DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El auge de la civilización industrial

Avilés, primera área urbana del país en empleo en el sector secundario, sienta las bases de su futuro en la tecnología

Saint Gobain, en la comarca avilesina.

Saint Gobain, en la comarca avilesina. Ricardo Solís

Avilés es la ciudad con más vocación industrial de Asturias. Lo defendía hace unos días su alcaldesa, Mariví Monteserín, y esta misma semana un estudio socioeconómico del INE lo atestiguaba con cifras. Pese a las dificultades que atraviesa el sector es el área urbana con mayor peso industrial de todo el país. Casi tres de cada diez empleos se van para la industria. No hay ninguna otra ciudad española que logre hacerle sombra a Avilés en este capítulo, pues la más próxima, a cuatro puntos, es la alicantina Alcoy (23,7%). Le siguen Burgos, Manresa, Ponferrada y Vigo y hay que llegar hasta la séptima posición para volver a sumar presencia asturiana, que corresponde a Gijón, con un 19% de su empleo en ese sector. En Oviedo el peso de la industria es del 4%.

Habida cuenta de esa realidad, conviene remarcar que para una ciudad como Avilés contar con un tejido industrial sólido y diversificado se ha demostrado como un activo de primera magnitud en unas circunstancias como las actuales, donde la capacidad de adaptación y la flexibilidad de muchas empresas –desde pymes hasta grandes multinacionales con centros de producción en el territorio de larga trayectoria– ha sido clave en varias etapas de esta villa, incluso en los peores momentos de la pandemia, para aportar soluciones a problemas complejos.

Un proyecto de investigación de la Universidad de Oviedo sobre las estrategias de regeneración y transformación en territorios del litoral asturiano destaca la voluntad de renovación de la ciudad de Avilés sin renunciar a la memoria de su pasado más reciente. Y destaca cómo se ha tratado de reactivar la economía, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y renovar la imagen de la propia ciudad, siguiendo el modelo de otras ciudades portuarias e industriales del ámbito atlántico, también sometidas a procesos de reconversión en las últimas décadas.

La nueva imagen a Avilés, la de la ciudad moderna que se venderá ahora al mundo con los suelos de Baterías, y con otras iniciativas para brindar una oferta de interés y actualidad internacionales, con capacidad para atraer el turismo, como se recoge en el trabajo que firma Soledad Álvarez, es un modelo ya experimentado con éxito en otros territorios. La dura reconversión de los años 80, que supuso el desmantelamiento de los altos hornos de Ensidesa y, como consecuencia, una gravísima crisis económica y social en las décadas siguientes, ha sido también el motor que indujo a las administraciones local, autonómica y estatal a idear y poner en marcha políticas de regeneración para las grandes superficies de terreno desindustrializado.

Desde la puesta en marcha del Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA), las políticas puestas en marcha en Avilés asumen que otros sectores como la cultura también pueden ser punto de partida para proyectar un nuevo modelo de ciudad, además de apostar por el turismo como factor dinamizador. En el momento presente, toda iniciativa orientada a superar los problemas padecidos desde mediados de los ochenta será bienvenida y celebrada.

Especificidades

No se puede hablar de industria en Asturias sin hablar de industria en Avilés. Conviene no perder de vista tampoco la especificidad de esta comarca, con seis multinacionales, tres electrointensivas, las empresas que más energía consumen de todo el país. Así lo pidieron un millar de personas el pasado 13 de mayo en Avilés: que el Gobierno central atendiera a la industria.

El informe para la reactivación económica del municipio hace referencia igualmente a la potencia de territorios altamente industrializados para afrontar períodos de crisis. “La superación de la actual situación debería ser más rápida en Avilés que en otras ciudades”, señala el documento. Pero, ¿qué tipo de política industrial conviene impulsar? Se planteaba hace unos meses avanzar en la redacción de las bases y la fijación de los primeros contactos para liderar una Red de Ciudades por la Reindustrialización de Europa, proyecto ya en marcha para impulsar las producciones locales con carácter estratégico. “Avilés debe ser una de las ciudades que lidere el nuevo movimiento en la industria en Europa”, coinciden los expertos que firman “De la hibernación a la reactivación”, el informe resume en 61 propuestas del gobierno local para mantener la capacidad de reacción del tejido productivo y la capacidad adquisitiva de las familias del municipio de manera que, una vez suspendidas las medidas de contención al virus, se inicie una rápida vuelta a la actividad económica.

El desarrollo del suelo industrial liberado por Baterías y la ampliación del Parque Científico Tecnológico Avilés Isla de la Innovación son dos de las prioridades para esta etapa en la que se señalan como sectores estratégicos las innovaciones vinculadas a la robótica, la sensorización, la logística inteligente, la impresión 3D, el Big Data, la realidad virtual, la nanotecnología y la economía verde. Las nuevas tecnologías se consideran aliadas para la lucha contra la pandemia, pero también para el periodo postcovid.

Seguir contando con el tejido industrial en la nueva normalidad que se atisba tras la “gran reclusión” va a ser igualmente clave para la reactivación local, en un entorno donde la industria y los servicios asociados a ella pueden marcar la diferencia.

Compartir el artículo

stats