Las escuelinas pegarán el gran estirón el año que viene (y estas son las plazas de más que se crearán para bebés)

Educación destinará 31,5 millones a crear las primeras treinta aulas de titularidad autonómica para niños de menos de 3 años y llevar la gratuidad total a la red

M. G. SalasM. G. S.

La red asturiana de escuelinas (hasta tres años) pegará en 2024 su mayor estirón. La Consejería de Educación abrirá, entre septiembre y diciembre y en una quincena de concejos, las 30 primeras aulas de titularidad autonómica y asumirá otras tantas construidas por los ayuntamientos. Entre todo, el Principado estima sacar el próximo curso, según avanzó ayer la consejera Lydia Espina en la presentación de los presupuestos de su departamento, un total de 863 nuevas plazas para niños de menos de tres años. A día de hoy, la matrícula de 0 a 3 es de 3.907 alumnos repartidos por 77 centros de 48 concejos. Este impulso permitirá a muchas más familias matricular a sus hijos en escuelas públicas, a donde el próximo curso llegará la gratuidad total.

Por la izquierda, el director general de Infraestructuras y Tecnologías Educativas, Julio Vallaure; el director general de Inclusión Educativa y Ordenación,  David Artime; la consejera de Educación, Lydia Espina; el director general de Personal Docente, César González, y la directora general de Centros, Red 0-3  y Enseñanzas Profesionales, Eva Ledo, ayer, en la Casa Municipal de Cultura de Riosa. | M. G. S.

Por la izquierda, el director general de Infraestructuras y Tecnologías Educativas, Julio Vallaure; el director general de Inclusión Educativa y Ordenación, David Artime; la consejera de Educación, Lydia Espina; el director general de Personal Docente, César González, y la directora general de Centros, Red 0-3 y Enseñanzas Profesionales, Eva Ledo, ayer, en la Casa Municipal de Cultura de Riosa. | M. G. S. / M. G. SalasM. G. S.

Espina y su equipo presentaron las cuentas de Educación en Riosa por ser uno de los primeros concejos que contarán el año que viene con una escuela infantil de titularidad autonómica. Otra se ubicará en Muros de Nalón, como anunció recientemente el presidente Adrián Barbón. La localización del resto de unidades –hasta 30– se está ultimando. "La mayor parte se crearán en municipios sin ellas, pero también se abrirán aulas en concejos con mucha lista de espera, como Gijón, Oviedo y Avilés", adelantó la Consejera. Para Riosa, la escuela que está en camino y que se creará dentro de las instalaciones del colegio Alcalde Próspero Martínez Suárez (que abarcará desde los 0 a los 12 años) es "muy importante para contribuir al desarrollo rural", celebró el regidor, Roberto Álvarez. Hoy en día, este municipio no dispone de unidad de 0 a 3 años y la mayoría de padres tienen que llevar a sus bebés a guarderías en Oviedo.

Más de 30 millones para las escuelas infantiles.

Del presupuesto total, que sube un 3,62% respecto al ejercicio anterior, hasta alcanzar los 853,6 millones, la red de escuelas infantiles se lleva un buen puñado de dinero: 31,15 millones. Con ello, Educación busca impulsar este ciclo mediante la apertura de las primeras escuelas dependientes de la Administración regional –ahora todas son municipales– e implantar la gratuidad total –este curso estaba exento de pago el 75% del alumnado, es decir, queda un 25%–. Esta última medida le costará al Principado 24,57 millones de euros. Los 6,58 millones restantes se destinarán a financiar la extensión de la red. Por un lado, el Gobierno autonómico creará 30 propias y, por otro, asumirá las nuevas escuelas que están haciendo una quincena de ayuntamientos con ayudas regionales. Para ello, no obstante, será requisito imprescindible que los centros se inauguren a partir de septiembre.

La futura red autonómica empieza a construirse.

Todo esto supone el inicio de una red autonómica de escuelas infantiles, una larga reivindicación de los municipios, a los que los gastos de estas unidades les ahogaban. "Quiero dar tranquilidad a los alcaldes. Antes del final de esta legislatura, integraremos todas las escuelas en el Principado. Es la palabra del Presidente y la mía propia", afirmó Espina. De hecho, la idea de Educación es que en 2025 se inicie la segunda fase con la construcción de nuevos centros y la incorporación de otros municipales ya existentes. Así, hasta cubrir toda la oferta. "Es un proyecto ilusionante, que requerirá de mucha planificación, trabajo, recursos económicos y personal", admitió.

Unas cuentas para "seguir siendo referentes en calidad educativa".

