16 de abril de 2019
16.04.2019

Una de las acusadas del caso Niemeyer pide que se anulen varias vistas para poder viajar a Japón

La defensa de la exesposa de Natalio Grueso dice que planea viajar por cuestiones "estrictamente familiares"

16.04.2019 | 17:44
Judit Pereiro a la entrada de la Audiencia de Oviedo.

Judit Pereiro, exesposa del exdirector general del centro Niemeyer, Natalio Grueso, ha solicitado a la Audiencia Provincial que se dejen sin efecto las sesiones del juicio por las presuntas irregularidades contables a partir del próximo 25 de julio, para evitar la cancelación de un viaje a Japón, país natal de su actual esposo.

La exesposa de Grueso, que afronta una petición fiscal de dos años y medio de prisión por su presunta complicidad en un delito continuado de malversación, expone en el escrito que contrajo matrimonio el 2 de julio de 2016 y para certificarlo, aporta como prueba documental una copia del Libro de Familia y los billetes de avión a su nombre y al de su marido.

Su abogado, Luis Tuero Fernández, suscribe el escrito dirigido al tribunal de la Sección Tercera y relata que el viaje se realiza por motivos "estrictamente familiares", por lo que no tiene una finalidad turística, ni de "mero placer", y, por tanto, su cancelación le supondría a su representada y a su actual marido, que es ajeno a la causa penal, un trastorno "muy importante" y un perjuicio económico "evidente".

Tuero asegura que ni Pereiro, ni los otros cuatro investigados -entre ellos, Grueso-, ni sus abogados podían "imaginarse" que el desarrollo de las sesiones del juicio sufriría una dilación temporal "tan sumamente importante" ya que, aunque inicialmente la vista oral iba a concluir en mayo, finalmente se prolongará hasta el 30 de julio.

Ante las previsiones iniciales, Pereiro y su esposo habían reservado el pasado día 2 de marzo un vuelo con destino a Japón donde estaba previsto que permanecieran entre el 25 de julio y el 12 de agosto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído