Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UGT declara el “estado de emergencia industrial” en su congreso comarcal

Abilio Álvaro Azofra asume la secretaría general de Avilés sin oposición alguna y con críticas a la descarbonización exprés

Abilio Álvaro Azofra, flanqueado por Jenaro Martínez Paramio, secretario general de FICA-UGT Asturias, y Abel Suárez, hasta ayer al frente de la gestora de la UGT comarcal.

Abilio Álvaro Azofra, flanqueado por Jenaro Martínez Paramio, secretario general de FICA-UGT Asturias, y Abel Suárez, hasta ayer al frente de la gestora de la UGT comarcal. R. Solís

Javier Fernández Lanero, secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT) de Asturias decretó ayer en Avilés el “estado de emergencia industrial” en la región. Parafraseando el estado de emergencia sanitaria que acompaña la lucha contra la epidemia de covid desde marzo del año pasado, el líder sindical hizo su particular lista de agravios industriales que sufre Asturias en la clausura del XXII Congreso comarcal de la UGT de Avilés y arengó a los delegados presentes a prepararse para inminentes movilizaciones. Por lo pronto, para echarse a la calle el próximo jueves día 13, la fecha en la que está convocada una concentración en defensa de la industria asturiana en la plaza del Centro Niemeyer. “O el Gobierno empieza a tomarse en serio esta región o no será la única movilización; el segundo semestre puede ser ‘calentito’, y si Madrid no nos escucha, iremos a Madrid en persona para que nos oigan”, anunció Fernández Lanero.

El secretario general de la UGT asturiana se quejó de que, fruto de la pretendida descarbonización de la economía, “solo oímos hablar de cierres: minas, térmicas, fábricas... ¿Dónde están las alternativas”. En un comarca de ADN marcadamente industrial como la avilesina, Fernández Lanero reivindicó una transición ecológica “justa”, lo que a su juicio pasa “por apoyar a las empresas en su transformación energética, no dejar a nadie atrás por querer acelerar el proceso, contar con las alas territoriales de Asturias para que no queden descolgadas y no olvidarse de las comarcas mineras”.

La industria de alto consumo eléctrico –ArcelorMittal, Asturiana de Zinc y Alu Ibérica, las tres con presencia en la comarca– merecieron un aparte en el discurso del secretario general, que se preguntó “dónde está el esperado y tan necesario Estatuto de los Consumidores Electrointensivos”, toda vez que el aprobado con retraso por el Gobierno sobre el plazo anunciado “no contiene ni una sola de las promesas realizadas y ni siquiera ha tenido en consideración las sugerencias y alegaciones presentadas por los agentes sociales y el Gobierno del Principado”.

Así las cosas, Javier Fernández Lanero instó al Ejecutivo de Adrián Barbón a “usar de una vez por todas la herramienta que le pusimos en la mano para presionar ante Madrid: la Alianza por la Industria”. El dirigente ugetista finalizó su arenga negándose a admitir “que Asturias sea condenada a la irrelevancia industrial y energética tras haber sido durante décadas una de las regiones españolas que más contribuyó al desarrollo económico español”.

El XXII Congreso comarcal de la UGT de Avilés tuvo de comienzo a fin un marcado carácter industrial, en el fondo y en las formas: una mayoría notable de delegados de la federación que aglutina las actividades industriales (FICA), una presidencia a cardo del secretario de dicha federación, Daniel Cuartas, y un candidato único a la secretaría cuya trayectoria sindical se ha desarrollado en la siderurgia, Abilio Álvaro Azofra, proclamado tras obtener 41 de los 41 votos emitidos.

En su discurso de toma de posesión, el flamante secretario general de la UGT de la comarca de Avilés tuvo palabras de agradecimiento para la gestora que durante dos años llevó el timón del sindicato y a cuyo frente estuvo Abel Suárez. Un agradecimiento extensivo a todos los delegados y afiliados que “dieron el callo” en lo peor de la pandemia y a personas que como Jenaro Fernández Paramio, el avilesino al frente de la federación regional de UGT del Metal y la Construcción, “tanto me apoyaron cuando hace un año tuve un problema gordo de salud”. La emotividad de ese momento solo fue comparable a la que se sintió cuando Abilio Álvaro trajo a colación el recuerdo del tristemente malogrado José María Olmedo, su mentor en muchos ámbitos del sindicalismo y una persona especialmente querida en el seno de la UGT.

El nuevo secretario ugetista de la comarca anticipó que su mandato no va a ser un monográfico de la industria, por más que ese sector sea el que ahora mismo le quita el sueño: “No toleraremos una descarbonización exprés porque eso es tanto como condenar a esta comarca a perder su identidad”, sentenció.

Abilio Álvaro ha formado una comisión ejecutiva comarcal con cuatro personas más: Mercedes García Martínez (empleada del Ayuntamiento de Avilés) en la secretaría de Organización, Política Social e Igualdad; Noelia Agüera Corrales (trabajadora de Alimerka) en la secretaría de Administración, Comunicación y Juventud; Roberto Sánchez Garrido (trabajador de Hiasa) en la secretaría de Política Sindical, Industria y Empleo; y Javier Pérez Pérez (trabajador de ArcelorMittal) en la secretaría de Salud Laboral y Medio Ambiente.

El congreso de la UGT se desarrolló en la Casa de Cultura de Avilés con aforo limitado y conforme a las medidas sanitarias en vigor para evitar contagios por covid-19. En su transcurso se aprobaron varias resoluciones –una referida al apoyo de la UGT a la intervención estatal en Alu Ibérica– y la relación de delegados que acudirá al próximo congreso regional.

Compartir el artículo

stats