La titular de Educación insistió que "mientras baja la natalidad, el presupuesto sigue creciendo" y se crean nuevas aulas. Lo cual demuestra, apuntó, "el compromiso del Principado con la calidad del sistema". "Estamos muy orgullosos de la subida del 3,62% en nuestras cuentas, y eso sin contar otras partidas que redundan en educación, pero que gestionan otras consejerías, como las de digitalización o planificación de la oferta de FP", manifestó. Con esta propuesta de presupuestos, defendió, "Asturias seguirá siendo un referente en calidad educativa". En este sentido, Lydia Espina puso como ejemplos los resultados de la región en el último informe PISA, en el que Asturias se sitúa en segunda posición nacional y entra en el top diez mundial, o anteriormente en el PIRLS, que sitúa a los alumnos de la comunidad por encima de la media nacional, europea y de la OCDE en comprensión lectora. "Según las evaluaciones externas más importantes, estamos a la cabeza de España y de Europa. Y no son opiniones, son hechos. Debemos estar orgullosos", remató.

Habrá más profesores.

Una de las novedades del presupuesto para 2024 es el incremento de personal en 263 plazas. De ellas, 141 se destinarán a la red autonómica de 0 a 3 años: 120 serán para incorporar técnicos de Educación Infantil, 17 para la dirección de las escuelas y otras cuatro para personal de refuerzo de la administración para gestionar esta nueva red. Del resto de plazas, 12 se destinarán a la reducción progresiva de la ratio de 25 a 23 estudiantes por aula desde 1º de Primaria. Pese al rechazo sindical, por ver la medida insuficiente, Lydia Espina dijo estar "segura" de que "a medio y largo plazo se verá el impacto de esta bajada". "No tiene ninguna otra comunidad autónoma un compromiso así. No vamos a quedarnos solo en Primaria; iremos avanzando de manera progresiva y llegaremos a las etapas superiores. Hoy en día ya tenemos, junto al País Vasco, las ratios más bajas en Secundaria y Bachillerato, pero nosotros queremos ir por delante", valoró. Las 12 nuevas plazas se irán incrementando, según precisó, en cursos posteriores, según necesidades.

Dentro del apartado de personal también está previsto crear 23 plazas de profesores para el nuevo instituto de La Florida, en Oviedo, que comenzará el próximo curso, y otras tres para poner en marcha el Centro de Innovación de FP en Gijón. Precisamente para la Formación Profesional y por requerimiento de la nueva ley nacional, se crearán 50 plazas de docentes, además de otras 14 para redimensionar la oferta.

Más prioridades.

En la Consejería de Educación hay más prioridades, de las que Lydia Espina dio ayer alguna pincelada, aunque las ampliará el martes en su comparecencia en la Junta. Una de ellas, comentó, es reducir la tasa de interinidad al 8% y por eso tienen una partida de 1,7 millones para las oposiciones de maestro. Otra es la red concertada, cuyo presupuesto crece un 4,82% hasta los 105,42 millones. Asimismo, Espina anunció que lanzarán una línea específica de formación del profesorado para la capacitación digital y una partida para implantar una aplicación que evalúe y acredite la competencia digital. Por último, las inversiones en infraestructuras "aumentarán de forma notable".

Asturias descarta prohibir, como Galicia, el móvil en recreos, comedores y extraescolares

Asturias descarta seguir los pasos de Galicia y prohibir de forma total el uso de móviles en centros educativos públicos y concertados. "Nosotros no estamos a favor de prohibiciones, preferimos educar a los alumnos en el uso de estos dispositivos", expresó la consejera de Educación, Lydia Espina, en referencia al acuerdo que tomó este jueves el gobierno de Alfonso Rueda. La Xunta vetará –no solo en el aula– los smartphones en tiempos de ocio, es decir, en recreos, actividades extraescolares y comedores. El objetivo, según el gobierno, es "mejorar la convivencia" en colegios e institutos. De esta forma, Galicia se convertirá tras las vacaciones de Navidad en la segunda comunidad del país, después de anunciarlo hace días Andalucía, que pondrá coto total a estos dispositivos en el entorno educativo. En Asturias no existe una directriz regional en este sentido, sino que los centros son libres de actuar como mejor consideren. La mayoría ha optado, no obstante, por prohibir su uso, aunque los equipos directivos aseguran que es una "lucha constante" y "desesperante" con los adolescentes. El Principado, según concretó ayer Espina, que insiste en la formación, sacará una línea sobre alfabetización mediática para preparar a los docentes frente a los móviles.