Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consejero da más largas a la equiparación del personal de urgencias de primaria

Pablo Fernández descarta intervenir en el conflicto de limpieza del HUCA y en el de Jove

Participantes en la concentración de trabajadores de limpieza del HUCA, apoyados por Covadonga Tomé y Daniel Ripa (a la derecha), de Podemos.

La Consejería de Salud lleva años prometiendo la equiparación salarial y laboral de los médicos y enfermeras del Servicio de Atención Continuada (SAC) con otros colegas que llevan a cabo un trabajo muy similar o idéntico. Los sanitarios del SAC cubren las urgencias de los centros de salud en tardes, noches, fines de semana y festivos. El consejero de Salud, Pablo Fernández, afirmó ayer en la Junta que esta equiparación de todo el personal de las urgencias extrahospitalarias de Asturias "será una realidad a la mayor brevedad posible", pero añadió que "requiere de un trabajo riguroso".

A preguntas de los diputados de Podemos (Daniel Ripa) y Foro (Adrián Pumares), sobre "la discriminación que sufren los trabajadores del SAC", Fernández precisó que la reordenación de las urgencias extrahospitalarias es "el paso previo imprescindible" para que pueda producirse la equiparación salarial del personal del SAC con el del SAMU y el del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP).

Reivindicaciones de Jove y la limpieza del HUCA. A la Junta llegaron ayer dos conflictos laborales: el de las limpiadoras del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que denuncian que la empresa Lacera ha amortizado 19 puestos, lo que deteriora la calidad del trabajo y sobrecarga a la plantilla; y el del Hospital de Jove (Gijón), cuyo personal se considera en situación de agravio salarial con relación a sus colegas del Servicio de Salud (Sespa). El consejero de Salud argumentó que carece de competencias sobre ambas empresas.

Compartir el artículo

stats