Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una visita de Primera para los niños del Avilés

Las futbolistas de la Primera Iberdrola Laurina y Cienfu responden a las dudas de los participantes en el campus del club blanquiazul: "Es un gusto su ilusión"

Foto de familia de los niños del campus del Real Avilés con las deportistas profesionales Laurina y Cienfu.

“Me hizo gracia que me preguntasen si había ganado la Champions”, confiesa Laura Gutiérrez, Laurina, jugadora del Betis Femenino. Los niños del Campus del Real Avilés Industrial no escatimaron en interrogar a las ilustres visitantes que ayer pisaron el Suárez Puerta: Laurina y Cienfu, jugadoras profesionales en la Primera Iberdrola se pasaron por las instalaciones del club blanquiazul para compartir momentos con los participantes y responder en sala de prensa a las dudas de los pequeños. “Aunque siempre hay preguntas que no te esperas, me llamó la atención que me preguntasen en que podían mejorar”, relata Cienfu, futbolista del Villarreal.

“Es un gusto ver a los niños y su ilusión", cuenta la jugadora bética, que además de responder preguntas sobre su palmarés tuvo que explicar cuál es su posición o cómo ha sido su carrera, entre otras cuestiones. “Días así son muy gratificantes, los niños son encantadores y están ansiosos por saber cómo empezaste o cómo es la vida de una futbolista profesional”, señala la deportista del conjunto groguet.

Un momento de la charla de las deportistas con los niños. El campus se trasladó a cubierto por la lluvia. | R. A. I.

Un punto que ambas jugadoras destacan es la cantidad de niñas en el Campus. “Mola, la verdad. Cada vez hay más y es un gustazo. Cuando yo tenía su edad era muy distinto, en el Marino hasta los 15 años era la única chica. Se nota que estamos haciendo bien las cosas”, destaca Laurina, algo en lo que concuerda su compañera, que cree que “es un paso que hay que ir dando; poco a poco el fútbol femenino irá creciendo”.

La igualdad es algo que intentar potenciar desde el Real Avilés, por eso sus grupos de trabajo son mixtos y la participación de ambos sexos es prácticamente similar. Ayer, además de recibir la visita de Laurina y Cienfu, los pequeños recibieron su ropa exclusiva del evento, o clases de cómo realizar bicicletas, para confusión de los presentes. Porque no todo está centrado en la pelota: durante los próximos días los niños van a realizar actividades como elaborar su propia pizza o participar en una yincana en la piscina.

Compartir el artículo

stats