Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Cómo está la negociación por la cooficalidad del asturiano? Ahora no saldría adelante y el plazo se agota

La reforma del Estatuto, encallada en la fiscalidad, entrará sin acuerdo en la última semana del plazo máximo que se ha dado la izquierda: Foro deja claro que "no votaría a favor" si se plantease ahora

Los partidarios de la cooficialidad del asturiano se manifiestan en Oviedo

Si la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía entrase en la Junta ahora, “Foro no votaría a favor”. Por si quedaran dudas, la frase de ayer del portavoz parlamentario forista, Adrián Pumares, titular del voto decisivo para salvar la iniciativa, sirve para ubicar el atolladero en el que vive la negociación en plena cuenta atrás del plazo máximo que se ha dado la izquierda para tener una respuesta. Los partidos con aspiraciones de cambio para el Estatuto y de cooficialidad para el asturiano –PSOE, Podemos e IU, además de Foro– no se han citado para mantener más reuniones esta semana y volverán a verse a principios de la próxima. Ya solo faltarán siete días para el 31, la fecha recuadradada en rojo en el calendario del proceso: si en enero no hay avances, ha dicho la izquierda, no dará tiempo de que la iniciativa sea aprobada en la Junta y siga su camino hacia el Congreso.

Las posiciones siguen más o menos igual de encalladas después de que IU, y ahora también Podemos, haya reafirmado su negativa a pagar todo el precio que Foro ha puesto a su voto decisivo. IU persiste en que está dispuesta a aceptar “tres de cada cuatro” partes de la propuesta forista, pero no las rebajas fiscales. Así se lo hicieron saber a Pumares en sendas cartas que no mueven al diputado de Foro. “No creo que el género epistolar sea la mejor fórmula para alcanzar acuerdos”, afirmó ayer. “La reforma del Estatuto es importante para el Principado, pero no es la única que necesita Asturias. Es ahí donde hemos situado el debate, ahí donde está puesta la portería desde octubre y donde se está moviendo Foro con total honestidad” Lo dicho, que ahora Foro no respaldaría la iniciativa, porque los otros implicados, y sobre todo el PSOE, han dejado pasar el tiempo sin avanzar, también porque “el marco del debate es más amplio y ni siquiera nos hemos sentado a negociar sobre el resto de propuestas que están sobre la mesa”.

Mientras IU mantiene la “línea roja” trazada sobre la zona fiscal, al nuevo portavoz parlamentario de Podemos, Rafael Palacios, le “empiezan a molestar” las vueltas que se están dando alrededor de “temas que deberían estar superados”. Frente a la cierta ambigüedad que había mantenido en este punto su antecesor, Palacios tiene “claro que no se va a tocar el IRPF ni el Impuesto de Sucesiones en la reforma estatutaria. Quien quiera abordar esos asuntos, tendrá que plantearlos en otro espacio”, reseñó.

La portavoz socialista, Dolores Carcedo, se limitó a certificar que el próximo paso está en manos de Foro, que debe “trasladar su posición sobre los documentos que han sido planteados” y el centro derecha renuente a la oficialidad se enfada con el Gobierno. “Como espectador”, el PP lamenta el “sectarismo” del Principado y ve “indigna” la negociación restringida a los cuatro grupos que apoyarían la oficialidad. “Está segmentando la representación política de los asturianos”, señala el diputado Pablo González. En Ciudadanos, constata Sergio García, no parece “sensato y honesto” el mecanismo de elección de interlocutores ni están “para nada de acuerdo en que se haga un parlamento paralelo”.

Ayer, mientras tanto, IU añadió su propio matiz a la redacción del artículo 4 del Estatuto que el viernes propuso el PSOE. Siguiendo las tesis de la Academia de la Llingua, la coalición añade la necesidad de dejar bien precisado que la ley de uso que desarrolle una eventual cooficialidad debe “fijar la línea de delimitación geográfica entre asturiano y eonaviego” y no solo “fijar las zonas de su uso predominante”, como planteaban los socialistas.

Compartir el artículo

stats