Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Vidal García | | Exportavoz municipal de Cs, acaba de causar baja en la formación naranja

“No descarto volver a Cs con otra dirección regional que no destroce el partido”

“Faltan líderes en el ámbito autonómico para que desde Madrid solucionen los problemas que permitirían dar otra vida a Avilés”

Javier Vidal, ayer. MARIA FUENTES

La decisión de Javier Vidal (Salinas, 1946) de causar baja en Ciudadanos y pasar a formar parte de la Corporación como edil no adscrito sacudió este sábado a la agrupación local, la dirección regional y también la nacional, de cuyo Consejo General también sale. Se queja Vidal de la falta de apoyo de la dirección regional, a quien acusa de mirar para otro lado ante los problemas de Avilés y deja claro que quiere seguir en política más allá de este mandato.

–Nada más conocer su baja, el coordinador autonómico, Nacho Cuesta, aseguró que Ciudadanos Avilés “necesita otro tipo de liderazgos”. ¿Coincide?

–No tengo ningún problema con Cs, ni ideológico, ni de otro tipo. Tengo un problema con la dirección regional. Nacho Cuesta es una persona absorbida por su responsabilidad en el Ayuntamiento de Oviedo. Esa es la realidad. Y eso supone que él al partido apenas le dedica tiempo. A Avilés nunca vino como coordinador.

–¿Cuál fue la gota que colmó el vaso esta semana?

–Hay un correo de la administrativa que está en Oviedo que le remite a Sergio García (secretario de organización) y que él me envía a mí en el que se entra a criticar al coordinador local (Daniel García Quirós), dice que no cumple determinadas cuestiones burocráticas. Eso sucede el miércoles y el jueves Sergio le envía un WhatsApp a Daniel que es ofensivo, en su tono habitual, diciéndole que como no cumpla va a trasladar el tema a la dirección nacional para que tome las medidas oportunas.

–¿Lo consideró un ataque hacia la confianza que usted depositó en el coordinador local?

–Si los temas fueran un ataque hacia mí casi lo llevo, porque tengo bastante aguante, pero que se metan con la gente de mi confianza para intentar hacerme daño, no lo paso. Llevo tiempo enviando peticiones importantes a la Junta, como la defensa de CIFP y el de La Grandiella. Lo hice cuando Cs estaba negociando los presupuestos regionales con el PSOE, presupuestos que apoyó, y ni me contestaron siquiera. Ese tipo de cosas, al final te acaban desgastando. Y lo último, que ataquen a personas de mi confianza para ofenderme a mí. Creo que pensaban que me iba a marchar de concejal y que iba a seguir en el partido, pero fue al revés.

–La dirección regional ya ha movido ficha: esta semana comenzarán los trámites para elegir nueva directiva en Avilés.

–Que se ocupen de Pravia, donde se les marcharon los cuatro concejales y están como no adscritos. Espero que no se metan más allá de donde la cordura y la razón aconsejan. No voy a perder la compostura ni siquiera en la mayor provocación.

–¿Cuál va a ser su papel ?

–Me presenté con un programa electoral y voy a tratar de cumplirlo porque me es muy fácil. La ideología liberal progresista la llevo en mi ADN, no necesito estudiarla.

–El coordinador autonómico espera que entregue el acta de concejal.

–No está previsto. Sinceramente, dediqué tres años de forma leal al partido y ya pagué la factura de Cs. Tampoco les voy a hacer ningún perjuicio, que no tengan temor de que vaya con ideas raras al Pleno. Vamos a no molestarnos.

–Nacho Cuesta confía en que el PSOE no se apoye en “tránsfugas” en Avilés para nuevos pactos. ¿Se siente aludido?

–Yo les digo que cuando negocio con el PSOE consigo cosas y cuando negocian los compañeros de la Junta, no consiguen nada. Esa es la diferencia. El problema en el Ayuntamiento de Avilés es lo que tardan en gestionar las cosas. Llegas a un acuerdo y luego pasa casi un año hasta que se pone en marcha. Por eso hacíamos comisiones de seguimiento, tocaría ahora.

–Si como grupo municipal a Cs le atribuían ser la ‘muleta’ del PSOE, ¿qué va a ser Javier Vidal, en adelante, como concejal no adscrito?

–Cuando me critican les digo que Cs llega a pactos con el PSOE a nivel regional y no consigue nada, solo una ayudina para la Ópera de Oviedo y para crear una Oficina de Promoción Empresarial en Madrid. El problema de la dirección regional de este partido es que no saben negociar y no es una dirección regional competente; la culpa la tiene quien la designa y la dirección nacional sigue la tónica de otros sitios: Asturias es muy poco importante en Madrid.

