Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud fía la reorganización de la atención primaria a la figura del director de equipo que habrá en cada zona básica de salud

El nuevo decreto dotará de una mayor autonomía a cada centro de salud para atender sus especificidades, según la directora general de Salud Pública

Por la izquierda, Melania Álvarez y Lidia Clara Rodríguez Armando Álvarez

El Gobierno de Asturias ha aprobado hoy el nuevo decreto que regula el funcionamiento de los equipos de atención primaria del Servicio de Salud (Sespa), dotándolos de mayor autonomía para organizar la actividad, con el fin de mejorar la asistencia a la ciudadanía. La Consejería de Salud fía la reorganización de la atención primaria, "que no es solo la puerta de entrada al sistema sino la columna esencial del Sistema Nacional de Salud" a la figura de nueva creación del director de equipo de atención primaria que habrá en cada zona básica de salud, según ha indicado la directora general de Salud Pública, Lidia Clara Rodríguez.

 La reorganización de la atención primaria se aborda para atender de modo más eficaz y con mayor calidad a las personas con enfermedades crónicas, un grupo que ha ido en aumento en los últimos años por el envejecimiento de la población, lo que a su vez conlleva un incremento de las necesidades sociosanitarias y de los cuidados. Una de las novedades es la creación de la figura del director de equipo de atención primaria, que coordinará a todo el personal que presta servicio en una zona básica de salud determinada, apoyado por una comisión de dirección. Entre sus cometidos estará el de gestionar los permisos y licencias, además de proponer horarios, turnos y tareas para lograr la consecución de los objetivos asistenciales, así como de los vinculados a la salud pública y comunitaria. El director será también el interlocutor con la gerencia del área sanitaria. La directora general avanzó que estos puestos saldrán a convocatoria, "pero no entrañarán un mayor gasto porque sustituirán a los coordinadores".

 El equipo de atención primaria coordinará sus acciones con las unidades de apoyo del área sanitaria correspondiente: trabajo social, salud bucodental, fisioterapia y matronas; los equipos de apoyo en cuidados paliativos o de soporte de atención domiciliaria y los de psicología clínica. De este modo, se garantizará la accesibilidad de la población a los servicios de salud con criterios de eficacia y eficiencia. La norma, que entrará en vigor a los 20 días de su publicación en el Boletín Oficial del Principado (BOPA), describe las funciones de los equipos, que consisten en la atención clínica, comunitaria y de promoción de la salud; la docencia, formación e investigación y la organización de la atención primaria en la zona básica de salud. También define las competencias y objetivos del personal en centros de salud y consultorios, en domicilios y en la comunidad. Este nuevo modelo dotará de "mayor autonomía a cada centro de salud, para atender las especificidades y necesidades concretas de la población a la que atiende", según ha manifestado la directora general de Salud Pública, Lidia Clara Rodríguez.

El decreto desarrolla una de las medidas recogidas en la Estrategia del Nuevo Enfoque para la Atención Primaria, que la Consejería de Salud ha consensuado con profesionales y sociedades científicas y constituye una referencia para el resto del país.

Compartir el artículo

stats