Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos detenidos en Soto del Barco en el mayor golpe a la marihuana en España

La Guardia Civil se incauta de 32 toneladas de cogollos y 20 de polen en Toledo, Valencia y Ciudad Real, y en Asturias de 4.000 plantas

Dos detenidos en Soto del Barco en la mayor operación contra el tráfico de marihuana de España

Dos detenidos en Soto del Barco en la mayor operación contra el tráfico de marihuana de España Guardia Civil

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Dos detenidos en Soto del Barco en la mayor operación contra el tráfico de marihuana de España Luis Ángel Vega

La Guardia Civil se ha incautado el mayor alijo de marihuana envasada encontrado hasta el momento, no solo en España, sino en todo el mundo, y parte de ese cannabis se producía en una plantación de Soto del Barco, donde han sido detenidas dos personas e incautadas 4.000 plantas de esa droga. La droga se comercializaba envasada en España y países del norte de Europa. La "operación Jardines" ha concluido con la incautación de 32.370,2 kilogramos de cogollos de marihuana. Su equivalencia en plantas completas sería de aproximadamente 1,1 millones de ejemplares. Se calcula que la droga incautada alcanzaría un valor en el mercado ilegal de la droga de 180 millones de euros. Sobre la situación de la plantación en Soto del Barco, todo son especulaciones. Hay quien la sitúa en Foncubierta, o incluso en la zona del río Nalón. Las detenciones en Soto del Barco se produjeron el jueves de la semana pasada, 27 de octubre, según fuentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo, que ha desarrollado las investigaciones.

Los veinte detenidos (nueve hombres y once mujeres de entre 20 y 59 años) formaban parte de una organización que, además de en Asturias, estaba radicada en Toledo, Ciudad Real y Valencia, y que controlaba todo el proceso de producción y distribución de la droga. Los asturianos formaban parte de la fase de producción de las plantas de marihuana. Recibían las semillas para producir las plantas desde Toledo, y luego, una vez crecidos los ejemplares, las enviaban de regreso a Toledo, Ciudad Real y Valencia, donde tenía lugar el proceso de secado y procesado para su comercialización.

La investigación comenzó hace unas semanas con una inspección de la Guardia Civil de Toledo en varias plantaciones de cáñamo industrial de la localidad toledana de Villacañas. Los principales investigados poseían una empresa con la que adquirían las semillas de marihuana. Una segunda, las transportaba y sembraba. Una tercera se encargaba del cuidado, mantenimiento, recolecta y secado de la droga.

Finalmente, la empresa inicial se encargaba de adquirir las plantas ya secas con los cogollos y las almacenaba en dos naves en Valencia. Desde allí, los detenidos procesaban el género, separando los cogollos y los envasaban al vacío en diferentes formatos para enviarlos tanto a lugares del territorio español como a países europeos, principalmente Suiza, Holanda, Alemania y Bélgica.

La segunda inspección tuvo lugar en la localidad de Almagro (Ciudad Real) durante el mes de octubre. Agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Toledo descubrieron unas 37.000 plantas distribuidas en cuatro invernaderos y en proceso de secado. Las tres personas que se hallaban presentes en el momento de la actuación fueron detenidas. En la nave, la Guardia Civil, encontró también cuatro toneladas de picadura de marihuana almacenadas en varias sacas. El destino de toda la mercancía eran los dos almacenes de Valencia.

En esta última provincia, la Guardia Civil intervino 30.530 kilos de cogollos, 20 kilos de polen (todos envasado al vacío), 21.600 plantas en proceso de secado y 231.200 cajetillas de cogollos de marihuana. También se encontró documentación que acreditaba la existencia de varias plantaciones más, maquinaria para el procesado, elaboración y envasado, destacando sobre todo dos máquinas para la extracción del polen. En este registro fueron detenidas otras 15 personas.

Por último, la tercera y última fase de la explotación, consistió con una nueva inspección, esta vez en Soto del Barco, el pasado 27 de octubre. El análisis de las plantas halladas allí también dio positivo en psicoactivo. Un total de 4.000 fueron intervenidas, siendo detenidos los dos responsables de la plantación, cuya identidad no ha trascendido por el momento.

Fuentes de la Comandancia de Toledo indicaron que eran habitualmente los desplazamientos de los integrantes de la red entre las cuatro localidades donde estaba radicada, lo que evidenciaría que los veinte detenidos forman parte del mismo grupo criminal. Este hecho añadiría otros cinco años de prisión a la condena por delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas, en caso de que sean hallados culpables.

Asturias viene sonando reiteradamente por las incautaciones de marihuana. Es la droga que más se ha incautado en los últimos tres años y las plantaciones son cada vez mayores, la mayoría de más de 1.000 plantas.

Compartir el artículo

stats