Asturiana de Laminados (bajo la marca elZinc) está viviendo un gran momento, tanto a nivel nacional como en el exterior. La compañía que preside Macario Fernández es, hoy por hoy, una de las empresas asturianas con mayor proyección internacional. Actualmente, llega a 50 países de los cinco continentes, exportando aproximadamente el 98% de toda su producción. Y van a más. A nivel nacional, las cosas le van igual de bien. La división de refinería de Latem Aluminium, que abrieron en la localidad leonesa de Villadangos del Páramo, produce a buen ritmo lingotes de aluminio de segunda fusión a partir de chatarra para diferentes sectores, principalmente para el automóvil. A esto se une la finalización de las obras de la nave de la división de laminación de Latem Aluminium en la localidad zamorana de Villabrázaro. En sus 55.000 metros cuadrados se producirá aluminio verde para sectores como la construcción, la automoción y la alimentación. La planta utilizará el hidrogeno como combustible para todos sus procesos de producción. Este proyecto de economía circular –LatemAluminium–, basado en el reciclaje del aluminio (láminas, bobinas o envases), supuso una inversión de 238 millones de euros y la creación de cerca de 2.000 puestos de trabajo en la comunidad autónoma de Castilla y León. A estos planes de presente se le unen varios de futuro. Entre ellos, la búsqueda de otros desarrollos y nuevos productos en la planta de Lena; y que en cuatro o cinco años las fábricas de Castilla y León lideren unos productos de aluminio “muy especiales a nivel mundial”, cuenta Macario Fernández.

Cedidas a LNE

Cedidas a LNE Elena Casero

Apuesta por la sostenibilidad

El desarrollo sostenible es una de las prioridades para elZinc; forma parte de esa filosofía que les lleva a implantar procesos y productos innovadores, respetuosos con el medio ambiente. En elZinc apuestan por un modelo industrial de bajas emisiones de CO2 alineado con la política que la empresa mantiene en busca de una drástica reducción de su huella de carbono. En breve instalarán más de 8500 paneles solares en las cubiertas de sus naves de Pola de Lena que les permitirán aprovechar el 100% de la energía renovable generada por los paneles.

Cedidas a LNE

Cedidas a LNE Elena Casero

Para elZinc, la sostenibilidad es una prioridad, y por ello, su compromiso con el entorno va más allá de la evaluación de su impacto, también ha implementado un programa para la optimización de consumos y la disminución de residuos.

Y es que el uso de el zinc como piel del edificio contribuye a preservar los recursos naturales mediante el ahorro de consumo energético y la reducción de los gases de efecto invernadero.