Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salinas explota su vena surfera

El festival "Surf, Music & Friends" abre sus puertas con una oferta que mezcla deporte, música, comida y actividades de educación ambiental

Los primeros visitantes pasan por delante del puesto de comida de Julián David Sabas. | Mara Villamuza.

El festival "Surf, Music & Friends" ha inaugurado su novena edición en el paseo de Salinas. Ana Abati, directora de comunicación del festival, cuenta las novedades: "Hemos tenido dos años de parón y llegamos con muchas ganas e ilusión para hacer que esto salga adelante de nuevo. Entre las novedades tenemos las pruebas de surf adaptado e invitacional. También ha cambiado la ubicación, pero todas las tiendas se mantienen, así como los conciertos. En esencia, es lo mismo que lo que hicimos en ediciones pasadas. Creemos que va a tener muy buena acogida".

El festival reúne a un público muy diverso, familiar e internacional. Entre los asistentes ayer a la apertura se encontraba una pareja de surferos recién llegados desde Suiza atraídos por las olas del mar Cantábrico: Sara Dietrich y Leander Hollinger, de 24 y 25 años respectivamente. "Nos encanta haber llegado justo para el inicio de este evento, es el primer festival al que acudimos en todo el verano y estamos muy emocionados por ello", afirmó la pareja suiza, que se animó a estrenar uno de los "food trucks" instalados en el evento. Dentro de los puestos de alimentación existe una gran variedad de alimentos para que el público pueda degustar platos salados, como los de los puestos de hamburguesas, pizzas o el japonés; picantes, como el mexicano; o dulces, como la crepería, entre muchos otros más.

Uno de los "stands", que más triunfa entre la gente es el de "Aula del Mar": "Es un espacio didáctico donde tratamos la conservación de los océanos y el respeto por el medio ambiente. Desde las 12.30 horas hasta las 20.00 horas estamos abiertos de manera ininterrumpida y contamos con multitud de actividades para niños y adultos", explicó Laura Miralles, directora del aula y organizadora del festival, orgullosa por ver como los niños y niñas repiten año tras año el puesto desde 2016, cuando comenzó la iniciativa medioambiental dentro del festival. Entre los repetidores, se encuentran los hijos de Ana Braña: Pelayo Vázquez (12) y Mateo Vázquez (8). Ambos concienciados por el cuidado de los ecosistemas marinos disfrutan del festival apuntándose a las actividades, a los concursos ofertados y acudiendo como público a los conciertos. "Nos encanta este festival, es muy divertido y tiene muchas actividades para los niños. Sin duda vamos a apuntarnos al concurso de dibujo" afirmaron los hermanos, quienes sí notaron ligeras diferencias respecto a los años anteriores: "Está todo genial montado la verdad, aunque echo de menos la ubicación antigua del escenario", afirmó el hermano mayor, que en ediciones pasadas disfrutaba de la música en directo con vistas al mar.

El programa del festival también tiene programación especial para los cinéfilos del surf, con proyecciones de películas como "Big Wave Project 2", la continuación del aclamado documental del australiano Tim Bonython sobre la búsqueda de olas gigantes.

Compartir el artículo

stats