo ante la Comisión de Sanidad de la Junta General del Principado. Fue en el marco de una pregunta formulada por la diputada de Vox Sara Álvarez Rouco, quien se mostró muy crítica con la labor de Blanco al frente de la FINBA, al considerar que ese puesto significa “un retiro dorado en un chiringuito socialista” que “a sus 68 años le reporta unos recursos nada desdeñables”.

Faustino Blanco fue consejero de Sanidad del Principado entre 2012 y 2015; y, entre septiembre de 2018 y agosto de 2020, secretario general de Sanidad del Ministerio.

Este pronunciamiento de Pablo Fernández en la Junta se produce dos meses después de que él mismo se abstuviera en una votación acerca de si Faustino Blanco debía cobrar la parte variable de su salario en la citada fundación. En dos reuniones del patronato de la FINBA, celebradas los pasados 29 de diciembre y 11 de enero, se debatió si el director de la institución debía recibir a fin de año la parte variable de su salario, ligada al cumplimiento de objetivos. Esta partida variable, dotada con 25.000 euros, se suma al tramo fijo de 85.000 euros brutos anuales. Faustino Blanco reclamó el tramo variable alegando, principalmente, que el objetivo principal del año 2021, que era la acreditación de la FINBA por parte del Instituto Carlos III, se había logrado. Esta acreditación también fue destacada ayer por el Consejero en el Parlamento regional.

Finalmente, la pretensión de Blanco se aprobó al ser apoyada por los patronos de las empresas privadas. Entre tanto, la mayor parte de los representantes de las instituciones públicas optaron por la abstención, entre ellos, los consejeros de Salud y de Ciencia, el rector de la Universidad, la gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa) y el máximo responsable del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Ayer, Pablo Fernández acusó a Vox de querer “enredar”: “Objetivamente es mucho el trabajo realizado por la FINBA con Faustino Blanco al frente y se han obtenido varios y grandes logros”.

Compartir el artículo

stats