Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una festiva lección patriótica: así fue el izado de bandera en el colegio Santa María del Naranco de Oviedo

Los alumnos conocen los símbolos nacionales con motivo del día de las Fuerzas Armadas

Izado de la bandera en el colegio Santa María del Naranco, con asistencia de más de 1.800 personas

En el colegio Santa María del Naranco de Oviedo, este jueves fue fiesta, y además nacional, con motivo de la izado de bandera del día de las Fuerzas Armadas. Alrededor de 1.800 alumnos, más un centenar de profesores y un nutrido grupo de autoridades y de mandos y soldados del Regimiento “Príncipe” y la Delegación de Defensa asistieron a un acto muy emotivo, en el que no faltaron la música de los himnos nacional y asturiano, las explicaciones sobre el significado profundo de la bandera y la gallardía de un invitado muy especial, el águila de Harris “Xana”, mascota de la Brigada “Galicia” VII, a la que pertenece la unidad con base en el acuartelamiento “Cabo Noval”, y que se dejó acariciar por todos los niños y chicos que se atrevieron a acercarse a ella, con permiso del soldado cetrero Flores.

La jornada se inició en las aulas, donde los alumnos de educación primaria recibieron una conferencia sobre “Símbolos Nacionales”, y los mayores fueron introducidos en las “Misiones Internacionales” del Ejército español. Más tarde, a mediodía, se congregaron en el patio del centro, en perfecto orden de revista. Junto al mástil de la bandera, se situaron dos alumnos, Enol Álvarez Martín, de 4º curso de ESO, y Carlos Carril Yugueros, del curso 2º E de Primaria, que tenían como misión izar la bandera llegado el momento. Detrás, el director general del Santa María del Naranco, Jaime Nicolás Alvarodíaz; la concejala de Educación de Oviedo, Lourdes García López; y el director de Alta Inspección de la Delegación del Gobierno, Josemi Sarralde.

La banda de guerra del “Príncipe”.

En el lado de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se contaban el coronel Juan Luis González Martín, Delegado de Defensa en Asturias; el teniente coronel Fernando García de Béjar, jefe de la Plana Mayor del Regimiento “Príncipe”; el Suboficial Mayor de la unidad, Pablo San Agustín; el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo, teniente coronel Luis Germán Avilés Cabrera; Sinesio Barrientos, jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, así como Ana Álvarez García, jefa de sección de la misma brigada; y representantes de la Policía Local de Oviedo y la Marina. Tampoco faltó en el acto quien fuera Delegado de Defensa entre 2007 y 2013, el coronel retirado Baldomero Argüelles González.

“Respeto y veneración”

Primero accedió al patio la Banda de Gaitas de Oviedo y más tarde, tras escuchar al cornetín de órdenes del Regimiento “Príncipe”, irrumpió con paso marcial la banda de guerra de la unidad. Los niños acompañaron con sus palmas la música, antes de que subteniente del Aire Antonio Trobajo pasase a explicar la simbología del acto. “La Fuerzas Armadas son los guardianes de la bandera, que representa a España y todos los españoles. Debe ser tratada con el máximo respeto y veneración. Es una bandera que también es la vuestra. Es un signo de la soberanía, la independencia y la unidad de España, y representa los valores de la democracia”, enumeró el subteniente del Aire.

A continuación, el coronel Juan Luis González, hizo entrega de la bandera, hasta ese momento custodiada por el brigada de Marina Castro, al director general del centro, que a su vez la entregó a los niños encargados de izarla, mientras sonaba el himno nacional. La operación se llevó a cabo sin mayores problemas, aunque con ciertos “nervios”, como admitió Enol Álvarez, quien se confesó orgulloso de haber participado en el acto. Luego aseguraría que muchos jóvenes de su edad desconocen el significado de los símbolos nacionales. “Estaría bien que se inculcase en la clase el hábito por estas cosas”, opinó. La más pequeña, Carlota Carril, también se mostró orgullosa, aunque un poco cansada de tanto trajín, y temerosa de la cercanía del águila de Harris “Xana”. La bandera ondeará ahora en el colegio Santa María del Naranco.

Carlota Carril acaricia al águila “Xana”, sujetada por el soldado cetrero Flores.

“Ha sido un acto muy emotivo, una lección de un calado tremendo, para que los alumnos vayan aprendiendo el sentido de respeto por la bandera de la nación”, opinó el director general, Jaime Nicolás Alvarodíaz. La concejala Lourdes García explicó que la experiencia del año pasado había sido tan buena que no habían dudado en celebrar otro izado de bandera de nuevo este año. “Es un acto para que los niños conozcan la historia de nuestra nación y que se sientan orgullosos de la bandera y del trabajo de las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado”, señaló.

Los actos continúan

Pero los actos del día de las Fuerzas Armadas continúan en Asturias. Este viernes, casi 500 escolares visitarán las instalaciones del acuartelamiento “Cabo Noval”, base del Regimiento “Príncipe” número 3. Los menores podrán ver de cerca e incluso tocar con sus propias manos el material y los equipos con los que el regimiento realiza sus misiones internacionales. El sábado y el domingo podrá verse una exposición con este material y los vehículos del regimiento en la fábrica de La Vega en Oviedo.

Ya para el 12 de junio, a las 11 de la mañana, está prevista la celebración del II Trail “Cabo Noval”, una carrera de 17 kilómetros que discurre por el interior del campo de maniobras del acuartelamiento, el lugar donde suelen entrenarse los soldados del regimiento. Hay 400 plazas, 50 de ellas para los soldados. Finalmente, el 18 de junio a mediodía, en el prado del Molín de Cangas del Narcea, tendrá lugar un jura de bandera civil en la que participarán medio millar de personas. El día antes, se celebrará un concierto en Cangas a cargo de la unidad de Música del Cuartel General del Mando de Apoyo a la Maniobra de La Coruña.

Compartir el artículo

stats