Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital San Agustín quiere trasladar el archivo clínico a una nave para ganar espacio y ampliar servicios

“Se trata de optimizar huecos: cada vez tenemos más máquinas y más tecnología que necesitan sitio”, explica el gerente, Ricardo de Dios

Un técnico comprueba datos en un ordenador del departamento de Microbiología del HUSA.

Un técnico comprueba datos en un ordenador del departamento de Microbiología del HUSA. Mara Villamuza

El nuevo coronavirus ha puesto patas arriba el sistema sanitario, y muchos proyectos que estaban a punto de tomar impulso en el Hospital Universitario San Agustín se han quedado en la pista de despegue. Eso no quita que el gerente, Ricardo de Dios, mantenga la idea de externalizar el viejo archivo de historias clínicas –ahora, la mayoría están digitalizadas– con el objetivo de ganar espacio para ampliar servicios como, por ejemplo, el de Farmacia hospitalaria. “Se trata de optimizar espacios”, explica De Dios, que confía en sacar adelante este trabajo cuando el covid dé tregua.

“La idea es llevar las historias clínicas guardadas en carpetas marrones a una nave desde la que nos puedan facilitar, en un momento dado y con un margen razonable de tiempo, la que se requiera para una consulta en concreto”, explica De Dios, que agrega: “De esa forma, el espacio que ahora ocupan estanterías llenas de papeles quedaría diáfano y ahí intentaríamos ganar espacio para otros servicios que lo necesitan como es el de Farmacia hospitalaria, necesitado de ‘salas blancas’ –así se llaman– para la preparación de quimioterápicos”. Si aumenta Farmacia, también lo harán otros servicios adyacentes, como el de Microbiología, que ya este año ha crecido de forma muy marcada, tanto en profesionales como en aparataje por la pandemia y la realización de pruebas PCR.

Ricardo de Dios Ricardo Solís

“Este hospital tiene unos 45 años y cada vez tenemos más máquinas, más tecnología que necesita espacio. Liberar la zona de archivos nos dará ese margen de crecimiento que necesitamos, más en este hospital en el que el crecimiento a nivel de infraestructura es complicado por los límites del propio centro, por su ubicación”, matiza el gerente, que no descarta en el futuro realizar otro tipo de actuaciones para conseguir nuevos huecos libres y que el hospital continúe desarrollándose.

“Este hospital tiene unos 45 años y cada vez tenemos más máquinas, más tecnología que necesita espacio"

Ricardo de Dios - Gerente del Hospital Universitario San Agustín

decoration

El Hospital San Agustín comenzó en marzo de 2009 la digitalización de los 290.000 historiales de sus pacientes. El área sanitaria avilesina fue pionera en la región en estas tareas: a primeros de aquel 2009 la Fundación Hospital de Avilés estrenaba un nuevo soporte informático bautizado con el nombre de “Selene”, que desde entonces permite a los profesionales archivar e intercambiar información de los pacientes con los centros de atención primaria y el Hospital Universitario San Agustín, agilizar los trámites burocráticos y reducir las listas de espera. Todo con un «clic» de ordenador. Y es que, ahora, los historiales de los pacientes viajan por la red, vía telemática, y los médicos pasan consulta con portátil. Fue el adiós definitivo al papel.

Los viejos historiales, no obstante, siguen ocupando mucho espacio. De ahí el interés de externalizar el archivo para “hacer más grande” el San Agustín cuando se diga adiós a la pandemia por el nuevo coronavirus.

Compartir el artículo

stats