Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empleados de la piscina de La Magdalena denuncian intoxicaciones en la instalación

"Cerca del 70% de los trabajadores ha sufrido problemas respiratorios o dermatológicos", sostienen los sindicatos l Un niño indispuesto, ayer

La piscina de La Magdalena.

La piscina de La Magdalena. MARA VILLAMUZA

"Aproximadamente el 70 por ciento de la plantilla que forman los monitores y los socorristas han padecido o padecen algún problema dermatológico o de vías respiratorias". Fuentes sindicales denuncian que los trabajadores de las piscinas municipales trabajan en un entorno 'tóxico'.Aseguran que más de la mitad de la plantilla ha

Según fuentes sindicales, fueron tres los niños que ayer salieron del agua con problemas en la piel: dos niñas que presentaban rojeces en las extremidades y un niño que presentaba el torso y un brazo irritados. Ante estas circunstancias, según el relato de las mismas fuentes, los monitores decidieron sacar a los críos de la piscina y llevarlos a los vestuarios. También aconsejaron a los profesores que alertasen a las familias para que llevasen a los menores al médico. "Estos niños vienen solo tres días a la semana a la piscina y ésta era su tercera sesión. Nos impactó mucho que sufriesen este tipo de reacción", aseguraban ayer trabajadores de La Magdalena, quienes relataron que los escolares afectados "también estaban un poco asustados". La dirección del centro al que se adscriben estos escolares, el "Juan Ochoa", explicó ayer que sólo habían tenido que avisar a la familia de un alumno para recomendar su visita a un centro médico. El niño presentaba una erupción en el cuerpo.

Tal como denuncian los trabajadores, este tipo de intervenciones no son nuevas. Afirman que llevan años padeciendo enfermedades, principalmente de carácter dermatológico y respiratorias, de las que desconocen el origen. La hipótesis más probable que barajan los empleados es que se trate de algún componente que echan al agua y que se expande también por el ambiente. "Cuando hablamos con la Fundación Deportiva Municipal nos dicen que todos los valores están en orden", apuntan. De hecho, el Ayuntamiento manifestó ayer que los valores registrados durante toda la jornada en la piscina de La Magdalena fueron "totalmente normales" y creen que la reacción del menor pudo deberse a alguna alergia o especial sensibilidad. Mientras tanto, los empleados de la instalación sostienen que la recurrencia de reacciones al agua en los trabajadores "no es normal". "Hay trabajadores que vienen de otros concejos y aquí sufren patologías dermatológicas que nunca antes habían tenido", claman los sindicatos, quienes exigen al Ayuntamiento un control más exhaustivo de esta problemática.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats