Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vehículos de movilidad personal motivan tres actuaciones de la Policía en 48 horas

La Policía detiene a cuatro conductores por exceso de alcohol en sangre y sanciona a otros siete

Una mujer circula en patinete.

Una mujer circula en patinete.

La proliferación en Avilés de los llamados vehículos de movilidad personal (VMP), cuya regulación a efectos de circulación data de noviembre de 2020, queda constatada en los partes de intervenciones policiales, como el del pasado fin de semana sin ir más lejos. Estos vehículos de una o más ruedas, de una única plaza y propulsados por motores eléctricos dieron numerosos quebraderos de cabeza a los agentes de la Policía Local.

A las 11.10 horas del viernes, los municipales intervinieron en un accidente de tráfico ocurrido en la senda ciclabe de la ría, donde un varón de 30 años, vecino de Avilés, se cayó al suelo cuando conducía un VMP. Como consecuencia de accidente el peatón sufrió lesiones en una pierna y la espalda, motivo por cual fue necesario su traslado al Hospital Universitario de San Agustín.

El sábado a las 00.51 horas, en la calle de La Magdalena, se detuvo por delito de resistencia grave y amenazas graves un varón de 34 años vecino de Avilés que tras ser sorprendido conduciendo un vehículo de movilidad personal en dirección prohibida, cuando se iba a proceder a su identificación emprendió la huida y una vez detenido comenzó a dar patadas y puñetazos a los agentes intervinientes, motivo por el que fue detenido y trasladado a Comisaría de Policía Nacional.

Ya el domingo, a las 12.09 horas, una patrulla intervino nuevamente en la calle La Magdalena, esta vez para imputar un delito contra la seguridad vial al no haber obtenido permiso de conducir a una mujer de 21 años, vecina de Avilés, que conducía un vehículo con apariencia de vehículo de movilidad personal pero con características específicas de ciclomotor.

En otro orden de cosas, durante el fin de semana la Policía Local de Avilés intensificó los puntos de verificación de alcohol y drogas, siendo denunciados en vía administrativa cuatro conductores por ir al volante con una tasa de alcohol superior a la reglamentaria y tres por hacerlo con presencia de droga en el organismo. Otros cuatro conductores fueron sorprendidos con tasas superiores a 0,6 miligramos por litro en aire respirado, lo que supuso su detención por delito contra la seguridad vial.

Compartir el artículo

stats