¿Sabías que el helado más famoso de McDonald’s sabe a vaca asturiana? Esta historia te sorprenderá

Una ganadería de Otur con 600 vacas produce parte de la leche que se usa para fabricar el popular McFlurry de la cadena estadounidense

José Ramón González, dando de comer a sus vacas en Otur. A la izquierda, el helado de McDonald’s que se hace con la leche de las reses asturianas.

José Ramón González, dando de comer a sus vacas en Otur. A la izquierda, el helado de McDonald’s que se hace con la leche de las reses asturianas.

Mariola Riera

Mariola Riera

En Otur (Valdés) al ordeñar una vaca, sale un helado. Es un poco exagerado, pero resulta una forma fácil de decirlo. Como asegurar que el popular McFlurry de McDonald’s en España bien podría ser un producto más de los "Alimentos del Paraíso", esa marca de calidad que distingue los productos que se hacen en el Principado con materia prima de la tierra. No es así, pero casi. Porque, aunque la conocida cadena de hamburguesas estadounidense no produzca su helado en la región, este popular pedido sí que está hecho con algo de la región. Su ingrediente principal, la leche, se obtiene de las vacas frisonas de la cooperativa Chaca Otur, en Valdés, que llevan tres socios y vecinos de la zona: José Ramón González, Adelo Pérez y Carlos García.

El primero, además, está entre los protagonistas de una de las últimas campañas de la compañía, "El pedido más esperado. ¿Estarías dispuesto a esperar por tu menú más de 6 meses?", que se centra en difundir entre sus clientes el tiempo que lleva obtener los ingredientes de sus productos y en contar todo el trabajo y esfuerzo de agricultores y ganaderos. El 70% de la cesta de la compra de McDonalds es producto local, de cercanía.

Y en esa cesta de la compra está la leche de las 600 vacas frisonas de Chaca Otur, que comercializa su leche a través de Reny Picot, la compañía láctea con sede en Anleo (Navia), que son los que venden a a la cadena internacional. El pasado mayo contactaron con Juan Ramón González para conocer la explotación, tomar datos de la misma y en junio empezaron el rodaje con él y una vaca, preñada, a la que hicieron seguimiento durante cinco meses para contar su evolución y el trabajo del ganadero. Imágenes que forman parte de un spot para dar a conocer el campo español y sus profesionales.

"Lo que se ve es cómo las vacas viven en libertad, les damos de comer, cómo cambia su alimentación durante el tiempo que está preñada...", apunta el valdesano. "En Asturias tenemos fama de buena leche y es por cómo se cuida al ganado de bien". José Ramón González nunca había hecho nada similar. "Coincidió que me lo ofrecieron y ni lo pensé. La verdad que lo han puesto fácil y no me quitaron mucho tiempo, solo al principio fueron más horas para rodar", señala. Por supuesto que este ganadero valdesano ha probado el famoso McFlurry y asegura con humor: "Sabe a Asturias. Me encanta".

La difusión del trabajo en el medio rural es algo que González, de 43 años, y el resto de compañeros de oficio agradecen, más en unos tiempos en los que el sector primario afronta problemas por el encarecimiento de los costes de producción.

Él y sus dos socios fundar Chaca Otur, que en 2024 cumplirá 20 años, al ver que unidos les iría mejor: "Ganamos en calidad de vida al repartir el trabajo. También se mejoran las condiciones al unir la mano de obra", explica González. Tienen en la actualidad tres empleados y entregan al día unos 12.000 o 13.000 litros de leche. "La verdad es que estamos muy contentos de cómo nos ha ido. Y ahora, desde hace dos años, la cosa ha mejorado. No es que sea para tirar voladores, pero la subida del precio al que se paga la leche nos ha permitido dejar atrás unos años muy, pero que muy duros", sostiene el ganadero.

Así que todo apoyo es poco. Paloma Cabral, directora de Comunicación y Relaciones Corporativas de McDonald’s, resalta el compromiso con sus proveedores en España: "Son una parte fundamental de nuestro sistema para lograr la calidad característica de nuestros menús. En este sentido, más del 70% de nuestra cesta de la compra es de origen local, lo que refuerza nuestro compromiso con el campo español y lo llevamos a cabo a través de nuestro proyecto Big Good".

Son 600 restaurantes repartidos por toda España los que sirven ese famoso McFlurry que, en una parte, se hace con leche de vacas criadas en Asturias. ¿Saben todos iguales, el que se come en Oviedo y Gijón frente al de, por ejemplo, Madrid? "Los proveedores son los mismos, lo que significa que productos icónicos como el McFlurry saben igual en Oviedo, Barcelona, Málaga o en Madrid. José Ramón es uno de los muchos proveedores con los que contamos para elaborar nuestro McFlurry", zanja Cabral. Lo que está claro, como dice el ganadero valdesano, es que el helado "sabe a Asturias" porque lleva, en parte, leche asturiana.