04 de mayo de 2012
04.05.2012
Días de zozobra en la Cofradía «Virgen de las Mareas»
 

«Goyo ya no es pescador, ahora es agente inmobiliario», critica un grupo de armadores

Los socios de la entidad que impugnaron las últimas elecciones abogan por reflotarla para que lidere las reivindicaciones del sector

04.03.2012 | 01:00
Algunos de los socios críticos con Gregorio López, delante de la cofradía.

Francisco L. JIMÉNEZ

Los armadores y pescadores agrupados en el colectivo que desde hace cinco meses vienen batallando para hacerse con las riendas de la cofradía de pescadores «Virgen de las Mareas» -primero intentando ganar unas elecciones que tildaron de «pucherazo» y luego impugnando las mismas para forzar su repetición- desplegaron ayer una batería de argumentos para erosionar la figura del patrón mayor electo, Gregorio López, más conocido como «Goyo». Como si la carrera por la presidencia ya hubiese empezado, los afines al grupo que lideran armadores como Yavi Rentería y José Ignacio Santiago centran su discurso en dos puntos: Gregorio López ha renunciado a los quehaceres pesqueros propios de la Cofradía para convertirse en un agente inmobiliario (en alusión a la venta durante los últimos tres años de un centenar de viviendas del barrio del Nodo) y el sector pesquero avilesino necesita un liderazgo fuerte que defienda sus intereses y la Cofradía no está en estos momentos en condiciones de asumir ese papel.


En un comunicado al que ayer tuvo acceso este diario y que a buen seguro será la base de la campaña electoral de la facción crítica con Gregorio López, los armadores y pescadores partidarios de un cambio de timón en la Cofradía acusan al actual presidente de «haber batido todos los records posibles perdiendo más del 60% de la flota que tenía la base en el puerto avilesino (ahora quedan 23 barcos de los 54 que había cuando falleció el anterior presidente de la Cofradía, Clemente Jesús Muñiz Guardado)».


Esta deriva «tan dañina» es consecuencia, sigue el comunicado, «de que a Gregorio López y al secretario de la Cofradía, Alfonso de la Guerra, no les interesan los barcos, ni los problemas del sector pesquero, y la mejor prueba es que han ido echando paulatinamente a armadores que tenían aquí su base con actitudes poco ejemplarizantes como no dejar locales a la flota comunitaria para celebrar reuniones, no realizar los pliegos de descargo en tiempo y forma o cometer errores sistemáticos en el departamento de asesoría fiscal y laboral».


Según este grupo de profesionales de la pesca, «de continuar esta tendencia, en poco tiempo no habrá barcos de pesca en el puerto de Avilés, pues es una constante que los pocos que quedan se vean obligados a cambiar de aires para que les solucionen sus problemas pesqueros a la vista de que el único interés del actual cabildo es mantener la poltrona y sus buenos emolumentos».


Frente a este «desolador panorama» que describen los críticos de López, la alternativa ofrecida pasa por lo siguiente: «Lo que Avilés necesita y Goyo no entiende porque ya no es armador (su barco, el «San Telmo», fue dado de baja en el censo por desguace el año pasado) es una organización pesquera fuerte, que realice labores de apoyo, asesoramiento y debate, así como también gestión para el intercambio de cuotas pesqueras. Otra necesidad acuciante es que la Cofradía establezca un plan de viabilidad económica a largo plazo que la permita sobrevivir, y esto no es un capricho sino una condición indispensable para que la Nueva Rula de Avilés tenga futuro, pues sin barcos en el puerto no será posible mantener un complejo de comercialización pesquera como el de la lonja».


Al hilo de las manifestaciones realizadas el viernes por Gregorio López denunciando la existencia de un complot para «intervenir» la cofradía de pescadores de Avilés que contaría con la connivencia del Viceconsejero de Recursos Autóctonos del Principado, Luis Peláez, los socios díscolos de la Cofradía aseguran estar «atónitos» y acusan al patrón mayor de distraer la atención para no abordar el asunto verdaderamente importante: «Ya sea el propio Gregorio López o su cada vez más reducida corte de colaboradores y "estómagos agradecidos", de lo que no hablan es de las irregularidades cometidas durante el proceso electoral y que han obligado al Principado a tomar la decisión de anular los comicios y nombrar una gestora independiente para que se haga cargo de la Cofradía y garantice la celebración de unos nuevos comicios con todas las de la ley».


Ya por último, dando réplica a Gregorio López cuando este alude al estado de cuentas de la Cofradía (que debe en estos momentos 2 millones de euros tras haber llegado a soportar un quebranto de 5,4 millones), el colectivo pesquero que suscribe el comunicado indican al patrón mayor que el órgano donde debe rendir cuentas «de forma clara y auditadas» es en la junta general de socios, «no en la prensa». Asimismo, estos armadores hacen saber que si asumen en las próximas elecciones la dirección de la Cofradía «analizaremos las cuentas y si procede pedir responsabilidades de algún tipo lo haremos, muy especialmente a Gregorio López como presidente, en defensa de los intereses de todos los socios».


Todo lo anterior se completa con un segundo documento en el que se detallan hasta «siete buenas razones» para que la Administración pesquera asturiana no de el visto bueno a las últimas elecciones en «Virgen de las Mareas» y obligue a repetirlas con garantías de legalidad. Esas siete razones están detalladas en el cuadro adjunto a estas líneas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine