Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos de primaria comienzan a trabajar con el nuevo plan antisuicidios

El protocolo que dirige el psiquiatra Martínez Jambrina, que se implantará también en Mieres, ha logrado ya un aumento de la detección de casos

Entrada a las urgencias del San Agustín, uno de los servicios sanitarios de la comarca donde se implantará el protocolo para combatir los suicidios.

Entrada a las urgencias del San Agustín, uno de los servicios sanitarios de la comarca donde se implantará el protocolo para combatir los suicidios. MARA VILLAMUZA

El servicio de salud mental del área sanitaria de Avilés tiene previsto concluir esta semana el proceso de implantación de un protocolo de prevención de los suicidios y tener operativo a primeros de noviembre el mecanismo que hará posible que el personal sanitario de primaria y urgencias se involucre en la detección y derivación al área especializada de las personas susceptibles de atentar contra sus vidas.

Aun sin estar todas las herramientas informáticas a disposición de los profesionales implicados en este proyecto, los profesionales de salud mental ya han detectado en las últimas semanas un repunte del número de derivaciones que les llegan desde los centros de salud, una señal de que el mensaje ha calado. Este departamento, como consecuencia de la puesta en marcha de esta experiencia novedosa, ganará efectivos humanos para poder atender el previsible aumento de la carga asistencial. La cantidad de refuerzos y las funciones de los mismos aún no están definidas, pero el proceso de selección ya se ha iniciado a través de la bolsa de trabajo de Salud.

La de Avilés será la tercera área sanitaria de Asturias, tras la de Oviedo y la del Nalón, en contar con un protocolo sanitario de prevención del suicidio. Próximamente comenzará el trabajo de implantación en el área de Mieres y seguidamente se completará el mapa haciendo lo propio en las demarcaciones de Arriondas, Cangas del Narcea y Luarca. En todos los casos, al frente del equipo está el psiquiatra Juan José Martínez Jambrina, responsable del servicio comarcal de salud mental, y la médica de atención primaria Tatiana Fernández.

Como ya había ocurrido con anterioridad, cuando el protocolo de prevención de suicidios se llevó a las áreas sanitarias de Oviedo y el Nalón, la implicación de los profesionales de primaria y urgencias en la comarca avilesina, en palabras de los encargados de instruirlos en la materia, es "máxima".

Fuentes de salud mental equiparan el ambicioso proyecto que echa a andar en el área sanitaria de Avilés con el reto que supuso antaño hacer frente trabajando en red al problema de los trastornos alimenticios (anorexia, bulimia...). Ahora, es el suicidio el asunto que centra la preocupación de los psiquiatras, conscientes de que la tendencia el número de casos es creciente. En España, la cifra anual de suicidas roza las cuatro mil personas y ya duplica el número de víctimas fallecidas en accidente de tráfico. Asturias va a la cabeza de esa dramática estadística en tasa por diez mil habitantes junto con Galicia; y dentro del Principado, la comarca avilesina es un "punto negro".

Jambrina anunció el pasado abril en estas páginas el propósito de implantar a partir de mayo un protocolo de prevención de suicidios. Hoy, la obra está a punto de culminar. La primera fase consistió en instruir a los profesionales en la realización de entrevistas clínicas -"la herramienta fundamental en la detección de un suicida en potencia", según Martínez Jambrina- y en función del resultado de la misma, el personal ha sido aleccionado sobre qué hacer: remitir al paciente a urgencias o derivarlo al servicio especializado de salud mental.

En ambos escenarios, el protocolo establece como novedad un exhaustivo seguimiento del caso. El tratamiento psiquiátrico de los suicidas, conforme a las pautas actuales, consiste en actuar sobre la enfermedad de base que motiva la conducta autodestructiva (en muchos de los casos una depresión). Y a no muy largo plazo, Jambrina confía en que nuevos y más potentes medicamentos antidepresivos a punto de salir al mercado se conviertan en eficaces aliados de los psiquiatras.

El modelo de protocolo de prevención de los suicidios desarrollado por su equipo ha suscitado el interés de otras comunidades autónomas, que han solicitado al Principado información sobre el mismo pensando en importarlo por el hecho de que se trata de una herramienta eminentemente práctica que está condensado en las hojas de un simple cuadernillo de trabajo de año y medio del equipo avilesino de salud mental.

Compartir el artículo

stats