Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un fallo informático impide durante horas a las farmacias dispensar recetas electrónicas

Las incidencias empezaron a primera hora y se prolongaron hasta pasadas las cuatro de la tarde: "Fue caótico", afirmaron los boticarios

Una farmacéutica intenta acceder al sistema informático en el establecimiento De la Flor, en Avilés. | Mara Villamuza

Un fallo informático impidió ayer durante toda la mañana y parte de la tarde (unas ocho horas) que las farmacias asturianas dispensasen medicamentos mediante receta electrónica. La avería afectó a numerosos clientes. "Ha sido una jornada muy caótica", reconocían en la farmacia Laborda, de Pola de Siero. El problema se debió a un fallo en el sistema informático dependiente de la administración autonómica, que quedó solventado con una "solución de contingencia" mientras se evalúa si se trata de un fallo de un equipo o de un programa. A última hora de la tarde, el servicio se prestaba con normalidad tras quedar restablecido. Usuarios del Hospital Universitario Central de Asturias (Huca) aseguraron que los médicos tampoco pudieron recetar por vía electrónica a sus pacientes.

Los problemas comenzaron ya a las 9 de la mañana, en todas las farmacias asturianas, sin posibilidad de dispensar las medicaciones que los clientes reclamaban mediante receta electrónica. Desde que se implantó la receta electrónica se han producido diversos fallos que se han solventado rápidamente, reconocían varios farmacéuticos consultados. Pero ayer, la interrupción, con carácter intermitente, fue la más prolongada hasta la fecha.

El Colegio de Farmacéuticos informó mediante correos electrónicos a las boticas acerca de la caída del sistema, pero algunos establecimientos lamentaban no haber tenido otra vía de información más actualizada. "Tenemos pacientes que han pasado hasta en 3 ocasiones a lo largo de la mañana y lo único que podemos decirles es que vuelvan más tarde, a ver si la situación se ha solucionado. Hay momentos en los que el sistema funciona cinco minutos, pero luego se vuelve a caer", afirmaban en la farmacia Ordiales en Oviedo. En Pola de Siero la mañana también fue caótica, ya que, a la incidencia de las recetas electrónicas se sumó también hasta el mediodía un parón en el ambulatorio local para proceder a cambiar el sistema informático, lo que ha reducido la actividad a lo mínimo indispensable.

"Un buen lío"

"Está siendo una jornada muy complicada porque la gente llega a por la medicación que necesita y no podemos acceder a la receta electrónica; como además también está el Centro de Salud con poca actividad, estamos viendo gente un poco cabreada", reconocían en la farmacia Laborda. Allí, apenas llegaron recetas manuales, las únicas que se podían expedir ayer, así que "hubo un buen lío" de vecinos que no sabían cómo acceder a sus medicamentos ni qué estaba pasando. En la farmacia Castaño solo despacharon recetas manuales, para frustración de buena parte de los usuarios, porque "las hechas a mano solo son las de urgencias, no las de medicación habitual que a la gente se le está terminando y no puede reponer".

En el concejo de San Martín de Oscos, la caída del sistema también afectó a sus cerca de 400 habitantes. La primera incidencia se registró sobre las 10 de la mañana. y a pesar de haber influido en el devenir habitual de la jornada, los farmacéuticos apuntaban que pudieron afrontar la situación con mayor solvencia, ya que, al tratarse de una localidad pequeña, la afluencia de gente fue menor. No obstante, "los más afectados fueron los pacientes que se encuentran de paso. Al ser el primer fin de semana de la operación salida, hay mucha gente que aprovecha y se acerca a retirar sus recetas y tienen que marcharse sin ellas. Es una situación que ha ocasionado un desorden importante", señalaron farmacéuticos del concejo.

Fuentes del Gobierno regional indicaron que la caída del sistema ocasionó una tarea compleja para identificar dónde se encontraba el fallo, ya que la red informática pasaba por tres nodos: uno del Principado, otro de Salud y otro de la red farmacéutica.

Finalmente se optó por una solución de contingencia con personal de vigilancia para si se produce una nueva caída, en tanto se sustituyen los equipos que originaron la avería, indicaron las mismas fuentes.

Compartir el artículo

stats