Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece una mujer de 52 años horas después de sufrir un infarto mientras se bañaba en Llanes

La bañista, que murió en el HUCA, había recuperado el pulso en la playa de Toró tras 40 minutos de maniobras de reanimación cardiopulmonar

Evacúan en helicóptero a una bañista que sufrió un paro cardíaco en la playa de Toró

Evacúan en helicóptero a una bañista que sufrió un paro cardíaco en la playa de Toró

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Evacúan en helicóptero a una bañista que sufrió un paro cardíaco en la playa de Toró R. D.

Una mujer de 52 años falleció ayer en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) horas después de sufrir un problema cardiaco mientras se bañaba en la playa de Toró, en Llanes, y de ser rescatada, inerte, por los socorristas del arenal, tras lo que le practicaron maniobras de reanimación durante cuarenta minutos. Logró recuperar el pulso y fue evacuada a Oviedo en el helicóptero de Bomberos de Asturias. Fue casi una hora de angustia la que se vivió en la playa de Toró. Aunque la mujer fue trasladada con vida, el suceso terminó de la peor manera posible, con su muerte.

Aunque en principio pareció un ahogamiento, los servicios médicos estaban convencidos ya desde el primer momento de que la mujer, con patologías cardiacas habituales, había sufrido un problema de corazón, probablemente un infarto, mientras se bañaba. Fue rescatada inerte por los socorristas del arenal, que nada más sacarla a tierra empezaron a realizar maniobras de reanimación al comprobar que ni respiraba ni tenía pulso.

Los socorristas recibieron de inmediato la ayuda de un médico que se encontraba en el lugar. En unos pocos minutos que se hicieron eternos llegaron las asistencias sanitarias y, muy poco después, el helicóptero del 112, que justo acababa de participar en un rescate en la playa de Troenzo, en la localidad de Celoriu, a escasos kilómetros de Toró. La inmediata y persistente actuación de todos ellos dio frutos en un primer momento: la mujer recuperó el pulso tras cuarenta minutos de maniobras de reanimación cardiorrespiratoria. Los servicios asistenciales resaltaron que fueron "fundamentales" para ello las actuaciones de los primeros intervinientes: los socorristas, el médico presente en la playa, y el equipo sanitario de la UVI móvil activada por el SAMU, integrante del dispositivo especial del Descenso del Sella. Tras conseguir que la mujer recuperara el pulso, se procedió a su evacuación a bordo del helicóptero. Habían pasado 44 minutos desde que los servicios de Emergencia recibieron la llamada de auxilio, a las 17.08 horas, hasta que el helicóptero de Bomberos despegó hacia el HUCA, a las 17.52 horas. El delicado estado de salud de la mujer y los daños neurológicos sufridos ya hacían temer en aquel momento a los servicios médicos por su vida. No se equivocaban: la mujer fallecía poco antes de las diez de la noche en el hospital.

Rescates en la playa de Troenzo y Tereñes

El Grupo de Rescate del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), a bordo del helicóptero medicalizado de Bomberos, había rescatado ilesos muy poco antes en la playa de Troenzo a dos personas, un adolescente de nacionalidad francesa y un varón que se había tirado al agua para ayudarle. El aviso llegó a las 16.37 horas. El equipo de salvamento de la playa accedió al lugar con una embarcación con tres socorristas, que aguardaron la llegada de los rescatadores del SEPA junto a los dos bañistas. Estos fueron rescatados con la ayuda del helicóptero y los socorristas regresaron a nado hasta la embarcación, y de allí a la playa.

Hubo otro rescate más, un poco más tarde que el de Toró: el de un varón que sufrió una caída desde una altura de unos cinco metros en la zona con huellas de dinosaurio de Tereñes (Ribadesella). También en este caso tuvo que intervenir el helicóptero medicalizado de Bomberos. El afectado presentaba un esguince de tobillo y, tras su rescate, fue trasladado en ambulancia al Hospital de Arriondas.

Compartir el artículo

stats