–¿Volvería a apoyar otro presupuesto ya desde fuera de Cs?

–La cuestión está en si cuando los apoyas consigues algo o lo que haces es entregarte como preparando no sé qué. Me han atribuido que me iba para todos los sitios.

–¿Le han ‘cortejado’ desde otras formaciones políticas?

–Dicen que si me voy para el PSOE, para el PP… (risas). La verdad es que noto el cariño de mucha gente y de todos los partidos.

–¿Ha habido alguna conversación en firme con alguno?

–No. Es una cuestión de elegancia que ahora mismo estoy en una etapa que dejo el partido y aunque sea una etapa de duelo, tengo que pasarla. Antes de que llegue el otoño veré lo que hago.

–¿Continuará en política?

–Tengo fuerza e ilusión, gracias a Dios. Sí, quiero seguir y ojalá acierte en la decisión que tome.

–¿En qué situación queda la agrupación local?

–En Avilés había 25 afiliados, 5 de ellos de Corvera y Gozón y los otros 20 de Avilés. Al marcharnos 3, quedan 17 si no se va nadie más. No sé qué van a hacer, pero sospecho que nombrarán una gestora. Eso sí, quiero seguir en política y como ya dije no descarto hasta volver a Cs si cambian las cosas.

–¿Qué debe cambiar?

–Que haya una dirección regional que no destroce el partido.

–Algunos compañeros del grupo municipal aún no se han pronunciado sobre su posición.

–Tanto Carmen Soberón como Jose Ferrera me dijeron que me entendían y respetaban. De Sharon (Calderón) no tuve noticias.

–¿Se ha sentido desautorizado o falto de apoyo de su grupo?

–Cuando llegaba el momento de los plenos enviaba el correo a los tres concejales, sin excluir a nadie, donde proponía lo que debíamos votar. Los únicos que me contestaban eran Carmen y Ferrera. Sharon no y hubo un momento que le dije que me gustaría que lo hiciera. Me respondió: ‘sé de matemáticas y si estáis tres…’. Pues ni siquiera eso me desgastó. Lo que más me dolía era la falta de apoyo en la Junta para defender Avilés. Es lo que le pasó a Roces (excoordinador local). Dimitió porque los temas de Avilés no estaban siendo atendidos por la dirección regional.

–Con un nuevo coordinador, los temas de Avilés tampoco fueron escuchados en Oviedo.

–De aquella aguanté el tirón pensando que podían cambiar las cosas, pero todo fue a peor. La dirección regional está acostumbrada a adhesiones inquebrantables. No acepta el debate.

–¿Qué ha visto cambiar en Avilés y que queda pendiente?

–El problema de Avilés es que los temas más importantes no dependen siquiera de la autonomía, sino del ámbito estatal. Cuando los partidos no ven en Asturias un sitio de influencia política, los temas se van posponiendo. Falta fuerza política, líderes a nivel autonómico para que se solucionen ya desde Madrid los problemas que darían otra vida a Avilés. Nos falta poder mirar a la ría permanentemente y la industria o el centro de FP, que es una cuestión autonómica.

–¿Sus ya excompañeros de grupo mantendrán también esa defensa o se irán?

–Jose estaba muy decepcionado con lo que ha pasado y Carmen también, pero Jose no estaba liberado. Carmen, con una liberación al 100%, y la de Sharon, al 50%, entiendo que cualquier decisión que tomen les puede perjudicar. Tendrán que resistir, claramente.

–¿Es posible que haya algún otro no adscrito?

–(Risas) Es la historia de Avilés. Se irá viendo en el pleno extraordinario del día 10 y en el del 20.

Costillas tutelará la elección de nuevo portavoz municipal

Ciudadanos iniciará esta semana los trámites para elegir una nueva Junta Directiva en Avilés. El secretario de Organización y diputado, Sergio García, se encargará de tutelar el proceso en la agrupación local, ahora bajo el amparo de la dirección regional. García tiene previsto remitir una carta a los afiliados. Una vez que se convoquen las elecciones, habrá un mes de plazo para presentar candidaturas. Solo en el caso de no haber candidato se constituiría una gestora provisional, por un máximo de seis meses. Paralelamente al congreso local, que previsiblemente será a mitad de junio, desde la secretaría de Acción Institucional, cuyo titular es el concejal de Cultura de Oviedo, José Luis Costillas, se darán pasos de forma “inmediata” para designar nuevo portavoz municipal.

Compartir el artículo

stats