Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La fuga de talento en la atención primaria en Asturias: el hospital, la privada y otras comunidades, opción para dejar atrás la precariedad

“No nos sentimos valorados”, dice el doctor Serrano, que asegura que el hospital, la privada o contratos en otras comunidades son las opciones para dejar atrás la precariedad

Entrada de un centro de Salud de Gijón. MARCOS LEÓN

Han acabado por convertirse los médicos eventuales en uno de los pilares fundamentales en la Atención Primaria en Asturias. No deja de ser contradictorio cuando no se considera que estos profesionales pertenezcan a ningún servicio o equipo. “Al contrario que los eventuales que ejercen en los hospitales, que sí están integrados”, matizan.

Así lo explica José Horacio Serrano Álvarez, médico eventual del área sanitaria III de Avilés desde 2020. Son los de su gremio los que se encargan de hacer las sustituciones en consultas de mañana, las guardias de tarde y noche, fines de semana, festivos... “Trabajamos unas 200 horas al mes, la mitad de los fines de semana del año... Y no nos sentimos en absoluto valorados”, recalca el doctor. “En los hospitales sí, los eventuales tienen los mismos derechos que sus colegas para coger descansos o vacaciones”, agrega. Hay otras diferencias que, aunque de menor calado, también son reseñables : “A los médicos de atención primaria es a los únicos a los que no se nos paga la comida en las guardias”.

Así las cosas, José Horacio Serrano se plantea mucho si seguir así o tratar de cambiar: “La moral de muchos está por los suelos”. Pero tampoco es fácil. “Te queda opositar, pero las convocatorias van lentas, hay gente que lleva toda la vida en ello”, cuenta.

Otra opción: tratar de hacerse con una plaza vacante. “Al estar las vacantes bloqueadas, las sustituciones donde los médicos se han jubilado hace meses o años son precarias. Esto provoca que haya pacientes que en un mes ven a tres o cuatro doctores distintos”, señala Serrano. En el Principado sostienen que esto es algo que depende del Ministerio de Sanidad.

Ante tal situación, se cuentan a pares, cada vez más, los médicos eventuales que optan por irse de la atención primaria en Asturias. “Las comunidades vecinas de Galicia y Castilla y León te ofrecen mejores contratos, más estabilidad. También otra opción son las urgencias hospitalarias, donde formas parte de un servicio, la medicina privada, o incluso las mutuas son una salida a tener en cuenta”.

Más allá de la situación de los profesionales, el doctor Serrano invita a pensar en cómo repercute esto en los pacientes, que no ven ni dos veces al mismo médico. “Nuestros pacientes están peor atendidos, y ese es el problema mas grave”, sentencia.

Compartir el artículo

stats