El Centro Tecnológico Agroalimentario Asincar lidera y colabora desde el pasado verano en seis nuevos proyectos europeos, la mayoría dentro del programa "Horizon Europe", que es la principal herramienta de financiación de la innovación de la Unión Europea. En conjunto estos proyectos reportarán para el centro un retorno de más de 1,5 millones de euros durante los próximos tres y cuatro años y la colaboración con más de 130 entidades.

El impacto directo es el refuerzo de la Oficina de Proyectos Europeos que Asincar estableció a principios de 2015, con una persona dedicada a este fin, para atraer financiación europea no solo para Asincar, sino también para sus asociados y las empresas de su ecosistema, dentro de su rol de clúster.

Asincar va tratando de invertir cada vez más recursos en esta área. Lo que está dando sus frutos desde el programa de financiación anterior, "Horizon 2020", donde Asincar duplicó su número de participaciones respecto al periodo de programación previo.

Pero sin duda la adjudicación de estos nuevos proyectos tiene unos beneficios más amplios, no solo para Asincar, sino también para las empresas de su entorno. El centro tecnológico dará un salto cualitativo a las líneas de trabajo involucradas, reforzará sus capacidades de transferencia tecnológica y mejorará el porfolio de servicios a disposición de las empresas asturianas. Asimismo, Asincar ha traccionado la participación de diferentes organismos regionales dentro de estos proyectos, con el consiguiente beneficio para el territorio.

Proyectos

Los consumidores nos fijamos cada día más en el etiquetado y las recetas de los productos que compramos. Asimismo, nuestro nivel de exigencia a nivel de formulación o sostenibilidad de los ingredientes o el envase crece cada día.

Dentro de la actuación "Zebra-Life", los miembros del equipo trabajarán en escalar la producción y explotar la aplicación de un novedoso antioxidante obtenido a partir de un subproducto de la industria papelera mediante un enfoque de economía circular. Asincar validará la aplicación de este antioxidante en diferentes productos alimenticios, sustituyendo los actuales antioxidante/aditivos químicos más nocivos y/o menos sostenibles, en línea con las formulaciones más "limpias" demandadas por los consumidores. También participa la empresa biotecnológica regional Bioquochem.

La trazabilidad y la autenticidad son dos de los parámetros más críticos a lo largo de toda la cadena alimentaria. Su control permite, por ejemplo, frenar de manera temprana los riesgos asociados a una alerta sanitaria o detectar un fraude que se esté produciendo en la fabricación y/o comercialización de un producto.

Los proyectos "Alliance" y "Watson" promueven el uso de nuevas tecnologías, como la Inteligencia Artificial, Blockchain o sensores avanzados, para mejorar la trazabilidad y la autenticidad de las cadenas de valor alimenticias, así como luchar contra las prácticas fraudulentas. Asincar explotará la amplia experiencia que ha adquirido en la última década en relación al uso del NIR (espectroscopía de infrarrojo cercano) e imagen hiperespectral para diferentes aplicaciones alimentarias (calidad y seguridad alimentaria, control, higiene). Además, Asincar colaborará en ambos proyectos con la Consejería de Medio Rural, así como con la IGP del producto en el que se focalizará el estudio regional: IGP Faba Asturiana ("Alliance") e IGP Miel de Asturias ("Watson").

El programa «Horizon» es la principal herramienta de financiación en innovación de la Unión Europea

El mantenimiento de la seguridad alimentaria, cuyos estándares son muy exigentes, es sin duda uno de los requisitos esenciales que ha de cumplir cualquier operador dentro de la cadena alimentaria. La aparición de una alerta alimentaria, además de suponer un riesgo para la población, puede ser un gran problema de reputación para una empresa, marca e incluso país. Por ello, las empresas alimentarias demandan constantemente herramientas de control rápidas y fiables capaces de detectar la presencia de contaminantes, alérgenos y/o microorganismos. El proyecto "Photongate", liderado por la Universidad Politécnica de Valencia, tiene como objetivo el desarrollo de un nuevo sensor de bajo coste, fácil uso y alta precisión y sensibilidad, que permitirá detectar virus, bacterias y contaminantes químicos de forma más rápida, barata y sencilla que los sistemas actualmente existentes. Asincar desarrollará los modelos matemáticos y algoritmos necesarios para la detección y cuantificación de los parámetros objetivo, además de proporcionar al consorcio su experiencia y conocimiento en el campo de los alimentos.

El proyecto "AsDIH", liderado por la agencia de innovación regional Idepa, tiene como meta principal poner en marcha el Digital Innovation Hub regional (DIH). Los DIH son estructuras centralizadas cuyo objetivo es prestar apoyo al sector empresarial para facilitar su transformación digital, lo que constituye una prioridad estratégica para cualquier institución, sea pública, privada, con ánimo de lucro o sin él. Los DIH son un elemento clave dentro de la política digital europea y operarán como ventanilla única. En este proyecto Asincar actuará como principal experto dentro del sector agroalimentario, pondrá a disposición del DIH una instalación singular como es su planta piloto agroalimentaria y colaborará con las restantes nueve entidades regionales.

Los retos que afronta el medio rural en la actualidad son múltiples, desde la despoblación al reto demográfico, por citar alguno. El proyecto "Ruralities" persigue promover la innovación como palanca para el desarrollo del medio rural. En este proyecto Asincar colaborará a nivel regional con el Reader, Fundación CTIC y Grupo DEX y el principal objetivo es establecer un centro de asesoramiento y formación en innovación rural que proporcione servicios de apoyo a las entidades ubicadas en estas zonas. Asincar pondrá en valor los diferentes servicios de apoyo a la innovación agroalimentaria que ofrece.