Los pescadores de río, tras la sentencia contra la normativa en Asturias: "Estamos satisfechos"

"Servirá para que todo se haga bien en adelante", indican los aficionados tras el fallo, que abre la puerta a reclamar sanciones impuestas este año

Un pescador en el río Narcea.

Un pescador en el río Narcea. / Miki López

A.P.

"Estamos muy satisfechos con la sentencia, aunque se ha quedado hasta corta. Sirve para que las cosas se hagan dentro del marco legal. Nosotros somos colaboradores, siempre lo hemos sido. Repoblamos y ayudamos en todo, pero no podemos permitir que se hagan las cosas tan mal como sucedió en 2022". Así se explica Antón Caldevila, presidente de la Sociedad de Pescadores "El Esmerillón", que decidió recurrir en su día la normativa pesquera del Principado que implicaba nuevas limitaciones a la captura del salmón y ahora el Tribunal Superior de Justicia de Asturias le ha dado la razón, tal y como avanzó ayer LA NUEVA ESPAÑA. Los jueces anulan la resolución de fecha 14 de noviembre de 2022 de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial, por la que se aprueban las normas para el ejercicio de la pesca de aguas continentales del Principado durante la campaña 2023 debido a que se publicó fuera de plazo. Esto abre la puerta a que los sancionados puedan obtener compensaciones.

«Estamos muy satisfechos con la sentencia, es más, creo que se ha quedado hasta corta»

Antón Caldevila

— Presidente de la sociedad «El Esmerillón»

Señala Caldevila que "no recurrimos las limitaciones en pesca sino que lo hicimos porque esa normativa se publicó fuera de plazo, el 14 de noviembre, cuando tiene que ser el 1 de dicho mes". "Es más, la de este año, para 2024, aún tiene más restricciones, pero entró dentro del plazo y no cabe recurso", añade. El presidente de "El Esmerillón" recuerda que el borrador pasó por el Consejo de Pesca, "pero luego lo que sacaron no se parecía nada al borrador". "La que se publicó en el BOPA el 14 de noviembre no había pasado por el Consejo de Pesca y salió fuera de plazo", señala. Tras este fallo, Caldevila asegura que "los pescadores que hayan sido sancionados en la campaña 2023 pueden recurrir esa sanción". "El letrado y los jueces dicen que esa normativa queda suspendida de pleno derecho. Es la tercera sentencia que ganamos en materia de pesca con el Principado", recuerda el pescador.

«No creo que esto afecte a la temporada de 2024, que, nos guste más o menos, ya tiene su normativa»

Enrique Berrocal

— Presidente de la sociedad «Las Mestas del Narcea»

José Luis Augusto, secretario de la sociedad allerana de pescadores "Maravayu", indica que "la temporada 2023 ya pasó". "¿Qué va a pasar ahora con todo lo que dijeron en esa normativa? No lo sé", apunta. "Lo que tiene que hacer la Consejería es ponerse las pilas. Habrá poca cosa que se pueda remover ya, pasada la temporada, no sé si alguien que tenga una sanción por esa normativa acabe finalmente recurriéndola ahora", afirma.

«No es normal que un Juzgado determine algo así debido a que la Administración no hace sus deberes»

José Luis Augusto

— Secretario de la sociedad «Maravayu»

Augusto felicita al "Esmerillón" por esta sentencia: "Me parece muy bien lo que han logrado". "Lo que no me parece ni lógico ni normal es que al final tenga que ser un juzgado el que determine que esa normativa está bien o mal porque la Administración no hace sus deberes en tiempo y forma", cuenta. Sobre este punto añade: "Venimos peleando en el Consejo General de Pesca en que se haga una normativa para cuatro años y que se hagan cambios puntuales en algún río que tenga algún problema o sobre las cuestiones que procedan". "Al final terminan sacando una normativa y luego correcciones a esa normativa que hasta ni los propios pescadores nos aclaramos con ella", matiza.

También se alegra el presidente de la sociedad de pescadores "Las Mestas del Narcea", Enrique Berrocal, para quien esta sentencia "supone para el ‘Esmerillón’ una satisfacción muy grande". "Cualquier normativa fuera de plazo evidentemente es susceptible de ser recurrida", indica. No obstante, no cree que "afecte a la temporada de 2024 porque habrá otra normativa, nos guste más o menos". "Está claro que los pescadores prefieren pescar a quedarse en casa", remata.