21 de febrero de 2017
21.02.2017

Un mapache degüella a varias gallinas en Valliniello e indigna a los vecinos

"No sabemos a quién acudir", dicen los afectados tras llamar sin resultados a emergencias, la Oficina del Medio Natural y el Seprona

21.02.2017 | 03:10
El animal, en una imagen capturada por José Manuel Peláez.

Tres cadáveres en un gallinero de Valliniello son el rastro que ha dejado a su paso por el barrio un animal desconocido que algunos vecinos han dado en identificar como mapache, gracias a una foto que consiguió hacer uno de ellos. Primero pensaron que era un gato, luego un tejón, pero la alimaña que captaron con el objetivo tiene toda la pinta de mapache, con el antifaz en los ojos y la cola rayada. No es la primera vez que un ejemplar de esta especie, oriunda de América, se deja ver por la comarca después de haber sido abandonados por dueños que los adoptan como mascotas. La última fue hace un mes en Los Campos. Algunos creen que se trata del mismo.

Hasta cuatro vecinos de La Granda, en Valliniello, han visto al animal. Los primeros, José Manuel Peláez y su hija Lola Peláez, el viernes por la noche. Fue cuando Peláez, con muchas precauciones, tomó la foto. El visitante, por cierto, aprovechó para llevarse una bolsa de pan viejo. Y pasaron el fin de semana pensando que era un gato o un tejón. Pero en la mañana del lunes, a primera hora, lo vio otro vecino mientras tendía la ropa, y cuando se supo lo de las gallinas miraron con más atención la foto y se dieron cuenta de que tenía más pinta de mapache que de tejón.

Al margen de los testigos, el que sufrió los efectos de la presencia del mapache fue Ramón García, que ayer por la mañana salió a dar de comer a las gallinas y se encontró a dos gallos kilos y a una gallina sin la cabeza y las tripas. Un agujero en la alambrada era el rastro dejado por el animal. "Nunca nos había pasado algo así", asegura Ramón García.

Y lo que los vecinos critican es que, preocupados como están ante lo inusual de tener a un mapache merodeando sus huertas, nadie se haga cargo de la situación. Lo explica Luci Suárez: " Primero llamamos a la Policía, que nos dijo que no eran competentes para eso. Después, al 112, que nos aseguró que teníamos que llamar al 112, la Oficina del Medio Natural. Y allí nos remitieron al Seprona. Y del Seprona pretendían que volviéramos a llamar al 112. Nos encontramos desamparados, no tenemos a quién acudir. Por lo menos que vengan a mirar si es peligroso o no", reclamó.

Lo que está claro es que en Valliniello no están acostumbrados a este tipo de animal y no saben como actuar. "Mi suegra lleva viviendo aquí desde hace más de 60 años y nunca lo había visto", afirmó José Manuel Peláez. Su temor se acrecienta cuando consultan por internet las características del animal y ven su voracidad. "¿Qué será lo siguiente?", preguntan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído