Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Las autovías del Noroeste sí optarán a los fondos europeos", promete el Ministerio

Transportes, contra lo que sostienen expertos del sector, asegura que las ayudas para carreteras "ya no distinguen entre red básica y red global"

Un turismo en el peaje de la autopista del Huerna (AP-66).

Las autovías del Noroeste sí optarán a los fondos europeos reservados para modernizar las carreteras. Así lo aseguró ayer el Ministerio de Transportes que, contra lo que sostienen expertos del sector, aseguró que los fondos europeos del Mecanismo Conectar Europa (MEC) y los fondos de cohesión a las carreteras, destinados principalmente a sistemas inteligentes de transporte, "no distinguen ya entre red básica y red global". Por tanto, la A-6, la A-52 y la A-66 (incluidas la "Y" asturiana y la autopista del Huerna) "no van a tener menos oportunidades de financiación por ser red global y podrán optar a los fondos europeos igualmente".

La reacción de los conocedores del sector del transporte y de los planes de la Unión Europea cuestionan las aseveraciones del Ministerio, y resaltan que las infraestructuras de la red básica tienen "preferencia" sobre las de la red global, por lo que se llevarán "muchas más ayudas". La afirmación ministerial es, por tanto, "una verdad a medias", según los especialistas consultados.

La polémica surgió hace unos días, al revelar LA NUEVA ESPAÑA que el Ministerio no ha solicitado a la Unión Europea (UE) la inclusión en la red básica de las autovías que unen el Noroeste con Madrid, por lo que seguirán en la red global, lo que viene a ser la "segunda división" de las redes transeueropeas de transporte (RTE-T). Esta decisión, que ha provocado severas críticas de partidos políticos, expertos y transportistas, contrasta con la decisión el Ejecutivo de Pedro Sánchez de atender la exigencia del País Vasco para incluir la autovía del Cantábrico (A-8), que ya está catalogada como infraestructura básica, en el Corredor Atlántico. Una inclusión esta última que respaldan los expertos y profesionales consultados, pero que consideran de menor importancia para Asturias que las conexiones con la Meseta.

De otro lado, el Principado, Galicia y Castilla y León han decidido reforzar su acción conjunta para impulsar las infraestructuras del Corredor Atlántico. El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, mantuvo ayer una reunión telématica con sus colegas de Galicia, Ethel Vázquez, y Castilla y León, María González. Los tres manifestaron la "voluntad del Noroeste de intensificar el trabajo para el desarrollo de esta infraestructura".

Durante la reunión, se revisaron los documentos comunes que se han elaborado y que recogen las actuaciones necesarias para el desarrollo del Corredor Atlántico en los tres territorios. En el caso de Asturias, son "medidas precisas recogidas en la Alianza por las Infraestructuras", según indicó ayer el Principado. En este sentido, los tres gobiernos celebrarán próximamente un encuentro en el que se pondrán en común las respectivas estrategias de las infraestructuras logísticas.

"El objetivo es unificar la labor que se ha desarrollado de forma separada pero coordinada, en cuanto a objetivos y parámetros, para trasladarla al Gobierno de España y a la Unión Europea, con el fin de que se pueda avanzar y actualizar el Plan Director del Corredor Atlántico", dijo el Principado. Un plan prometido hace ya cuatro años, y que, lo mismo que el nombramiento del comisionado del Corredor Atlántico, sigue sin definirse. "El Corredor Atlántico debe traducirse para el Noroeste en una mayor intermodalidad, un aumento de la capacidad de la red y una mejora a corto plazo del transporte de mercancías por ferrocarril", indicó el Principado.

Un mensaje discrepante lanzó la gallega Ethel Vázquez, quien calificó como "un nuevo agravio" la decisión del Gobierno central de excluir a las autovías del Noroeste de la petición a la UE de financiación para la modernización y digitalización de carreteras. Subrayó que son "arterias fundamentales de conexión del noroeste peninsular con la Meseta" y destacó "el gran volumen de tráfico de mercancías" que soportan.

Vázquez señaló que el Gobierno central presenta un plan de financiación "en el que sí incluye la A-8, que beneficia directamente al País Vasco", tal y como desveló este periódico. Así, indicó que esta decisión es "negativa para Galicia, Asturias y todo el noroeste peninsular", y confirma que, en materia de infraestructuras, el Gobierno central "prioriza las necesidades de sus socios de investidura", que son "lesivas para el resto de España". Además, pidió al Ejecutivo de Pedro Sánchez "planificación e inversión" e "igualdad de trato para que no siga habiendo desigualdad entre los territorios ni desigualdad competitiva".

Compartir el artículo

stats