Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP pone en duda la apertura de todos los centros sanitarios: "El verano será complicado"

Beatriz Polledo se estrena como coordinadora del Grupo Popular pidiendo a Barbón que deje de comportarse como un "espectador silencioso"

Beatriz Polledo

La nueva coordinadora del grupo parlamentario popular en la Junta, Beatriz Polledo, estrenó el cargo con un emplazamiento al presidente del Principado a soltar amarras, a "dejar de abrazar el sanchismo y empezar a gobernar Asturias con políticas serias" después de "tres años perdidos" en los que Adrián Barbón se ha comportado como "un espectador silencioso". Echando mano de la actualización estadística de la semana, del "dato récord de inflación" y del cuarto de millón largo de asturianos en riesgo de pobreza o exclusión, la diputada puso un pie en Asturias y otro en Madrid para emplazar al Gobierno del Principado a afrontar la "revolución fiscal" que con reiteración y poco éxito le reclama el PP y proclamar que su partido "y los asturianos no esperamos ya nada del Gobierno central". O más bien "nada más que una convocatoria adelantada de elecciones generales que nos permita tener un Gobierno del PP solvente y que tenga en consideración a Asturias".

La también portavoz de sanidad de los populares en la Junta recargó munición en el área de su competencia directa y auguró un verano complejo en los centros de salud de la región. "Va a haber muchas dificultades para abrir los consultorios", dijo poniendo abiertamente en duda las previsiones del Servicio de Salud del Principado (SESPA) de contar con personal suficiente para mantener en servicio todos los centros de atención primaria, consultorios y puntos de atención continuada. "No hay ni va a haber refuerzos, no hay más que escuchar a los profesionales", anticipó antes de augurar "una situación muy complicada en la sanidad asturiana este verano" y de censurar el "optimismo patológico" que, a su juicio, "vende" en esta y otras cuestiones el Principado.

"A los hechos me remito", se reafirmó. "El verano pasado ya se nos vendió que todos los consultorios estarían abiertos, y efectivamente puede que lo estén, pero si no hay médicos ni enfermeras que los atiendan no sirve para nada..." También "tendrá que explicar la gerente del SESPA cómo lo van a hacer" para cumplir su propósito de no cerrar ninguna planta en la red hospitalaria, persevera Polledo, "porque los médicos van a coger vacaciones y no va a haber posibilidad de mantener todos los servicios al cien por cien, por mucho que diga el SESPA". En la previsión de Polledo, el verano se complicará también en las urgencias, porque "cuando la atención primaria hace aguas, la presión se traslada a las urgencias hospitalarias".

La diputada del grupo inscribió los problemas que vaticina para la sanidad en el repaso nada complaciente a la labor del Gobierno regional con la que se hizo cargo del puesto de coordinadora. El refuerzo de su posición en el organigrama popular se hizo efectivo con su incursión en la economía. "La pérdida de poder adquisitivo de las familias es preocupante y directamente insostenible para los hogares con rentas bajas", subrayó Polledo volviendo al modelo fiscal de las autonomías que gobierna su partido. El Principado "debe utilizar sus competencias sobre el IRPF para amortiguar la pérdida de poder adquisitivo de los asturianos", dijo volviendo sobre la propuesta popular de "una rebaja selectiva de impuestos" siguiendo los ejemplos de "Madrid, Castilla y León o Murcia, que ya han deflactado su tramo autonómico del IRPF".

En Asturias, lamentó, Barbón "está en el ‘no es no’" y "no ha adoptado ninguna medida de calado. Se limita a aplaudir las medidas insuficientes de Pedro Sánchez y a justificar todas las actitudes que vienen de Moncloa y Ferraz".

Compartir el artículo

stats