Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El presupuesto de 2023 prevé estabilizar y consolidar casi 7.000 empleos en la sanidad pública asturiana

Gijón contará con más de la mitad de los 96 millones destinados a inversiones sanitarias en la región: 38 serán para la primera fase de mejora y ampliación del hospital de Cabueñes

El consejero Pablo Fernández y la directora gerente del Sespa, Concepción Saavedra

El presupuesto autonómico para 2023 prevé estabilizar y consolidar casi siete mil empleos en la sanidad pública asturiana, según han destacado el Consejero de Salud, Pablo Fernández, y la directora gerente del SESPA, Concepción Saavedra en la presentación del proyecto de cuentas de su departamento para el próximo año, que por primera vez superará los 2.000 millones de euros, más del 35 por ciento del montante total del Principado. La inversión en salud por habitante y año superará por primera vez los dos mil euros en Asturias en 2023, en concreto 2.131,9 euros per cápita, "una cifra que se sitúa entre las más elevadas del país", según ha destacado el Gobierno autonómico.

Casi la mitad, el 47,9 por ciento, del coste total de la sanidad pública asturiana será para pagar los sueldos de una plantilla que en el próximo año afrontará una consolidación necesaria por el elevado porcentaje de temporalidad que venía arrastrando desde la gran recesión, hace ya más de una década. En concreto, antes de este 31 de diciembre la consejería de Salud convocará una Oferta Pública de Empleo para estabilizar 4.793 plazas, es decir convertir en fijos empleos que hasta ahora estaban cubiertos por personal temporal y además se crearán otras 2.165 plazas para consolidar puestos que en la actualidad eran eventuales pero estructurales, según ha detallado Concepción Saavedra.

"Son los presupuestos más altos de la historia y tienen un objetivo claro: la apuesta por una sanidad pública universal, equitativa y de calidad, que pone a las personas en el centro de todas las políticas”, ha destacado el consejero Pablo Fernández, quien ha señalado que la atención primaria se mantiene como una de las prioridades de su departamento. El Servicio de Salud (Sespa) incrementa la partida para esta red hasta alcanzar los 578,1 millones, el 28,03% de su presupuesto. El consejero señaló que los profesionales de Primaria recibirán una cuarta parte de los fondos dedicados a recursos humanos. Se destinarán 4,8 millones a la compra de equipos (por ejemplo, ecógrafos, retinógrafos y dermatoscopios) que mejoren la capacidad de resolución en centros de salud y consultorios periféricos, así como partidas específicas para la formación de especialistas en medicina familiar y comunitaria. También se contemplan inversiones por un valor de 9,5 millones en la red de Primaria que permitirán construir los centros de salud de Nuevo Roces (Gijón), Sotrondio (San Martín del Rey Aurelio) y La Pola (Lena), entre otros, así como incrementar la eficiencia energética de 17 equipamientos más.

La atención a la salud mental será otro de los objetivos de la consejería de Salud, que destinará a esa área en 2023 una dotación de 83,5 millones de euros, casi un cinco por ciento más que en este ejercicio. El nuevo plan de salud mental 2022-2030 tendrá entre sus prioridades la prevención del suicidio así como la atención a la población infanto-juvenil y a población con enfermedades mentales graves. Saavedra admitió la necesidad de avanzar hacia la psicoterapia.

El consejero Pablo Fernández puso como ejemplo de la apuesta decidida del Gobierno regional por la sanidad pública el incremento de la inversión en un 72,3% en relación al presupuesto vigente, hasta alcanzar los 96,5 millones, "con el objetivo de seguir prestando una asistencia de calidad en todas las áreas sanitarias". Pablo Fernández subrayó que más de la mitad de esa inversión, en torno a 50 millones de euros, tendrán como destino en 2023 el municipio de Gijón que, además de los 38 millones para la ampliación del Hospital de Cabueñes, tendrá consignaciones presupuestarias de 3,2 millones para el nuevo consultorio periférico de Nuevo Roces, del que se pretenden iniciar las obras en el primer trimestre del año, unos 160.000 euros para el consultorio de Vega-la Camocha, donde prevé iniciar los trabajos en 2023, así como 4,2 millones para unidades de alta tecnología tanto para Cabueñes como para el centro de salud de Puerta de la Villa. Salud también contempla acometer actuaciones en los hospitales Carmen y Severo Ochoa (Cangas del Narcea), San Agustín (Avilés), Monte Naranco (Oviedo) y Grande Covián (Parres).

"Son las cuentas que necesita Asturias para seguir avanzando en las políticas sanitarias públicas", ha valorado el consejero Pablo Fernández. "Es el Presupuesto de la responsabilidad para garantizar el Estado del Bienestar, el gran patrimonio de los que no tienen otro patrimonio", ha defendido el titular de la consejería de Salud. Concepción Saavedra, la directora gerente del Sespa, ha advertido que estas cuentas siguen marcadas por la pandemia, "el mayor desafío de la sanidad en el último siglo" y detalló que el SESPA presupuesta para el próximo año un gasto de 15,5 millones en vacunas, 209 millones en fármacos hospitalarias y 398 millones en recetas farmacéuticas.

Compartir el artículo

stats