Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto medirá la calidad del agua de la ría y su entorno durante al menos un año

Una consultora de Gijón tomará muestras en varias zonas del estuario, en la bocana y en las playas de Salinas y Xagó para su posterior análisis

Un mercante en la bocana de la ría de Avilés. Mara Villamuza

La Autoridad Portuaria de Avilés medirá durante al menos un año la calidad de la agua de la ría y de las playas próximas: la de Salinas y Xagó. Alcanzar la mejora de la calidad de las aguas litorales en su entorno es uno de los objetivos recogidos en el plan de empresa de la entidad, que acaba de adjudicar un contrato para conocer y controlar el estado de las aguas y sedimentos, analizar la procedencia de las sustancias contaminantes que se detecten y definir posibles medidas correctoras. La consultora ambiental Eurofins Envira Asesores, con sede en el Parque Científico Tecnológico de Gijón, se ha llevado el contrato en 55.732 euros (impuestos incluidos) y un plazo de ejecución de doce meses, prorrogable por un año más. Fue la única compañía que participó en la licitación.

Los trabajos seguirán el Programa de Recomendaciones para Obras Marítimas (ROM) sobre calidad de las aguas litorales en áreas portuarias, la herramienta que puso en marcha Puertos del Estado para abordar desde un punto de vista integral el estudio y gestión de las aguas dentro de sus políticas de desarrollo sostenible.

La Autoridad Portuaria de Avilés plantea siete puntos de muestro, que el adjudicatario podrá reubicar si lo considera necesario: en las playas de Salinas (Castrillón) y Xagó (Gozón) y cuatro en la ría de Avilés (en la desembocadura del río Alvares, en la zona del muelle pesquero, en la desembocadura del río Raíces y en la zona de alivio de Maqua).

Los expertos analizarán en esos puntos los niveles en el agua de hidrocarburos, cadmio, plomo, mercurio, níquel, arsénico, entre otras muchas sustancias, en periodos trimestrales, semestrales y anuales. En caso de que alguno de los parámetros analizados supere los niveles reglamentariamente establecidos o se aprecie una tendencia a alcanzarlos, la empresa tendrá que hacer un análisis de las posibles causas que los hayan originado y propondrá medidas correctivas y preventivas encaminadas a mantener los niveles en un rango óptimo.

Las estaciones de muestreo serán las mismas para el estudio y análisis de los sedimentos marinos, si bien en este caso los controles serán semestrales y anuales.

También se hará seguimiento de parámetros biológicos, y para ello se analizarán macroalgas en dos estaciones de muestreo de Salinas y Xagó.

La adjudicataria tendrá que emitir cuatro estudios trimestrales que se recogerán en un informe anual completo en el que se analizará la evolución de los distintos parámetros objeto de estudio y sus posibles causas o fuentes.

La Autoridad Portuaria podrá prorrogar el contrato por un periodo adicional de otros doce meses. En ese caso, las condiciones económicas y técnicas serán las mismas que en el contrato recién adjudicado.

Compartir el artículo

stats