Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El número de pacientes que se atiende ahora en las urgencias de hospitales asturianos: vuelta a la normalidad

Las largas esperas para operarse aumentan la demanda de asistencia

Zona de acceso al área de Urgencias del HUCA. Fernando Rodríguez

La afluencia a los servicios de Urgencias de los hospitales asturianos ha retornado a los niveles que eran habituales antes de la pandemia. Esta tendencia se está apreciando con claridad en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que el pasado lunes –día de la semana que suele registrar la mayor presión de pacientes– registró 425 usuarios en el servicio de Urgencias generales, cifra que se eleva hasta el medio millar si se computan las asistencias en las áreas pediátrica y ginecológica. El ritmo diario habitual oscila entre 330 y 350 paciente adultos.

La impresión general de los sanitarios es que una porción reseñable de los pacientes que acuden a Urgencias son enfermos que están sufriendo los efectos de las largas demoras en las intervenciones quirúrgicas de las que están pendientes.

También el Hospital de Cabueñes (Gijón) lleva un par de semanas con actividad similar a la previa a la pandemia. Y, en el momento actual, el Hospital San Agustín (Avilés) tiene la mayoría de sus 436 camas ocupadas: “Está completamente lleno”, manifestaron ayer fuentes sanitarias, que reconocieron esperas algo más largas de lo habitual en Urgencias, donde aguardan algunos enfermos hasta que queda libre un hueco en las unidades de hospitalización. “Se ha retomado la actividad normal y Urgencias está como antes”, subrayaron.

En números: en enero solicitaron atención atención médica urgente en el San Agustín un total de 5.477 pacientes: una media diaria de 176. El mes pasado, de acuerdo a datos facilitados por el gerente del área sanitaria avilesina, Ricardo de Dios, se registraron 4.871 entradas en Urgencias y el mismo mes de 2019 un total de 5.910. “Los datos se van acercando a los de prepandemia”, indicó el gerente, quien avanzó que en el Hospital San Agustín comienzan a verse cuadros gripales “pero aún no muchos”.

Compartir el artículo

stats